lunes 11 de noviembre de 2019 - Edición Nº1327
Impulsobaires » Politica » 1 nov 2019

Panorama

Vidal devaluada, Mauricio con más futuro que pasado, y Salvador quiere que Salvai no negocie por la UCR

La gobernadora María Eugenia Vidal pasó de ser la política de mejor imagen y con mayor futuro a tener que ver cómo su capital se le desmorona por todos lados. Termino con mala relación con el ascendente presidente Mauricio Macri, ahora los intendentes buscan ser la “jefatura provincial”, y el vicegobernador y presidente de la UCR, Daniel Salvador, buscará autonomía, tal vez presionado por su partido y la interna que viene. El todavía inquilino de Olivos sigue siendo el dueño de la lapicera y el hombre del futuro.


Por: Fabricio Moschettoni, editor de ImpulsoBaires / Twitter @FMoschettoni

Ayer, los intendentes de Juntos por el Cambio se reunieron en La Plata y el anfitrión fue el alcalde platense Julio Garro, quien después del contundente triunfo del domingo sacó chapa de poderoso referente provincial. Pero había otros hombres muy fuertes de los distritos como por ejemplo Jorge Macri, de Vicente López; Néstor Grindetti, de Lanús; Héctor Gay, de Bahía Blanca; y el electo Guillermo Montenegro, de Mar del Plata.

Todos ellos, más otros como el legendario Gustavo Posse, de San Isidro por ejemplo, buscarán colocar en primer plano al Foro de Intendentes, una herramienta que dialogará políticas públicas con el gobernador electo, Axel Kicillof, “sin intermediarios”.

María Eugenia Vidal estuvo ayer en la reunión de la República de los Niños, y obviamente fue abrazada, querida y aplaudida, pero eso no significa que depositarán en ella la confianza para articular gestiones en el futuro que está asomando para dentro de 40 días.

Algunos de esos intendentes, ayer en estricto off hicieron un razonamiento interesante: “si en los distritos somos ordenados no vamos a tener mayores problemas. Por supuesto que aquellos que avanzamos mucho estos años en inversión de infraestructura estaremos un poco más tranquilos y aquellos que no pudieron hacerlo van a estar más ajustados, pero será cuestión de ver cómo nos paramos de manera solidaria entre nosotros. Y una cuestión central será el año que viene, porque Mauricio sigue haciendo política y está liderando un 40 por ciento de un electorado que es muy movilizado y exigente, y que encuentran en él un líder moderado y moderno, así que seguramente vamos a tener una inteligencia constante con el presidente”.

Hasta aquí el futuro de Vidal es una incógnita. Varios intendentes tratan de esquivar a algunos funcionarios provinciales que por estas horas están buscando trabajo, o viendo en donde pueden hacer “bajar a su gente”. Pero los intendentes que ganaron saben que tienen muchos compromisos locales para honrar, y que si lograron triunfar es por mérito propio y porque Macri, por la influencia del senador peronista Miguel Pichetto, logró un repunte impensado. Y no hay que perder un concepto fundamental en el mundo de JxC: Mauricio a muchos los hizo intendente en el 2015 y les terminó sacando las papas del fuego el domingo pasado.

Por eso, a partir de ahora en la política bonaerense el poder real de Juntos por el Cambio pasará por los intendentes si es que estos mantienen un bloque unido y homogéneo, de lo contrario habrá turbulencias por todas partes y negociaciones individuales débiles con el gobernador Kicillof que solo les habilitará un par de cuadras de asfalto, pero nunca la fortaleza que da la mirada estratégica.

 

UCR y Salvai

 

Entre las elecciones PASO y el domingo pasado, el vicegobernador Daniel Salvador, que además es presidente de la UCR, dijo a Radio Futurock: “hoy toda la energía está puesta en revertir lo que sucedió en las PASO” pero “después del 27 empieza una etapa distinta”.

Con esa definición se encendieron varias alarmas en JxC, y sobre todo esa frase tiene que ver con las inestables aguas por las que navega la UCR en la política nacional y también bonaerense.

Es que en la interna radical a Salvador le van a pasar una innumerable cantidad de facturas, como por ejemplo llevar adelante una vicegobernación sin carácter, no haber tenido la capacidad de armar política para agrandar la base de sustentación, y tener pensamiento solamente para “un grupo de amigos y nada más”, y la prueba es que cuando se confeccionaron las listas actuó especulando y apenas salvó su lugar y filtro a su hijo, Sebastián Salvador, como candidato a diputado nacional.

En el radicalismo dicen que ahora están dialogando por lo bajo para evitar que su capital político en la Legislatura sea utilizado por el vidalismo para sentarse a la mesa con Kicillof, y siendo más claros aseguran: “Salvai por nosotros no va a negociar. Es así de contundente. Nosotros, los radicales, vamos a tener el diálogo directo con la Gobernación y con Axel Kicillof”.

Si bien a Salvador le quedó resto para enfrentar algunas situaciones internas complejas, es posible que la próxima interna radical, la del año que viene, tenga nuevos protagonistas o al menos alineaciones que podrían poner en dudas la continuidad del “salvadorismo” en la jefatura partidaria.

 

La Legislatura, un factor clave

 

JxC a pesar de su caída en territorio provincial quedó con gran fortaleza en la Legislatura en especial en el Senado, lugar en donde si actúa junto es la primera minoría con un quorum propio que le da el aire de cuatro senadores por encima de lo necesario.

Sin embargo, hay que ver cómo se presenta el futuro con los nuevos actores que ingresan a la Cámara Alta, y sobre todo el papel que allí jueguen los intendentes, que serán quienes en muchos casos tengan la última palabra en una mesa de acuerdos.

El actual oficialismo y futura oposición tiene fortaleza si actúa en conjunto, y eso lo saben Kicillof y el PJ bonaerense, por lo que buscarán quebrarlos por cualquier lado mediante diálogos con jefes comunales, con la propia  UCR, y hasta con Federico Salvai.

 

Vidal con poco, y Mauricio con más futuro que pasado

 

El marco político para la actual gobernadora no es el más favorable, y ahí se vuelve al inicio de la nota: en un año, pasó de tener la mejor imagen de la política argentina a ser una figura algo devaluada, pero puede ser una pieza importante para liderar la tira de diputados nacionales de las elecciones de mitad de término y contener un 40 por ciento de electores que aún siguen confiando en propuestas moderadas. Claro, eso puede pasar si efectivamente la todavía Gobernadora revierte en algo su caída anímica y política.

De todos modos, quien tendrá la lapicera todavía duerme en Olivos por algunas semanas más, y será él quien reparta el juego porque sigue siendo el liderazgo justo que se puso enfrente del populismo y lo venció, y lejos de estar muerto políticamente tuvo un 27 de octubre feliz que le prometió un futuro político inmenso pero que depende exclusivamente de sus propias acciones.

Sin dudas, en este juego Mauricio termina siendo más futuro que pasado.


 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS