martes 25 de junio de 2019 - Edición Nº1188
Impulsobaires » Municipios » 3 ago 2016

La Plata: UCR es para Cambiemos lo que el Frepaso fue para la Alianza

La Plata (Por Fabricio Moschettoni, editor de Impulso Baires. Twitter @FMoschettoni ) – Un estallido político que se venía pronosticando ocurrió en el interior de la alianza gobernante de La Plata, Cambiemos. La UCR y la CC están en guerra con el núcleo duro del Pro y las consecuencias las termina pagando el intendente Julio Garro, quien parece no gozar más con el período de gracia de seis o siete meses propios del comienzo de una nueva gestión. Sectores de la política platenses están forjando un escenario de desprestigio de la actividad, y juegan con los verdaderos problemas de la gente. (Foto: Cambiemos La Plata. Primer cumbre realizada luego de ser gobierno en el plano local. ¿Se podrá rearmar?)



Palabras como “coimas”, “sobres” y “sobornos” están poblando cada vez más el escueto vocabulario que tienen varios políticos de la Ciudad. Lamentablemente el desparpajo con el que se actúa en la actualidad nos retrotrae a frases que anticiparon verdaderas tragedias, como por ejemplo “la Banelco del Senado” de las épocas en donde la Alianza UCR Frepaso, con Fernando De la Rúa como presidente, gobernaba el país.
Hace un tiempo la concejal radical Florencia Rollié le propinaba una frase más que polémica al titula del Concejo Deliberante, el macrista Fernando Ponce: “…te voy a llevar caramelos…” le decía, en medio de una discusión en donde se ponía en duda el recto actuar de funcionarios públicos y allegados a los mismos.
Ahora, en el debate por la habilitación o no de una sucursal del supermercado Día% en 122 y 80, un clima de dudas y de acusaciones cruzadas no solo desprestigian a quienes lo impulsan, sino que a toda la “clase política”. Esa atmósfera viciada fue creada por parte de la propia alianza Cambiemos a partir de dichos de sus actores.
Ayer, mientras la UCR “operaba” un documento crítico a la gestión del intendente Garro y en donde le decían que comenzaban su propio camino, ya alejados de Cambiemos en su expresión local, un grupo de cartoneros reclamaba en la sede Comunal porque ya ni cartones tienen para recolectar y apenas pueden llevar a sus hogares la flaca suma de cien pesos diarios (como mucho) para alimentar a sus familias. En ese mismo momento, asambleístas reclamaban en 8 y 48 por obras para prevenir futuras inundaciones, justo a cuarenta meses de la tragedia del 2 de abril del 2013.
Ayer mismo, mientras concejales de la UCR decían que hoy faltarían a la sesión del Concejo Deliberante por diversas razones, -verdaderas o no-, la UOCRA platense indicaba que 12 mil obreros se quedaron sin trabajo, comerciantes del sector cárnico sostenían que se cayeron un 40% sus ventas en la ciudad, y 5 mil familias platenses que viven de la horticultura están en riesgo de quedarse sin ingresos como producto de una inusitada apertura importadora con verduras de Brasil y Chile. Mientras eso pasaba cerraba un restaurante en la zona norte del distrito dejando gente en la calle, y kiosqueros aseguran que no recaudan ni para el alquiler.
Si alguien está haciendo todo lo posible para que se desprestigie la actividad política son algunos sectores que la integran.
La conducción de la UCR platense, que produjo un verdadero terremoto político en el día de ayer, tiene un mes y medio más en función, porque en septiembre hay renovación de autoridades, por lo tanto sus declaraciones no pueden tener otra lectura que de mera especulación, y cuando en su documento utilizan una frase en donde expresan que se separan de Garro “…porque no se tuvieron en cuenta ninguna de nuestras propuestas….”, bien podría suscribirse otra consideración más acertada:  “no acompañan por el solo hecho de no tener lugares de poder como secretarías, direcciones, contratos, entre otras cuestiones”.
La UCR platense aprovechó de manera deliberada un momento político clave para la administración garrista, no solo porque sale del período de gracia, sino porque el oficialismo necesita reformar la ordenanza fiscal. En ese marco, cuando también el intendente Garro anunciaba su proyecto, sus socios radicales y de la CC propinaban un golpe burdo y ordinario.
“Hacen eso para que los llamen”, disparó un miembro del radicalismo que no está conforme con la decisión partidaria.
Mientras se escribía esta nota, a las 11 del miércoles, un grupo de la conducción radical buscaba reunirse con Ponce y ver cómo sigue la película.
Y lejos de la especulación están los vecinos esperando por la iluminación que no se repara, por los baches que se multiplican, por los tarifazos que van a desarticular la economía.
Muchos vecinos que hoy sufren, hace pocos meses confiaron en Cambiemos y le dieron el triunfo. Hoy la UCR y la CC, en actitudes muy mezquinas, los defraudan.
¿La UCR es hoy para Cambiemos lo mismo que el Frepaso fue para la Alianza?. Parece que sí lo es.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS