martes 29 de septiembre de 2020 - Edición Nº1650
Impulsobaires » Podcast » 3 feb 2020

60 minutos

Vuelve "Costo de vida" a LA96.7: “El público es muy exigente, si lo aburrís te cambia en dos segundos”

A partir del lunes 10 de febrero a las 16, vuelve a LA96.7 de La Plata, “Costo de vida”, con la conducción de Fabricio Moschettoni. Actualidad, economía política y los datos exactos en una hora clave para informar sobre cierres de mercados, evolución de la jornada y anticipar lo que puede venir. “A los políticos les importa un h…. el gasto público porque no lo pagan de su bolsillo”, una de las tantas frases polémicas en la entrevista con el conductor del ciclo.


Por: Redacción

En un avance de lo que presentará en el programa, Fabricio Moschettoni dijo a Radio 96 que “serán 60 minutos muy veloces de lunes a viernes, con información para decidir en una hora clave para la economía, como son las cuatro PM. Allí sabemos cómo cerró el dólar, que se perfila en los mercados, es la hora de los anuncios del INDEC de todas las mediciones, por lo tanto es la hora justa para quienes buscan información sobre economía, y también le adosamos algo de política, lo importante, lo justo y con una dinámica particular”.

“Por ejemplo, vamos a difundir con precisión los informes de INDEC que se dan a conocer a la hora de nuestra apertura, así que varias veces se iniciará el programa con un dato fuerte, pero además los vamos a contrastar todo el tiempo con los informes de consultoras privadas, fundaciones, centros de estudios y economistas que suelen publicar sus propios combos de datos. Y va a ser interesante porque se podrá comprar. Y siempre vamos a bajar todo eso para ver cómo repercute en la Ciudad”, agregó.

“En este país hay gente que gana muchísimo especulando y otros que quiebran produciendo”

Luego dijo que “desde hace muchísimos años Argentina es apasionante en materia de economía, porque no se descansa. No se encuentra el rumbo y eso obliga a que estemos atentos. En este país hay gente que gana muchísimo dinero especulando, y otros que quiebran produciendo y trabajando de sol a sol. Es el país de la injusticia crónica, y tal vez eso, sin ser economista, es lo que siempre me contactó con la temática, la estudio, la atiendo y me despierta curiosidad”.

“A los políticos les importa un h… el gasto público porque no lo pagan de sus bolsillos”

Abriendo una polémica fuerte, disparó: “un tema en el que voy a insistir hasta el hartazgo, y en eso que se agarren bien los políticos, será en el gasto público. A ellos no les importa, o mejor dicho les importa un huevo porque no lo pagan de sus bolsillos. Para mí eso es vital. Siento que un funcionario tiene que cuidar el patrimonio público como si fuese su casa. Por ejemplo cuando uno de nosotros sale de la casa es posible que se quede pensando en si apagó las luces, cerró el gas, no dejó ninguna canilla abierta, si pagó los servicios para que no los corten, entre otras cuestiones; y no veo que los hombres y mujeres que se desempeñan en el sector público lleven esa cultura a la gestión. Dicho de otro modo, no los veo cuidando celosamente lo que es de todos, y como no lo sienten no les importa que se gaste mal entonces, y es todo un viva la pepa. Hay excepciones, obviamente, y eso pasa en todos lados. Pero la cultura argentina es esa, que el Estado sea un derroche total, porque creen que no es de nadie”, concluyó.

"En este país todo anda mal porque nos creemos los mejores y no admitimos que hay vagancia y una clase política parasitaria. Empecemos por la escuela primaria simplemente, en donde hay 12.4 alumnos por maestro en las planillas, pero en la práctica hay festivales de licencias. Si fuesemos serios los pibes tendrían una especie de maestro de cabecera con esos números. Veamos cuánto cuesta un legislador, qué hace calentando una banca y cómo utilizan subsidios, pasajes, becas y recursos de los más variados.  Miremos cuánto cuesta un juez que no quiere pagar ganancias y se cree intocable. Observemos cuánto se gasta en un sistema de salud público que debería ser espectacular pero tiene falencias por donde se lo mire. Observemos cómo en nombre de una reforma universitaria arcaica se gastan fortunas mientras la universidad no es para todos y solo beneficia a elites que encima muchos de ellos son crónicos. Eso merece un debate serio también", cuestionó.

“Si una entrevista no despierta interés, se levanta”

Más adelante dijo que “las entrevistas serán cortas y la idea es buscar el punto exacto de la información, o sea que cuando una nota pierde interés se va a levantar de manera sutil, pero se va a levantar. El público es muy exigente, si lo aburrís te cambia en dos segundos. A veces hacemos notas que son estúpidas, otras veces vemos como el entrevistado habla de él mismo, estamos en la era del ´yoismo´ sobre todo lo vemos en casi todos los políticos. Y eso no es una crítica solo a ellos, es también a nosotros porque cuando entrevistamos sabemos que tenemos que cortarlos pero no lo hacemos o sea que somos cómplices, entonces una entrevista se hace pesada, horrible, no aporta datos, no le sirve al público, nos fastidia a nosotros y solo engorda al entrevistado que después se siente feliz y satisfecho por haber dicho lo que se le antojó en un contexto determinado. Eso en este ciclo de este año se acaba. Al que le gusta el cambio lo aplaudimos y lo llamaremos seguido, y a los que no les gusta no los llamaremos nunca, bastante pragmática la cuestión”.

“No me interesa la masividad, me importa el que se compromete”

Acerca del destinatario final, dijo que “entiendo que vamos a un público particular, inteligente. No me interesa la masividad me importa el que se compromete. Me imagino a productores y comerciantes locales, a gente vinculada con el mundo de las inversiones, los negocios, y a la gente común que es la más inteligente porque todos los días va al súper y ve que algo está mal, concurre a cargar combustible y se lleva una impresión de incomprensión, sale a comer con su familia y no disfruta porque sabe que llega la cuenta y es un despropósito, va al médico y no entiende por qué  su prepaga no le cubre tal o cual prestación, llega la boleta de luz, gas o agua y encuentra ítems inentendibles. Llega el resumen del banco y ve comisiones por todos lados y un robo en goteo, pero robo al fin, si tiene un crédito UVA ve como lo apuñalan y si paga un auto en cuotas se siente un gran estafado. Pensando en ellos y en esas cosas es como se construirá el programa”.

“Hacer fácil lo difícil”

Sobre qué espera de la presentación, dijo que “quiero hacer fácil lo difícil. Ese es mi desafío personal, o sea yo no puedo fallar en conseguir que los entrevistados o los que informan sean claros y el público lo entienda. Como dije, no soy economista pero vivo teniendo dudas sobre economía, eso se transforma en interrogantes que los que saben los tienen que despejar. Si no logro que el mensaje sea claro el fracaso es mío”.

“Quiero tener una agenda propia que es sobre los padecimientos cotidianos. No voy a atender a los que venden notas, a los que te proponen historias que son humo. Entiendo el laburo de quienes hacen eso, pero acá no tienen chance”, concluyó.


 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS