jueves 25 de abril de 2019 - Edición Nº1127
Impulsobaires » El Mundo » 4 abr 2019

Panorama

Un fallo técnico impidió al piloto controlar el Boeing estrellado en Etiopía, según las autoridades

Las primeras investigaciones sobre el accidente del avión de Ethiopian Airlines, que causó en marzo 157 muertos, muestran que la tripulación del Boeing 737 MAX 8 siguió todos los procedimientos de seguridad, pero no pudo desactivar el software de control automatizado que hizo descender a la aeronave.


Por:
Télam / EFE

 

Los hallazgos revelados hoy por la ministra etíope de Transporte, Dagmawit Moges, apunta a que el piloto intentó desactivar en varias ocasiones el control automatizado del vuelo, que impulsó al avión a caer "en picada" pocos minutos después de despegar del aeropuerto internacional de Adís Abeba el 10 de marzo.
"El despegue fue normal y adecuado. El piloto hizo varios intentos de retomar el control de la aeronave, pero la activación de vuelo en picada se produjo de forma reiterada", explicó Dagmawit en una rueda de prensa Adis Abeba, informó Efe.
Tanto el piloto como la tripulación recibieron el entrenamiento y formación adecuados, y siguieron todos los procedimientos que el fabricante estadounidense detallaba en los manuales de la aeronave, cuyas cajas negras se están examinando en Francia, indicó Efe.
En base a los hallazgos, el Gobierno etíope recomendó a Boeing comprobar su software de control automatizado y las tecnologías instaladas en este modelo de avión y pidió a las autoridades de seguridad aérea que revisen con cuidado la tecnología de los aviones Boeing 737 Max 8.
El informe preliminar sobre lo ocurrido se publicará en los próximos 26 días, según dictan los estándares internacionales, pero se descarta de esta forma cualquier fallo humano como causante del accidente, según adelantó la ministra.
"Estamos muy orgullosos del cumplimiento de nuestros pilotos de los procedimientos de emergencia y del alto nivel de profesionalidad en situaciones extremadamente difíciles", dijo el director general de Ethiopian Airlines, Tewolde Gebremariam, en un comunicado emitido tras conocerse los datos de la investigación.
El Boeing 737 MAX 8 de Ethiopian Airlines se estrelló el 10 de marzo poco después de despegar del Aeropuerto Internacional Bole de Adís Abeba, con rumbo a Nairobi.
A los seis minutos de vuelo, el pilotó reportó "dificultades" y solicitó regresar al aeropuerto etíope, petición que le fue concedida, pero el aparato se estrelló a unos 42 kilómetros al sudeste de la capital del país, causando la muerte de todos sus ocupantes, de 35 nacionalidades.
Luego de la tragedia, compañías aéreas de todo el mundo anunciaron la inmovilización de los aviones 737 MAX por las dudas sobre su seguridad, y casi todos los países cerraron sus espacios aéreos al vuelos de esos aparatos.

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS