jueves 09 de diciembre de 2021 - Edición Nº2086
Impulsobaires » Economía » 19 sep 2018

Podría haber sido mayor

Otro gran impacto al bolsillo: Tarifa eléctrica bonaerense sube 24 por ciento

La tarifa eléctrica subirá en territorio provincial un 24 por ciento. Es para las distribuidoras que están reguladas por el estado bonaerense. Así lo autorizó el gobierno.


Por: Redacción


El nuevo cuadro tarifario se explica por la suba del 36,1% del costo mayorista dispuesto por Nación, y del 16% en el valor de distribución, fijado por la Provincia en función del incremento de los costos operativos, actualizados por inflación.
De acuerdo a los cálculos oficiales, ese combo se traducirá en un aumento promedio del 24 por ciento en las boletas de luz.
El incremento dispuesto por la Provincia va en sintonía con el que anunció la Nación en agosto para el Área Metropolitana de Buenos Aires y el Conurbano que está bajo la órbita de las empresas Edenor y Edesur.
El ajuste se suma a los varios incrementos dictados desde que Mauricio Macri llegó a la Presidencia que buscan actualizar las facturas eliminando progresivamente los subsidios.
La última suba se remonta a febrero y también había sido del 24 por ciento.
Boletín Oficial
El cuadro tarifario aún no fue especificado en el Boletín Oficial, pero va a alcanzar a todas las distribuidoras controladas por la Provincia, entre ellas Edelap. El impacto, además, será soportado por las doscientas cooperativas distribuidoras que tiene el territorio bonaerense.
Según una nota publicada en el diario “El Día”, la decisión oficial, trascendió, prorratea parte del ajuste previsto originalmente. Por caso, no aplica el 50% del incremento sobre el valor de distribución, cuya diferencia comenzaría a pagarse a partir de febrero, en 6 cuotas y a valores actualizados por inflación. Pero esa actualización dependerá, se dijo oficialmente, de una serie de cumplimientos de inversiones a las que se comprometieron las empresas distribuidoras.
Con esta decisión, el aumento que comenzará a regir será menor ya que de aplicarse en forma plena el ajuste hubiera sido del 35 por ciento.
Es que de acuerdo a la fórmula anual aprobada tras las audiencias públicas realizadas en mayo de este año, el valor de distribución, actualizado por inflación, debía incrementarse un 33%. En este punto, la Provincia resolvió, siguiendo una resolución similar del ENRE para Edenor y Edesur, autorizar solo el 50% del total “para que el aumento no impacte tanto”.
De esta forma, además, quedará atemperado el peso del aumento durante los meses del verano, donde se registran los máximos consumos.
Por otro lado, y frente a la crisis que atraviesa la actividad productiva, el Gobierno resolvió reducir el porcentaje percibido por el Fondo de Compensaciones, un mecanismo solidario para amortiguar los costos de distribución en las zonas más alejadas o con menor cantidad de usuarios.
De este modo, los usuarios residenciales continuarán contribuyendo con el 5% del total de energía facturado, mientras que la industria pasará del 3 al 2% y los comercios del 5 al 3%.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias