Convocatoria de la Justicia a Defensoría del Pueblo y OCEBA para discutir tarifa de energía | Cristina Kirchner pidió a varios intendentes "trabajar por la unidad" del PJ, sin excluir a Randazzo | El Comité para la Liberación de Milagro Sala marchó para "agradecer" la visita de la CIDH al país | Maduro firmó el decreto que convoca a una Constituyente | Quieren triplicar el valor de las multas a quienes bloquean las rampas de discapacitados | El intercambio comercial cerró en abril con un déficit de U$S 139 millones | Denuncian al cantante de Calle 13 por promover la discriminación | Se completaron exitosamente las elecciones en la UNSADA |
 
12:49 | 20 MAY
Reducir TipografiaAmpliar TipografiaEnviar nota por EmailImprimir Nota

Dos noticias de cambio climático: la mala, inviernos más duros; la buena, contrarrestarán el calentamiento global

Capital Federal - Como resultado de estudios de científicos locales y extranjeros, el geólogo investigador del Centro Austral de Investigaciones Científicas, dependiente de Conicet, Jorge Rabassa, anunció que por cambios en las manchas solares se viene un enfriamiento del planeta e inviernos similares a los del 70. (Foto: Jorge Rabassa)

El pronóstico de investigadores del Centro Austral de Investigaciones Científicas, que estudian cambios climáticos, prevé inviernos crudos por reducción de las manchas solares que se vinculan con la emisión de energía al planeta.
Según el geólogo Rabassa, el clima será similar a los ’70 aunque, como aspecto positivo, puede servir para contrarrestar los efectos del calentamiento global.
En una entrevista con FM Universidad 93.5 ‘La Tecno’, Rabassa explicó que existen “posibilidades de modificaciones climáticas en el corto plazo” y que esto “tiene que ver con el pronóstico de la frecuencia de manchas solares, que son tormentas energéticas en la superficie del sol. Si hay muchas manchas solares, el sol emite más energía y la radiación que recibe la Tierra es mayor. Si por el contrario, como se pronostica ahora, viene un período de baja frecuencia de manchas solares, es posible que la cantidad de energía recibida sea menor y que las condiciones climáticas a nivel planetario sean un poco más duras y en general baje la temperatura”.
El geólogo destacó que este es un estudio recientemente publicado por investigadores del Conicet, de la Universidad de Buenos Aires, y colaboradores de otros países y que “lo interesante es que esto puede en cierta manera equilibrar el nivel de calentamiento global que está sufriendo el planeta en las últimas décadas como consecuencia de la incorporación de gases contaminantes a la atmósfera, por la actividad industrial y agropecuaria”.
“Existe una nueva línea de análisis de las condiciones climáticas y habrá que ver en qué medida este pronóstico se va cumpliendo y cuáles son las consecuencias esperables. Si el pronóstico es correcto, los próximos inviernos en Tierra del Fuego van a ser más duros de lo que han sido últimamente, más similares a las condiciones que existían en la región en la década del ’70 y el ’80”, sostuvo.

Sismos

Por otra parte, consultado sobre la posibilidad de predecir terremotos, dio cuenta de instrumental específico que permite hacerlo, pero apenas unos minutos antes, ya que “no hay forma de pronosticar en forma precisa la ocurrencia de un terremoto”.
Lo que se hace es, a través de la sismología, detectar si hay un aumento de la actividad sísmica y puede ser interpretada como preanunciante de un sismo importante.
“Pero nunca se puede garantizar que esa predicción se cumpla a rajatabla –aclaró-. Son aproximaciones. Hay muy pocos lugares en el mundo con redes sismológicas de alta precisión y alta densidad, como la que sería necesaria en Tierra del Fuego. Uno de ellos es California, un área donde ha habido sismos terribles a lo largo de los últimos siglos. En nuestra provincia eso, lamentablemente, no existe. Existe la forma de ir registrando cómo se comporta la corteza terrestre en la región a través del tiempo y luego de un período de observación podemos determinar si hay un aumento o una disminución de la actividad sísmica”, explicó.
Sobre el porcentaje de viviendas antisísmicas en la provincia austral, en particular los edificios de la administración pública, diferenció las nuevas construcciones de las antiguas.
“Me animaría a decir que la inmensa mayoría de los edificios públicos anteriores a la provincialización no fueron construidos siguiendo las reglas de la construcción antisísmica. En las construcciones más modernas estos requisitos han sido cubiertos y, tanto el gobierno como los municipios, hoy son mucho más cuidadosos al respecto. Entiendo que esto en general se está cumpliendo, tanto en edificios públicos como en construcciones privadas. Y habría que poner atención en los edificios más antiguos, que no lo tuvieron en cuenta o no había exigencias al respecto”, reiteró.
“Como geólogo, puedo decir que Tierra del Fuego es una zona considerada de actividad sísmica 3, solamente inferior en lo que hace a riesgo sísmico a las provincias de Mendoza y San Juan. Mi recomendación para todos los constructores, arquitectos, ingenieros civiles y propietarios, es que cuando vayan a construir tengan mucho cuidado y muy presentes las normativas, porque lo que se invierte en seguridad sísmica en las construcciones no es un gasto, es una verdadera inversión a futuro”, subrayó.

Tres tsunamis en el pasado fueguino

“Hace muy poco tiempo uno de los investigadores del CADIC, en colaboración con investigadores extranjeros de la República de Irlanda en particular, hicieron un estudio publicado en una revista internacional de primera línea. Pudieron determinar el hallazgo de tres grandes tsunamis en la costa atlántica de Tierra del Fuego en los últimos seis mil años. Esto podría haber estado vinculado a sismos generados a lo largo de la fractura del Fagnano, o bien a lo largo de la llamada dorsal atlántica. Un gran sismo en esas posiciones podrían haber generado estos tsunamis, que dejaron su evidencia en el paisaje costero atlántico de Tierra del Fuego”, dijo Rabassa.
El dato vale ser tenido en cuenta y, de hecho, se valora la historia geológica porque “nos da que son elementos para saber cómo se comportaron estos procesos en el pasado y poder tener una visión clara de lo que puede suceder en el futuro”, concluyó.

 



 

 

Enviar nota por Email
Tu Nombre:
Tu Email:
Email Amigo/a:
 

Subir | Atras | Home

 

 

 

 

 
 
 
Diseño y Desarrollo por DreamDesigners