miércoles 13 de diciembre de 2017 - Edición Nº629
Impulsobaires. "Donde se informan los que te informan" » Opinión » 11 ago 2017

La oportuna visita de Mike Pence a Argentina empodera a Macri. Los tres ejes de la agenda

Por Ricardo Ferrer Picado* de El Mundo de Impulso Baires // La quirúrgica agenda de Mike Pence y la comunicación urbi et orbi del triunfo en la profundización del cambio y reinserción internacional de Argentina con Cambiemos como fuerza más votada a nivel nacional, más alla del resultado bonaerense que ya se sabe de estrecha diferencia. La alarma de la Caja Bomba de Indra que debe ser esclarecida antes de la visita, de cuyo tenor, habrá unas sesenta hasta culminar con el G20, la cumbre más importante de la historia de Argentina en junio próximo. La economía sacará músculos de esta visita, confirmado el mandato al rumbo de la transición a la previsibilidad que conduce Cambiemos de cara a octubre, se hablará de cooperación e inversiones sustentables para el desarrollo.


El vice de Trump concretará una gira por América Latina entre el 13 y 18 de agosto que además de la Argentina incluye a Colombia, Chile y Panamá. Obviamente, aclararon miembros del Departamento de Estado como desde la propia embajada de los Estados Unidos en Buenos Aires a Impulso Baires, que fue una casualidad que la escala en Buenos Aires coincidiera con la jornada postelectoral.

Lo que según los analistas era para el Gobierno una fecha incómoda, es toda una oportunidad soñada para afirmar urbi et orbi, que en Argentina se aspira a ganar los comicios de octubre para "profundizar" los cambios que propone la administración de Mauricio Macri, y el rumbo de previsibilidad se fortalece, a medida que nuestro país gana volumen en todos los ministerios de exteriores que acrecientan sus demandas y personal diplomático en sus embajadas en Buenos Aires.

Durante el pasado mes de junio llegó a la Cancillería la confirmación formal de la fecha elegida por el funcionario de los Estados Unidos, el conservador Mike Pence -quien ofició de lazo con el partido republicano del presidente Trump que participó como independiente en aquella primaria-, se dispone en tres ejes: 1) afianzar los lazos bilaterales de comercio e inversión con la Argentina así como gravitar en la agenda e invitados especiales al G20 y de la OCDE; 2) abordar multidimensionalmente la cooperación en seguridad -narcotráfico, terrorismo y corrupción- e infraestructura, según un comunicado de la Casa Blanca; y, 3) analizar el escenario de la situación de Venezuela.

La agenda de Pence prevé encuentros con Mauricio Macri, la vicepresidente Gabriela Michetti y varios ministros como el de relaciones exteriores Jorge Faurie y el de Justicia y DDHH, German Garavano, quien aguarda señales de colaboración de la justicia norteamericana en el caso de la investigación por coimas de la gigante Odebrecht en su ramificación hemisférica.

Durante la tarde del lunes, Pence disertará en la Bolsa de Comercio ante 500 invitados, sobre en el desarrollo sustentable de los negocios en la región, persuadiendo con la idea de sentar diálogo y acuerdos bilaterales como ya los tiene por ejemplo con Colombia, Chile y Perú.

La comitiva de estará integrada por funcionarios y empresarios. Entre ellos ejecutivos del Banco Citi, Boeing, Monsanto, Lockheed Martin, Meddlife, Clorox, Medlife y representantes de instituciones como Myron Brilliant, vicepresidente de la Cámara de Comercio de los Estados Unidos.

"Esperamos que la visita de Pence dispare para nosotros el espacio privado entre empresas de los Estados Unidos y empresas de Argentina, que estamos intentando construir", dijo días atrás el CEO de la American Chamber (AmCham) en Argentina, Alejandro Díaz quien será anfitrión de una exclusiva tenida con un grupo de treinta empresarios.

Se despierta una fuerte expectativa entre empresarios argentinos y americanos aunque la agenda de viaje no está centrada en el eje comercial-económico sino más bien en su contenido político.

Será uno de los objetivos para completar un balance positivo, sumar fluidez a la relación entre privados a la marcha del  consejo argentino de negocios creado bajo la Cámara de Comercio estadounidense. "Queremos construir una agenda de intereses comunes y un espacio adicional de soporte para ambos gobiernos", señaló atento a que se avance con los memorándum de entendimiento firmados durante la visita de Barack Obama el año pasado en la que se fijaron algunas metas en ejecución.

Como corolario, Argentina quiere apuntalar el tema comercial referido a las exportaciones de los ya célebres limones y carnes a Estados Unidos así como las inversiones posibles que pueda existir de capital norteamericano en el país.

 
Escenario de Venezuela con mandato de evitar escalada militar regional

El caso Venezuela ocupará un espacio importante en la visita del vicepresidente de Trump. Recientemente, Pence dijo al hablar de Venezuela que "cuando la democracia se socava, esta Nación que era rica por el petróleo se ve víctima ahora de un gobierno autoritario que está haciendo sufrir al pueblo venezolano. Tenemos que terminar con estos abusos de poder y lo que está pasando en Venezuela tenemos que condenarlo".

Así, el vicepresidente norteamericano precisó que en el resto de la región hay que demostrar que "hay una vía mejor, que es la vía de la democracia, de la justicia". "Pero sobre todo tenemos que demostrar a Venezuela que la libertad es la única vía hacia la auténtica prosperidad y un mejor futuro para su pueblo", completó.

Argentina y otros países de la región llevaron la propuesta de armar un "grupo de amigos" de Venezuela con figuras de renombre global para avanzar en alguna solución posible ante el régimen avasallante de Nicolás Maduro. Pero la tesitura de países como Bolivia, Nicaragua, Dominica, San Vicente y San Cristobal impidieron desarrollar esa estrategia, dado el reciente fracaso de la OEA por imponer una estrategia de diálogo con Caracas.

Días atrás, un visitante de la secretaría de Defensa, advirtió que bajo ningún motivo los Estados Unidos intervendrán en Venezuela siempre que se enmarque en cuestiones política, salvo que el régimen bajo un pretexto nacionalista procure un chivo expiatorio y se embarque en una escalada militar contra Colombia o Guyana en la región de Guyana Esequiba, que es altamente improbable, pero no un impensado rebusque chavista.
Sin dudas, tal como esgrimió el encargado de negocios Cooney durante la visita al Club Americano con motivo del “Almuerzo de las Independencias” en julio pasado, la visita que hará a la Argentina el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, contemplará en la agenda el caso de la crisis de Venezuela como uno de los ejes centrales de la agenda bilateral.

Cooney se mostró confiado en el papel de "líder de la región" latinoamericana que ocupa la Argentina para darle una solución a la crisis en que está sumergido el régimen de Maduro.

En este sentido, Cooney fue tajante al abordar el tema: "Tanto la Argentina como Estados Unidos esperamos una solución al final a la crisis que están sufriendo muchos venezolanos en estos momentos".

Argentina ganará y recuperará influencia a medida que se la respete por sus logros, como el ejemplo de superar un proceso nacionalista y populista que estuvo a punto de concentrar el poder y modificar el Estado de Derecho como procura al extremo, la Venezuela chavista en manos del débil pero violento Maduro. Está claro que el escenario de venezuela carece de soluciones a corto plazo y tiene implicancias similares a las de Ucrania o Cuba, que demandan ciclos de mediano plazo para su reparación. Mientras tanto, la referencia, con Brasil en crisis, será Argentina.

INDRA, RAM y protocolos de seguridad

"Argentina es un miembro cada vez más importante en el G20 y va a ser anfitrión muy importante, no solo por los temas como Educación y nuevas dimensiones del trabajo como ejes que propondrá en la cumbre que se maneja con consensos, o los países invitados como país organizador (Chile y Uruguay), sino por los representantes de la sociedad civil de diferentes think tanks, que se conforman con personalidades del quehacer global, blanco de atentados no sólo de los globalófilos.

Además de las reuniones de alto nivel entre ministros y miembros de la sociedad civil que se desarrollarán, es dable prestar atención especial y dar pronto resultado a la investigación sobre la naturaleza de la explosión de la caja en INDRA que expuso su vulnerabilidad. Pues es de máxima importancia, dadas las amenazas que implican, estudiar y aplicar protocolos se seguridad en el ámbito privado además del estatal.

Posiblemente, el RAM que se nutre de anarquistas, como organizaciones locales sostengan vínculos con otras globalófilas que no tengan límite en las protestas y se propongan un paso más. Se deben evitar víctimas y ataques a la soberanía.

 

(*)Analista internacional. Becario Fulbright 2006 y egresado de la National Defense University (NDU)

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS