lunes 01 de junio de 2020 - Edición Nº1530
Impulsobaires » Economía » 22 may 2020

Desolador

Pymes no pueden trabajar y piden que el Estado cubra salarios cien por ciento para no quebrar

De cara a la incertidumbre que genera la extensión de la cuarentena, Camilo Alberto Kahale, presidente de la Federación Económica de la Provincia de Buenos Aires (FEBA), traza la postura de la entidad: "A partir de mayo, el Estado debería hacerse cargo del 100% de los salarios de las pequeñas y medianas empresas que no han sido autorizadas para trabajar, de todos los sectores productivos. Y esa medida debería extenderse hasta que se levante la cuarentena o vuelvan a habilitar sus actividades. De otra manera, las estamos condenando a despedir a sus empleados o a cerrar para siempre".


Por: Redacción

"Las pymes bonaerenses están atravesando una situación crítica. Confiamos en los beneficios de las restricciones aplicadas para preservar la salud, pero los efectos del aislamiento están dejando secuelas muy dañinas para el sector", aseguró Kahale. Esa actualidad da en el marco del ASPO, en el cual las pymes de casi todos los rubros dejaron de operar o redujeron su actividad al mínimo indispensable.

Hoy, la flexibilización de la cuarentena en distintas zonas geográficas va desde las salidas recreativas hasta la reapertura de comercios y activación de áreas productivas bajo modalidades de trabajo especiales, siguiendo estrictos protocolos. Si bien en algunas localidades de la Provincia estas medidas ya se están implementando, no parece ser suficiente para evitar el cierre y la desaparición de muchas pymes. Las cifras más contundentes comprueban el deterioro que están sufriendo comercios, industrias y otros sectores pyme.

Comercios

En abril, las ventas minoristas medidas en cantidades cayeron un 57,6% anual. Mientras los rubros esenciales descendieron un 31% anual, el resto tuvo una baja promedio del 75%. Uno de los indicadores más preocupantes fue que el 94,5% de los comercios relevados tuvieron declives en sus ventas y no cubrieron sus costos operativos.

"Desde el sector de Comercio y Servicios de FEBA (FEBACyS), se organizaron instancias de capacitación en herramientas tecnológicas para facilitar la venta online. En ese sentido, trabajamos con CAME Pagos, Banco Provincia y Provincia NET", señala Carlos Cappelletti, titular de FEBACyS. Y agregó: "Con relación a los créditos al 24% anunciado por el Gobierno, por cuestiones administrativas y burocráticas, sólo el 20% de los solicitantes pudo acceder".

Desde los primeros días del aislamiento se monitorea la actividad tanto de los comercios del interior de la provincia como los del Conurbano. Actualmente, los primeros ya abrieron entre un 70 y 80%, y los del conurbano en un 20%.

"Algunos pedidos del sector que se convirtieron en medidas apuntaron a que AFIP y ARBA postergaran impuestos, aunque no anularon ninguno. Lo que está funcionando bien son los créditos a monotributistas y emprendedores a tasa cero (los que cumplen los requisitos)", explica Cappelletti. Y continuó: "Algunos municipios exceptuaron tasas en abril y primeros días de mayo. Otros difirieron el pago a 90 y 180 días. Con relación a los alquileres, en abril lo pagó el 70% de los comercios, con acuerdos con los propietarios, y en mayo el 45%. Mientras lo referente a sueldos de empleados, en marzo -entre ayuda del Estado y algún ahorro-, se pagó el 90%; en abril bajó al 70%; y en mayo ya no hay ahorros, con lo cual dependerá del apoyo del Estado, que está aportando un promedio de 20.000 pesos por empleado".

Industrias

El sector industrial también exhibió resultados muy negativos durante lo que va del ASPO. Si bien en marzo sólo hubo doce días de cuarentena, la actividad de las pymes industriales cayó un 28,8% frente a igual mes del año pasado. Y se espera que abril muestre cifras devastadoras.

FEBA, junto con la Asociación de Industriales de la Provincia de Buenos Aires (ADIBA), y la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires (UIPBA), lleva adelante distintas iniciativas. Silvio Zurzolo, Presidente de ADIBA, se reunió con el Director del Banco Provincia, Sebastián Galmarini para acordar una agenda de trabajo conjunta cuyo objetivo es lanzar líneas de financiamiento, impulsar acciones desde FOGABA y estimular la interacción de las sucursales del banco con el canal Pyme.

"Presentamos todos los reclamos y problemas que nuestras pymes están teniendo con el banco y hablamos de proyectos futuros para ayudar a nuestras industrias", comentó Zurzolo.

Zurzolo también participó de un encuentro virtual con el Secretario de Industria de la Nación, Ariel Schale, organizado por la Unión Industrial Argentina (UIA). Se abordaron temáticas como las habilitaciones industriales en el AMBA, el transporte del personal y la realización de tests en las fábricas. "Estos intercambios son muy valiosos para definir los pasos a seguir hacia la rehabilitación de las actividades industriales. Estamos trabajando en protocolos y proyectos para que la industria esté nuevamente activa", detalló Zurzolo.

Producciones intensivas

Casi la totalidad de las pymes representadas por el sector de las Producciones Intensivas de FEBA (FEBAPRI), fueron consideradas entre los rubros esenciales en el marco del ASPO. Si bien la mayoría pudo seguir exportando y nutriendo el mercado interno, se generaron algunas dificultades operativas, relacionadas con las restricciones a la logística y la comercialización.

Sectores como hortalizas pesadas y el frutícola se desempeñaron casi con normalidad. Mientras que la porcinocultura es perjudicada por la sobreoferta ante el achicamiento del mercado. Viveristas y floricultores (flores de corte) es el más perjudicado (único que no estaba contemplado expresamente entre las excepciones). Sufrió graves pérdidas porque tuvo que descartar casi la totalidad de su producción.

"Para los sectores que integran las producciones intensivas, las principales dificultades que persisten siguen siendo las preexistentes al contexto de la pandemia, pero potenciadas por el momento actual. Por ejemplo, la complejidad para el acceso a herramientas de crédito y financiamiento, entre otros temas", expresó Irineo Quiñones, vicepresidente de FEBA por el sector de las Producciones Intensivas.

¿Cuál es el alcance de la ayuda económica?
Desde FEBA aseguran que, desde que se dictó la cuarentena, el sector financiero ha sido el gran ausente en la crisis. Si bien se anunciaron distintas medidas para ayudar a las pymes, por distintas razones (administrativas, requisitos, técnicas, etc.), la mitad de las pymes no pudo acceder a las herramientas.

Los créditos al 24% no fueron de gran ayuda: el 51% de las pymes no lo pidió. Solo 18% lo obtuvo. Del resto, un 13% lo pidió, pero aún no se lo otorgaron, a un 11% se lo negaron y otro 6% su banco no lo tenía disponible. Entre los que no lo pidieron, solo el 21% no lo necesita. El resto es porque no cree que se lo otorguen, por la burocracia, o por malas experiencias de conocidos.

Por su parte, los créditos a tasa cero: el 55% de pymes, emprendedores, autónomos y monotributistas no los pidió. Un 19% los solicitó, pero aún no se lo dieron, a otro 17% se lo negaron y solo a un 10% se lo dieron sin inconvenientes. Si bien un 48,6% de los encuestados no aplicaba a esa modalidad por no cumplir los requisitos, un 22,3% no lo pidió por desconfianza, y el resto porque no quieren más deudas incluso a tasa cero.

Con respecto al salario complementario, solo el 28% de las pymes lo obtuvo sin inconvenientes. Del resto, el 34% no lo pidió, al 30% no se lo otorgaron aún, y a un 8% se lo negaron. Y las contribuciones patronales, tampoco tuvo el alcance esperado: el 46% de las pymes no lo solicitaron, el 41% las postergó por 90 días, y otro 14% las redujo hasta 95%.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS