sábado 18 de enero de 2020 - Edición Nº1395
Impulsobaires » Municipios » 6 ene 2020

Ahora en la mira de un tarifazo

En Pinamar se preguntan qué pasó con la denuncia que legisladores le iniciaron al intendente Yeza por supuesto desvío de fondos

Mientras el verano sube tardíamente la temperatura, en Pinamar los políticos no pierden tiempo en hablar de lo que fue el ajetreado año que pasó pero también los escandaletes locales, y uno de ellos fue la denuncia que legisladores del Frente de Todos le habían formulado al intendente de JxC, Martín Yeza, por un supuesto desvío de fondos públicos de $ 12 millones. Pero además, ahora cuestionan al alcalde por autorizar un tarifazo en micros de la zona.


Por: Redacción

El diputado nacional kirchnerista Rodolfo Tailhade y el concejal de Pinamar Gregorio Estanga denunciaron penalmente en mayo del 2018 al intendente Martín Yeza por el presunto desvío de más de $ 12 millones de pesos destinados a una obra pública en ese municipio bonaerense. En junio de ese mismo año, según el diario Perfil, Yeza fue imputado en la justicia federal por malversación de fondos.

Según narraron los legisladores en la denuncia, "el Ministerio del Interior adjudicó una intervención urbana en torno a la Avenida Bunge por $ 33.585.683,10 millones a la firma Ashoka Construcciones S.A. en el marco del Plan de Renovación Urbana que desarrolla la cartera nacional. La obra comenzó en septiembre pasado, y a los tres meses la empresa llevaba cobrados más de $ 25 millones, es decir el 75% del total presupuestado, a pesar que la obra no sólo no registraba ese nivel de avance sino que además aún hoy se sigue ejecutando. De los más de $ 25 millones que fueron certificados, los estudios que fueron encargados por los denunciantes a especialistas dan cuenta que lo realmente ejecutado era menos de la mitad de esa suma".

“Los valores reales de ejecución de la obra están por debajo del 50% de los montos con los que se pagaron los certificados de avance de obra. Es decir, lo efectivamente gastado por Ashoka Construcciones S.A. fue la mitad de lo que le pagó el municipio de Pinamar con fondos nacionales”, aseguran Tailhade y Estanga en la presentación judicial.

"Por ejemplo, por las tareas de contención de médanos se certificó por $ 1.393.800,54 millones, pero lo realmente ejecutado por la empresa fue $ 444.917; por la compactación de base para solado nuevo se certificó por $ 576.614,42, y en realidad se verificó un gasto de $ 42.726; de las 72 luminarias cuya instalación fue certificada -y cobrada- por $ 444.344, la realidad indica que se se colocaron sólo 14 unidades; el césped "Bermuda" fue presupuestado en $ 1.331,53 el metro cuadrado, para un total de $ 3.346.134, que se certificó y pagó en su totalidad pero se corroboró que el producto colocado es de mucha menor calidad que el presupuestado.

¿Cómo quedó esa denuncia, avanzó o se cayó?, una tarea para investigar en los próximos días.

Kicillof quiere evitar tarifazo de la ex Montemar, pero Yeza se hace el distraído

El Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, decidió meterse de lleno para solucionar la disparada del precio de los boletos de colectivos Costa Azul, la empresa que presta un servicio clave en Madariaga, Pinamar y Villa Gesell. Para eso, mandó al subsecretario de Transporte, Alejo Supply, a una reunión con los intendentes de la región.

Según contó el portal Infocielo.com, el encuentro fue en el despacho de Gustavo Barrera, el jefe comunal gesellino, y además participaron Cristian Cardozo (La Costa), Esteban Santoro (Madariaga) y Sebastián Ianantuony (Miramar). Martín Yeza, el alcalde de Pinamar, no estuvo presente a pesar de que su localidad es una de las más afectadas.

El mismo medio dijo que la problemática se inició cuando Costa Azul (ex Montemar), propiedad de la firma 12 de Octubre de Mar del Plata, aumentó un 25% la tarifa de los viajes interurbanos que unen Madariaga, Pinamar y Gesell.

En tiempos de congelamientos, la medida fue sorpresiva y –se informaría después-  sin aval de las autoridades bonaerenses.

En el tramo que más se sintió la actualización fue Madariaga-Pinamar, el más usado con fines laborales: se fue a $225 ida y vuelta. De la ciudad gaucha a Gesell, en tanto, quedó $360. Por eso, hoy Santoro estuvo “muy activo” en el encuentro.

En tanto, Supply calificó el incremento de “desmedido y unilateral” y adelantó que su voluntad es que este tema puntual esté resulto “para la semana que viene”. También conversaron en general sobre “subsidios”, “cuadro tarifarios”, “recorridos” y “problemática de las empresas”.

Según la oficina de Prensa de Santoro, un radical en Cambiemos, Supply le anticipó a los líderes locales que “la empresa Costa Azul fue notificada e intimada en la tarde  de ayer (3 de enero) para ajustarse al cuadro tarifario de diciembre de 2018 con una importante baja del valor de los pasajes con respecto a lo que hoy se cobra”. 

“Supply agradeció el interés de los intendentes en defensa de sus ciudadanos por este tema y aclaró que será difícil tramitar alguna devolución a aquellos pasajes que han sido cobrados y emitidos sin el nombre del pasajero aunque sí podría hacerse sobre aquellos abonos mensuales”, explicaron desde la misma dependencia.

Costa Azul también se encarga del transporte de pasajeros en Pinamar y Madariaga. En la primera, el bloque del Frente de Todos denuncia que se aplicó una reajuste del 170% sin autorización del Concejo Deliberante pero con el aval de Yeza, del PRO. Así fue que la sección 1 pasó de $10,50 a $28,50 y la 4, de $40 a $70.
 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS