lunes 18 de noviembre de 2019 - Edición Nº1334
Impulsobaires » La Plata » 30 oct 2019

Bomba

PJ platense en llamas: Sospechan que Saintout no quería ganar la elección

El peronismo de La Plata es un campo minado. No realizarán reunión partidaria porque creen que el pase de facturas podría terminar en incidentes serios. En el entorno del presidente electo Alberto Fernández están preocupados. ¿Florencia Saintout quería ganar?.


Por: Redacción

El viernes 11 de octubre fue clave en el PJ platense porque ese día a media tarde se realizó una tensa reunión partidaria para programar las celebraciones por el 17 de octubre y pasó de todo, aunque nada bueno.

Como informó oportunamente ImpulsoBaires.com.ar, el titular del partido, Luis “Lucho” Lugones, pretendía un acto a lo grande y para eso ya habían comprometido Plaza Moreno. En el lugar iban a levantar un escenario mirando hacia la Municipalidad para que lo cierre la candidata a intendente del Frente de Todos, Florencia Saintout, con un durísimo discurso contra el intendente Julio Garro

La idea de Lugones naufragó rápidamente porque la Agrupación La Cámpora la desarticuló y dijo que tenían “informes” sobre posibles “infiltrados” que podrían romper el evento, y exigieron a la par hacer un pequeño acto en la sede partidaria.

A los peronistas tradicionales los fastidió la reacción camporista, y hasta algún viejo militante renegó en la vereda de la sede de 54 diciendo: “estos pibes se creen que todo empezó cuando ellos nacieron en política, o sea el 25 de mayo de 2003”, y en esa línea la desazón empezó a ganar el ambiente.

En el PJ buscaron suavizar el encontronazo y dijeron que “hay posibles lluvias para ese día, por lo tanto nos pidieron si podíamos hacerlo adentro”, aunque el argumento era verdaderamente increíble y ni los mismos voceros lo podían sostener.

Llegó el 17 de octubre y el acto que se realizó en la sede del Partido presentaba espacios vacíos por todos lados, y con solo ver fotografías del lugar se lograban detectar a importantes referentes gremiales cuyos rostros delataban el momento de malhumor. Y fue tan forzado todo que las paredes apenas tenían banderas de UPCN y algunas que rezaban “Martín Vasta conducción”.

En paralelo, otra situación incomodó a los peronistas, y fue cuando la comandancia “camporista” local eliminó grupos de Wahts App de subcomando porque consideraba que había supuestos “infiltrados”, y además rechazó fiscales que le ofrecían las otras listas que compitieron en las elecciones PASO del 11 de agosto.

La idea del grupo minúsculo que acompañó a Saintout fue fiscalizar con tropa propia, y tener de “reservistas” al resto. Esa factura fuerte se pagó el mismo día de la elección.

Por ejemplo, la fiscalización fue tan floja que en un establecimiento del Parque Castelli había en las mesas de votación la sábana del Frente de Todos “casi completa” aunque faltaba nada más y nada menos que el tramo municipal, y por largas horas los fiscales no se percataron de la situación.

Otra cuestión similar fue la innumerable cadena de Whats App y publicaciones en Facebook por parte de reconocidos militantes intermedios que abiertamente decían que se retiraban de la campaña porque “estos pibes no entienden nada y son soberbios”, e incluso otros directamente convocaban a cortar boleta.

Tal es así que el razonamiento que impacta más fuerte es: “evidentemente Florencia no quería ganar. Hizo todo esto para mantener una jefatura, disputar palo a palo la elección con Garro y terminar en algún cargo nacional o provincial. A ella no le gustan los temas municipales”.

Esa idea puede ser verdad, y el desempeño de la campaña entre las PASO y el domingo pasado demostraron errores groseros como por ejemplo evitar al PJ platense, o pegarse todo el tiempo al Frente Renovador que lidera el ex concejal José Arteaga, y a grupos minúsculos demasiado radicalizados.

Un caso concreto lo significó el ex juez Luis Federico Arias, quien había sido adversario de Saintout en las PASO, pero hizo esfuerzos desmedidos para lograr una foto de la unidad que finalmente tuvo lugar, aunque en su entorno admiten que luego de eso le hicieron un vacío y no lo tuvieron en cuenta.

En el ambiente platense está instalado, además, que la concejal Victoria Tolosa Paz, quien perdió las PASO con Saintout por apenas 1400 votos, podría haber conseguido un mejor papel y disputar la elección en absoluta paridad con Garro, sencillamente porque estaba despojada de toda sospecha de vinculación con grupos urticantes para los vecinos platenses como por ejemplo Quebracho y quien fuese su máximo referente, Fernando Esteche.

Era impensado creer que una dirigente que defendía posiciones extremistas podía llegar a la intendencia de una ciudad de sectores medios como es La Plata. A Saintout su pasado la condenó, y su soberbia mucho más.

Cuestiones claves que repercutieron negativamente en su campaña con respecto al propio electorado peronista fueron su negativa para concurrir al debate propuesto por el Colegio de Abogados y que siguieron cien mil personas por redes, canales de TV y portales de internet; y la fuerte campaña que se hizo con la consigna: “Googleá a Saintout”.

Otro error garrafal fue el desplante que le hizo al poderoso sindicalista Hugo Moyano cuando vino a La Plata convocado por el candidato a senador, Omar Plaini.

Según conoció ImpulsoBaires.com.ar los más cercanos al presidente electo Alberto Fernández pondrán atención en cómo sigue la historia en La Plata, porque aseguran que era una plaza ganable y sin embargo Saintout hizo agua por todos lados.

Lo cierto es que Garro terminó ganando al recuperar 11 puntos con respecto a las PASO, y a mostrar una victoria de 8 puntos más que cuando fue electo intendente en 2015.

¿Saintout quería ganar realmente?.
 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS