miércoles 28 de octubre de 2020 - Edición Nº1679
Impulsobaires » Deportes » 14 abr 2020

Fútbol

"Hay gente que teme al coronavirus y otra a morir de hambre", dijo el uruguayo Diego Lugano

Diego Lugano, histórico capitán y referente del seleccionado uruguayo y del club San Pablo, de Brasil, en el transcurso de las últimas dos décadas, indicó hoy desde este último país que allí "hay mucha gente que le teme al coronavirus, pero también mucha otra que le tiene miedo a morirse de hambre".


Por: Télam

"En principio creo que hay luz al final del camino. Pero hay que tener respeto por la situación y un poco de miedo también, pero no pánico, porque eso te tranca y te deja inmóvil", advirtió.

"Es un tema muy complejo éste porque hay una división política impresionante y no da para escuchar la televisión ni seguir mucho lo que dicen los políticos. Lamentablemente hay muchos intereses por atrás”, le dijo Lugano al programa Derechos Exclusivos, de radio Uruguay, respecto de la situación de la pandemia en Brasil.

“Si te confinás en un ciento por ciento te morís de hambre y si salís como loco a la calle a trabajar, los contagios pueden ser mayores. Y en medio de eso hay gente que tiene miedo al coronavirus y gente que tiene miedo de morir de hambre. Y después están los canallas de siempre acá en Brasil, en Uruguay, en Argentina, en Chile y en todos lados, que viven bajo el lema ‘cuanto peor, mejor’, e intentan que todo se vaya al diablo para sacar sus réditos personales", advirtió.

Lugano, actualmente el encargado de Relaciones Institucionales del club San Pablo, donde desarrolló la etapa más exitosa de su carrera futbolística, está conforme con el gobierno de Uruguay "porque está haciendo las cosas con mucha responsabilidad y criterio. Eso me tiene muy tranquilo”, comentó el ex futbolista de 39 años que tiene a gran parte de su familia en su país y una casa en su ciudad natal de Canelones.

Y respecto del club en el que trabaja, destacó que las "finanzas de San Pablo se van al diablo porque se cancelan todo tipo de ingresos que el club tenía. Acá hay un plantel muy caro, de hecho el tercero de Brasil, y seguramente el cuarto o quinto en toda América. Se cortan además los ingresos por televisión, entradas, sponsors y hasta algún posible traspaso de futbolistas que teníamos para Europa. Eso hace que sea muy difícil este mes pagar al ciento por ciento los compromisos que el club tiene".

"Pero más allá de lo que pasa en el club, lo peor es lo que pasa en la sociedad, porque aunque no salga en los diarios, en la televisión ni en las redes sociales la gente que se muere de hambre, porque eso no vende tanto como un enfermo por coronavirus, de repente son muchos más”, enfatizó.

"Es que Brasil es como un continente en sí mismo, que tiene 220 millones de personas y el 30 por ciento vive en favelas, donde hay mucha gente en pocos metros cuadrados. Hay un alto porcentaje de esa gente que no tiene agua potable y unas 50 o 60 millones de personas que viven de la diaria. Si hay una orden desde Europa para que todo el mundo esté confinado, eso es una locura para un país como Brasil”, opinó Lugano.

Finalmente quien se consagrara campeón de la Libertadores y el Mundial de Clubes con San Pablo en 2005 y de la Copa América de Argentina 2011 con el seleccionado uruguayo, propuso que esta "situación hay que verla paso a paso, porque las consecuencias económicas pueden ser más catastróficas que el virus. El coronavirus ya llegó, está circulando y antes o después lo padeceremos, aunque para muchos sea solo una gripe".

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS