sábado 22 de enero de 2022 - Edición Nº2130
Impulsobaires » La Plata » 13 may 2020

Novedades

Podrían llegar distintos alivios para el sector gastronómico platense y así evitar más quiebras

La dramática situación por la que atraviesa el sector de la gastronomía en La Plata preocupa no solo a los empresarios y trabajadores, sino que también a la administración comunal. Se mueve una buena cantidad de recursos y hay alrededor de once mil trabajadores cuyas fuentes laborales podrían peligrar.


Por: Redacción

Tal como informó en exclusiva ImpulsoBaires.com.ar en su momento, el lunes pasado se produjeron cuatro reuniones de empresarios y emprendedores gastronómicos de la ciudad en donde más de un centenar de comerciantes consensuaron un plan de acción que ya está en marcha, y que tiene que ver con mantener contactos con autoridades municipales, entidades financieras y prestadores de servicios.  

Entre las vías de soluciones que se manejan, una posibilidad concreta es que desde la Municipalidad haya un alivio tributario, o sea que la Comuna podría dejar de percibir ciertas tasas por varios meses y así restar una carga a los empresarios del sector. Si bien el diálogo está avanzado y la relación es buena, aún no hay una definición exacta.

También se está estudiando la posibilidad de aumentar la ocupación de la vía pública al entenderse que una vez levantado el aislamiento los locales van a funcionar a un 30 por ciento de espacio por la separación entre mesas.

En ese marco sería necesaria algunas medidas directas que tome la gestión del intendente Julio Garro pero otras, como ciertas modificaciones en el espacio público, deberán ser tratadas por el Concejo Deliberante.

El sector tiene otras preocupaciones de fondo como son la ausencia de créditos, y para eso necesitan un fuerte compromiso de la banca pública, mediante los bancos Nación, Provincia y Ciudad, y si fuese posible también de los privados. O sea, créditos a tasa accesible con el aval del Estado.

Otro componente importante es solucionar el tema del gasto en energía eléctrica, ya que las facturas llegan a los comerciantes estimando potencia contratada y no como consumo real, y al no estar trabajando es lógico que allí se produzca un costo imposible de afrontar. Un caso similar ocurre con las facturas de gas.

En tanto, el sector gastronómico además del compromiso del Estado necesita un trabajo articulado con el sindicalismo a efectos de que no se les provoque una asfixia para poder recuperarse ni bien culminada la cuarentena.

Facturación casi inexistente

Una encuesta que hizo la Cámara de Empresarios Gastronómicos PULPA, determinó que un 80% de los 150 emprendedores consultados tenían funcionando el sistema de delivery, pero esa situación representaba menos del 5% de su facturación ordinaria.

Ahora la Municipaliad les autorizó el formato "Take away" (retiro en local), que si bien puede constituir una herramienta importante más no sería lo suficiente como para crecer facturación y así afrontar compromisos de costos fijos elevados.

 


 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias