martes 14 de julio de 2020 - Edición Nº1573
Impulsobaires » La Plata » 21 jun 2020

La semana que pasó

Panorama Político: Pagar sueldos a estatales locales a punto de convertirse en una quimera

Más de noventa días de cuarentena fueron fatales para la economía del país, pero la incertidumbre por lo que resta golpea con mayor ferocidad. Los estados locales están en jaque y al fantasma que significa no poder pagar sueldos lo están viendo varios. Demagogia y populismo de tres décadas fueron letales para la economía. Una encuesta muestra con contundencia la opinión de los platenses ante la crisis.


Por: Fabricio Moschettoni, editor de ImpulsoBaires / Twitter @FMoschettoni

"El miedo sólo sirve para perderlo todo". Manuel Belgrano. 

En primer término, quiero agradecer el contundente apoyo que ImpulsoBaires.com.ar recibió al comenzar la semana cuando se realizó la final de un campeonato de portales de la región organizado por Consultora M&C, y que se tradujo en el acompañamiento de 2.220 personas para lograr un 93.5% contra el 6.5% obtenido por PrensaBonaerense.com.ar, nuestro circunstancial adversario. Esa muestra de confianza debe entenderse como el afecto que despiertan 15 años de trabajo sacrificado, muchas veces silencioso, pero siempre guiados por valores como honestidad y humildad. 

Ahora sí es el turno de analizar los aspectos más complejos que dejó esta semana, y algunas reflexiones para entender lo que está por llegar.

En varios domingos anteriores se advirtió desde esta columna la dificultad que terminarían experimentando las municipalidades para financiarse si la cuarentena se extendía demasiado. Incluso se pueden recordar notas y comentarios del periodista Jorge Joury, quien al principio de la etapa de encierro informaba sobre reuniones que mantenía el gobernador Axel Kicillof con intendentes, los que le expresaban con preocupación la imposibilidad de afrontar el pago de los salarios.

La crisis de no contar con disponibilidad monetaria primero la sintió el comercio y la industria en todas sus expresiones, y el gobierno nacional la trató de suavizar largando algunas medidas como fueron los Aportes de Emergencia para el Trabajo y la Producción, una línea de créditos a las que pudieron acceder muy pocos, y alivios en materia impositiva al postergar vencimientos. A todo esto, la Municipalidad de La Plata acompañó con lo que pudo, y en este caso fue resignando para todo el año la recaudación en algunas tasas vinculadas con 25 mil contribuyentes del sector comercial, industrial y de servicios.

Para muchos la paga a estatales estaba garantizada, y el razonamiento que se repetía sin fundamentos fue decir que nunca las arcas públicas iban a dejar de pagar sueldos, que esa cuestión era imposible porque si los municipios no lo alcanzaban por cuenta propia se podían tomar préstamos, adelantos de coparticipación o incluso una partida extraordinaria de emisión monetaria para ser distribuida de diferentes maneras, entre ellas por el Coeficiente Único de Distribución (CUD). En esta columna, aún a riesgo de recibir críticas por encender alarmas, se ratificó que los municipios no iban a poder cumplir con la obligación sueldos a la brevedad. Eso está pasando.

Esta semana el Gobierno de Kicillof fue distribuyendo por CUD unos 3 mil millones de pesos, y a la Municipalidad de La Plata le tocó una partida de 93 millones para hacer frente al temible combo de sueldos y medio aguinaldo, pero resulta que ese número no va a alcanzar si se tiene en cuenta que para la erogación mensual de salarios se necesitan 270 millones, y para lo que corresponde a Sueldo Anual Complementario, unos 127 millones. O sea que el área económica del Municipio va a tener que salir a buscar unos 304 millones de pesos posiblemente afectando el funcionamiento de diferentes áreas de servicios.

El intendente Julio Garro por estos días está más que preocupado por esa situación, tanto como por el marco general de la economía de la región en donde la inactividad está llevando a que no haya ingresos como consecuencia de haber exceptuado tasas a esos 25 mil contribuyentes del aparato productivo y comercial, y ver cómo todos los recursos coparticipables disminuyen al no constatarse recaudación por Impuesto a Ingresos Brutos y otros tributos.

Estamos en el sexto mes del año con los municipios de toda la provincia quebrados o a punto de quebrarse y sin ninguna perspectiva, por lo que no solo a fin de mes van a existir problemas para pagar sueldos, sino que el mes próximo no dará respiros.

¿Se desdobla el aguinaldo?

En La Plata por estas horas en el equipo político y económico de Garro se analizaba la posibilidad de desdoblar aguinaldos: “algunos van por esa opción, otros no quieren saber nada”, confió una fuente de la administración local.

El COVID-19 despertó la irresponsabilidad administrativa de tres décadas

La falta de compromiso de todas las gestiones de los últimos treinta años en hacer reconversiones ocasiona que hoy las administraciones estén en quiebra y a punto de no poder pagar sueldos ni aguinaldos a los propios estatales.
Siempre se elogió desde esta columna la decisión política del intendente Julio Garro de haber bajado de casi cuatrocientos cargos de funcionarios heredados de la administración de Pablo Bruera a menos de doscientos, pero últimamente se advirtió que no es posible tener un plantel de 21 secretarías, cuando se encuentran por lo menos ocho o diez que podrían ser fusionadas y así seguir achicando el gasto público improductivo.

Por otra parte, un problema recurrente en todos los niveles de la administración pública es no aprovechar las bajas que van surgiendo como consecuencia de tiempos biológicos en la plantilla de estatales, entonces en lugar de sellar ese achicamiento natural se produce lo que se llama “alta por baja”, o sea que se pasa a planta permanente a un nuevo agente. Eso es una verdadera locura recurrente, y de esa forma se consolida el clientelismo político, el amiguismo ocasionándose un costo innecesario al fisco. Hay ejemplos de sobra que merecen una reprobación total, como cuando se ocasiona una baja en sector carpintería de determinada dependencia pública y se nombra a un nuevo agente con el argumento de lo estratégico del lugar, pero a los seis meses el ingresante es pedido en comisión a otra área y ahí ya se pierde en la particularidad del folclore de la política doméstica.

El tema comisiones entre estatales merece un párrafo aparte porque se producen verdaderos atropellos. Las comisiones deben prohibirse porque en la mayoría de los casos alimentan la politiquería y la no concurrencia a trabajar.

El gasto en personal, una piedra en el zapato

La Municipalidad de La Plata gastó para su funcionamiento durante el 2019 unos $ 10.655 millones, y de ese volumen la partida para sueldos fue del 26%. Un dato interesante es que para financiar los gastos la Comuna obtuvo una importante recaudación propia que conformó el 55% de la masa total, lo que se traduce en un aval enorme que tuvo por parte de los contribuyentes al cumplir con el pago de sus Tasas. Hoy esa masa de recursos no va a estar.

El gasto político es la explicación del desastre

Lamentablemente, como se dijo antes, pasaron tres décadas sin que el Estado haga los ajustes pertinentes para poder optimizar la utilización del gasto público, y la enorme cantidad de nombramientos y gasto político termina siendo la causa principal de los recurrentes fracasos.

Los políticos en su conjunto responden con espíritu de cuerpo, o sea que nadie quiso hacer el ajuste, -AJUSTE, así con mayúsculas -, que había que generar para achicar el aparato burocrático y hoy se pagan las consecuencias.

“Le propongo a un político que por un día administre un comercio”, decía la Asociación Comercial de Calle 12 en una carta angustiante con la que se buscó mostrar que es imposible seguir adelante sin generar ingresos, y ese razonamiento es la clave del problema actual: pasaron treinta años sin que el bisturí se use, y la política logró de esa forma la imposible misión de oxidar el acero.

Es cierto que la Ciudad con su 26% destinado a pago de salarios está por debajo de la media nacional que es de alrededor de 28 o 29 % teniendo en cuenta un combo Nación – Provincia - Municipios, pero de todos modos es necesario continuar achicando el gasto público más allá de la pandemia, porque ya en términos normales, por ejemplo, se termina gastando mucho más en personal que en obras para el vecino.

De todos modos, insisto, el tema del empleo público obedece a un tratamiento global a nivel país como cultura del trabajo, aunque de todos modos con eso no se pretende quitar responsabilidad a las diferentes gestiones locales que se sucedieron desde el arribo de la democracia. 

Ver la realidad

Para tomar una magnitud del problema del que hablamos, entre el año 2001 y el 2014 el empleo público creció en el país un 70%, siendo los gobiernos provinciales los más generadores de trabajo, con un 51% del total, seguido por los municipios, con un 32% y finalmente el gobierno nacional con 17% (datos de CIPPEC).

En 2015, cuando accede al gobierno el presidente Mauricio Macri, comenzó un importante descenso en el empleo público nacional, con una significativa reducción entre diciembre de 2015 a diciembre de 2018 de 17.4%, o sea unos 41.828 empleados menos según el ministerio de Trabajo.

Pero esa reconversión no generó el mismo efecto en las provincias, que lejos de reducir sus planteles los aumentaron en un 2.5 %, y mucho peor fue la cuenta en los municipios con un crecimiento de sus planillas de nombramientos a nivel país de 3.7%.

Si bien es cierto que reducir empleos públicos es costoso porque se genera una resistencia muy fuerte con los gremios del sector, es una medida que las administraciones deben profundizar de manera urgente porque el futuro será mucho peor que el día de hoy.

Necesidad de conseguir recursos: Achicar Estado, concesionar y/o privatizar

El camino hacia una administración sólida obliga al gobierno local a contemplar algunas particularidades para el futuro en la misión de obtener recursos.

Hace un par de domingo se expuso desde esta columna un plan de acción rápido a considerar, como es hacer un diagnóstico sobre los lugares que aún la Comuna puede concesionar, aumentar el canon de las concesiones existentes, reducir el Estado, y empezar un camino de concesiones de magnitud a gran escala o privatizaciones.

Se reitera la necesidad de concesionar o privatizar parte de las 50 hectáreas que dispone la República de los Niños, lo propio con el Parque Ecológico (antes de que sea tomado por intrusos), y la Terminal de Ómnibus. También, una nueva configuración del barrio Meridiano V rediscutiendo la presencia municipal en la Estación Provincial y adyacencias, la que hoy está de manera compartida con Nación y Provincia, pero quien se hace cargo de los gastos es la Comuna.

El Estado local no puede hacerse cargo de lo que ya no tiene sentido.

Enojo de los platenses con el cuarto gobierno kirchnerista

La gestión del presidente Alberto Fernández todavía tiene un crédito entre los platenses, aunque su aceptación se redujo bastante en el último mes, y posiblemente sufra un nuevo tropezón la semana entrante o la otra cuando se conozcan resultados de opinión pública que se están midiendo en estos momentos.

Un dato para tener en cuenta lo presentó DC Consultores en un trabajo sobre 920 entrevistas realizadas en nuestra ciudad durante el 16 y 17 de este mes por la modalidad de dispositivos móviles, y allí se preguntó directamente si se estaba a favor o en contra de la intervención del Grupo Vicentín, arrojando como dato una negativa a la posible medida oficial de un 63.8 %, contra el 36.2% que acompañan tal eventualidad.

Otros datos económicos de la consultora que dirige Aníbal Urios es que, ante la pregunta de si se tuvo que recurrir a ahorros o préstamos para subsistir este tiempo, un 62.9% dijo que se gastó sus previsiones, el 28.2% refinanció su tarjeta, y el 8.9% tomó préstamos.

Y ante la pregunta directa sobre a qué se le tiene más miedo, si al coronavirus o a la crisis económica, el 58.8% se manifestó por la economía, y el 41.2% lo hizo por la variante sanitaria.

Un tema que enciende alarmas es el dato sobre que un 61.7% de los platenses consultados en esa encuesta dice que no quiere volver a la primera etapa de la cuarentena, el 35.3% dijo que sí, y el resto no saben.

Con la misma contundencia, ante el coronavirus, el 63.7% de los consultados cree que lo peor está por venir, el 24.2% dijo que no sabe, y el 12.1% dijo que ya pasó la parte más dura.

Acá hay un tema curioso porque se ubicó al entrevistado en rol de presidente y se le preguntó como planificaría la cuarentena, y allí la respuesta fue que el 66.4% lo haría por sectores, el 21% como hasta ahora, por etapas, el 10.9% según la demanda económica, y el 1.7% no sabe o no contestó.

La percepción local sobre confianza de los dirigentes para salir de la crisis todavía está en términos aceptables, aunque hay una degradación con el paso de las semanas. De todos modos, ante esa pregunta, el 36.3% dijo tener algo de confianza, el 11.8% mucha confianza, el 28.2 % poca confianza, y el 23.7% nada de confianza.

Venta ilegal

La Federación Empresaria de La Plata (FELP) envió una nota al intendente Julio Garro para que se atienda “la proliferación de la venta ilegal”, la que está empeorando aún más la delicada situación del comercio local.

Espionaje ilegal

Si no tuviésemos el coronavirus como tema único el título de esta columna estaría nuevamente relacionado con el escándalo del espionaje ilegal que en nuestra ciudad tuvo como víctimas al ex intendente Pablo Bruera y a su tío, el presidente del PJ, Luis Lugones.

Bruera estuvo el viernes en el juzgado federal de Lomas de Zamora, en donde el magistrado Federico Villena le dio una carpeta con pruebas que mostraban cómo lo espiaban a él y a su familia durante largo tiempo en el gobierno pasado.

En ese marco se podrían dar novedades en los próximos tiempos y estarían relacionadas con el posible pedido de indagatoria al actual diputado provincial y ex secretario de Asuntos Municipales, Alex Campbell.

Legislativamente, el diputado por el Frente de Todos de La Plata, Guillermo Escudero, impulsa la creación de una comisión investigadora para analizar varios aspectos de la inteligencia ilegal en especial en penales provinciales durante la gestión que lideró la ex gobernadora María Eugenia Vidal, y además una fuente de la bancada oficialista dijo a ImpulsoBaires.com.ar que si llega el momento de tramitar el desafuero de Campbell “los números están asegurados”.

Hasta el próximo domingo.
 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS