lunes 15 de julio de 2019 - Edición Nº1208
Impulsobaires » Municipios » 17 abr 2019

Mar del Plata

En invierno los hostels de Mar del Plata se transforman en residencias estudiantiles

Los hostels, los albergues preferidos para vacacionar por sus bajos precios y ambiente comunitario, desarrollaron en Mar del Plata en los últimos años un mercado con actividades temáticas y ubicaciones privilegiadas, y ante la llegada del invierno se reinventan y transforman en residencias estudiantiles en las que conviven personas de distintas localidades y jóvenes extranjeros.


Por: Redaccion


Fuentes del Ente Municipal de Turismo local (Emtur) informaron que en la ciudad existen cerca de 20 hostels, y resaltaron que “algunos son temáticos según los requerimientos del pasajero”.
En una recorrida que realizó Télam por los hostels locales se destacaron ofertas de albergues juveniles con teatro, con temática surfista e historias de jóvenes que trabajan y estudian en esta ciudad y que entre diciembre y marzo regresan a sus hogares de origen.
Atahualpa Pintos, dueño de uno en la zona de calle Güemes, explicó que tiene "el primer hostel de América con 48 camas y una sala de teatro donde los fines de semana se expone una obra para todos los huéspedes”.
“Nuestro servicio, además de contar con parrillas, estacionamiento, salidas guiadas a teatros, museos y centros culturales, promueve y fomenta el arte de Mar del Plata”, añadió.
Pintos destacó que “en el verano la mayoría de nuestros visitantes son extranjeros, de entre 25 y 35 años, que llegan de Israel, Estados Unidos, Venezuela, Brasil, España, Italia, Perú y Colombia.Y durante el año -de marzo a diciembre- unas 15 camas están reservadas para estudiantes de la región como Tandil, Azul o Ayacucho que estudian en nuestra ciudad”.
Consultado sobre las tarifas que se les cobra a estos residentes universitarios, Pintos indicó que “tienen un valor de 4.000 pesos por mes con habitación con baño privado y cocina compartida”.
“Hace tres años vivo en este lugar donde me siento como en mi casa mientras trabajo de repostero en un hotel de la zona de playa Bristol", contó la venezolana Circe Montoya.
La joven de 27 años y oriunda de Maracaibo resaltó que allí se relaciona con "músicos, artistas callejeros y turistas”.
En tanto, sobre la peatonal San Martín otro hostel familiar es muy requerido por los turistas y su dueña, Araceli Miño, contó a Télam que trabajan "todo el año. Contamos con 50 camas ocupadas con personas de 25 a 40 años, y en invierno -para no tener que cerrar las puertas- ocupamos las habitaciones con estudiantes de la región”.
“Este año tenemos jóvenes de Coronel Vidal, Tres Arroyos, Bahía Blanca, Tandil y Saladillo que decidieron estudiar alguna carrera universitaria en la ciudad”, puntualizó.
Ramiro, de Saladillo explicó a Télam: “Este año comencé la carrera de arquitectura y la única opción que tenía para poder estudiar era vivir en este lugar. Estoy muy cómodo. Es un sitio privilegiado con acceso a líneas de colectivo que me dejan en la puerta de la facultad”.
“Vivir en un hostel te permite poder ir de diciembre a marzo a tu casa y volver al año siguiente”, resaltó.
Los amantes de los deportes como el surf también tienen sus hostels exclusivos en la zona de Playa Alfar, Playa Grande y Varese, donde se organizan competencias para que las plazas de los hostels de la zona permanezcan ocupadas todo el año.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS