lunes 06 de diciembre de 2021 - Edición Nº2083
Impulsobaires » Mundo » 30 nov -1

Brasil

Un senador del PT pide imitar el 17 de octubre peronista para liberar a Lula

El jefe de la bancada de senadores del Partido de los Trabajadores, Lindbergh Farias, llamó hoy a los simpatizantes y aliados del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva que acampan en Curitiba, a que repitan la movilización peronista del 17 de octubre de 1945 y liberen al ex mandatario "por la presión popular".


Por: Agencias

 "Hay que hacer como en Argentina con Perón, cuando fue preso y liberado por la presión popular, y luego electo en 1946", aseguró el senador ante las mil personas que ya se concentraron frente a la Superintendencia de la Policía Federal en Curitiba y que prometen acampar hasta que Lula sea excarcelado.
La cúpula del Partido de los Trabajadores (PT) también se trasladó de Brasilia y San Pablo hasta la pequeña Curitiba esperando, más que nada, mantener la movilización en el acampe y el reclamo popular por la liberación de Lula en estos días difíciles.
Su esperanza, en el corto plazo, está puesta en el juez del Supremo Tribunal Federal Marco Aurelio Mello, quien hoy confirmó que, el miércoles próximo, someterá a votación del pleno de la corte una acción de constitucionalidad que podría decidir si Lula sigue o no en la cárcel a la que ingresó el sábado en Curitiba, capital del estado sureño de Paraná.
Mello, quien votó el miércoles pasado a favor del habeas corpus de Lula para intentar salvarlo de la cárcel, confirmó hoy que pasado mañana pedirá que la corte que integra trate, fuera de agenda, una causa de la cual es instructor y que es clave para todos los presos del megaproceso de corrupción Lava Jato.
El magistrado introducirá una acción para pedir la inconstitucional de la jurisprudencia de esa misma corte de 2016, que aceptó que una persona condenada en segunda instancia y sin agotar todos los niveles de apelación del Poder Judicial puede ser detenida, como es el caso de Lula.
La Constitución, en cambio, sostiene que una persona debe ser encarcelada, si no es un peligro social, sólo cuando haya trasitado todos los niveles de la justicia, en el caso de Lula, hasta la suprema corte.
"Voy a poner en la mesa del Supremo Tribunal Federal esta acción de inconstitucionalidad porque es necesario pacificar la cuestión", explicó Marco Aurelio Mello al canal de noticias Globonews.
Dependerá de la presidenta de la corte, Carmen Lúcia Antunes, si acepta o no debatir el tema, sobre todo porque el miércoles se tratan habeas corpus de detenidos en la Operación Lava Jato, algo prioritario.
Mello nunca fue cercano al Partido de los Trabajadores (PT); por el contrario, fue designado por el expresidente Fernando Collor de Mello.
Sin embargo, es un histórico garantista que se alinea con los que combaten el punitivismo de la Operación Lava jato y del juez Sérgio Moro, el magistrado que condenó en primera instancia a Lula.
Aunque las expectativas de la defensa de Lula están puestas en lo que sucederá el miércoles, personas y organizaciones siguen presentando recursos a favor del ex presidente.
El Instituto de Garantías Penales, un organización que reúne a abogados penalistas, presentó hoy una medida cautelar a la corte para que el tribunal evite seguir deteniendo personas con condenas en segunda instancia.
Mientras se multiplican los frentes de batalla en los tribunales todos los días, los aliados de Lula también apuestan a la calle con un acampe frente a la Superintendencia de la Policía Federal en Curitiba.
Mientras llegaban más militantes y subía el tono de los discursos, la tensión se instaló definitivamente en el acampe cuando un fanático del candidato ultraderechista Jair Bolsonaro -segundo en las encuestas a 15 puntos porcentuales de Lula- se infiltró e insultó a la candidata presidencial comunista, Manuela Dávila, una de las dirigentes de izquierda que apoyó sin medias tintas el reclamo del ex mandatario.
Según relatos de líderes del PT, el hombre se acercó para sacarse una selfie con Dávila y cuando se estaban sacando la foto gritó "Chupala, Bolsonaro 2018". Inmediatamente después, se fue con dos policías federales.
La presidenta del PT, Gleisi Hoffmann, afirmó que el hombre es un oficial jerárquico de la Policía Civil (investigaciones) del estado de Paraná, gobernado por el oficialista Partido de la Social Democracia Brasileña.
"Yo quiero saber como entró el provocador, porque él puede entra aquí que está restringido, el problema no es la agresión contra mí, el problema es quien le permitió pasar", reclamó la diputada y candidata Dávila, visiblemente irritada.
Dávila, el senador Farias y el diputado Paulo Pimenta, ambos del PT, solicitaron una entrevista con las autoridades policiales para pedirles una explicación.
El ataque verbal contra la candidata comunista a la Presidencia sucedió apenas horas después de que la Fuerza Aérea admitiera que durante el vuelo que llevó al expresidente de San Pablo a Curitiba alguien no identificado dijo en la radio de la aeronave que debían "tirar por la ventana" al ex jefe de Estado.
Así, en este clima de tensión, transcurrió el tercer día de la condena a 12 años y un mes de prisión del ex presidente Lula, quien hoy tuvo su primer "baño de sol" de dos horas en la tradicionalmente gris y fresca Curitiba, con cielo abierto y una temperatura de 24 grados.
Mientras la gran expectativa está puesta en lo que suceda el miércoles, el ex presidente pidió hoy autorización del ministro de Seguridad, Raúl Jungmann, para tener reuniones políticas desde la cárcel.
Con la esperanza de poder convencer al ministro, mañana llegarán a Curitiba nueve gobernadores del nordeste, la región donde el PT saca diferencia, la más pobre del país y donde nació hace 72 años el ex presidente.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias