domingo 18 de noviembre de 2018 - Edición Nº969
Impulsobaires. "Donde se informan los que te informan" » Politica » 13 sep 2018

Desgarrador relato

Habló la madre de la docente torturada: “Doy gracias a Dios que me la devolvieron viva”, dijo

Olga, la mamá de la docente que fue secuestrada y torturada en Moreno, Corina De Bonis, manifestó un desgarrador relato sobre cómo están viviendo después del suceso. La mujer, de 80 años de edad, es hipertensa. Ahora tienen una consigna policial, pero no saben cómo será el día después.


Por:
Redacción

 

En una entrevista realizada por el programa “Novaresio910”, por Radio La Red, Olga contó: “Corina en sí está bien pero dolorida por los pinchazos que le hicieron y muy asustada, muy temblando todavía porque está shockeada. Fue mucho la impresión y eso fue un secuestro. Ella vio a la persona que bajaba del año y pensó que la iban a robar, pero nunca pensó que la iban a meter en el auto e iban a meterla adentro del auto y le iban a dar pinchazos”.
“Antes de subirla le pegaron. Eran tres personas: una manejando y dos cómplices”, dijo.
Luego manifestó: “eso sería a las 17.15. Fue a cuatro o cinco cuadras de mi casa. Ella venía caminando, porque a veces lo hace en bicicleta. Por esa calle nunca anda nadie, son todas casas quintas. Está cerca el Sindicato de Televisión. La dejaron a 20 metros del Sindicato”.
“Cuando la tiraron para afuera, el auto disparó para el lado del Sindicato, porque para este lado no. Ahí el Sindicato tiene muchas cámaras”, indicó.
Agregó: “según lo que dijo no era gente joven ni muy mayor. Primero pensó que la violaban. Le dijeron que la próxima vez no sería un aviso, y sería la puerta del cementerio”.
“Luego ella desde donde la dejaron caminó tres cuadras hasta mi casa. Ella no vio para donde dobló el auto, pero calculamos que fue para el lado del Sindicato de Televisión”, dijo luego.
Y más adelante sostuvo: “ella tenía la cara tampoco, así que al conductor del auto no lo vio. Era un auto rojo, tipo bordó, con pintura nueva, fresca y no era muy viejo. Otra cosa no puedo decir”.
“Le dijeron que la próxima vez no avisaban, y que iba a ser distinto”, indicó.


Olga, con sus ochenta años debe enfrentar el momento de dolor


“Yo soy hipertensa. Tengo 80 años. Tengo mucho dolor porque ella se desvive por el colegio ya que es maestra de alma. Yo me levanto a las 6 de la mañana porque tengo nietos que van a la escuela. Estoy muy agitada en este momento”, sostuvo.
“Le doy gracias a Dios de que por lo menos me la devolvieron viva. No sé que va a pasar porque ella va a seguir yendo al colegio. Ahora tengo una consigna acá en casa”, dijo.
“Corina está sobresaltada. La atendieron muy bien en el hospital. Le hicieron radiología y cardiología y hoy tiene más cosas. Pero en atención médica la atendieron muy pero muy bien. En eso estoy tranquila, pero uno no sabe porque pasan muchos autos. Estamos con el temor de que siempre algo puede pasar”, concluyó.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias