domingo 25 de octubre de 2020 - Edición Nº1676
Impulsobaires » La Plata » 11 ago 2020

Pobreza

La indispensable necesidad de políticas públicas con destino a madres jefas de hogar en La Plata

Hace unos días, la fundación FundPlata publicó un estudio de campo en donde se observaron cifras alarmantes que describen una situación compleja de arrastre por la que atraviesan las madres jefas de hogar. Ellas tienen que salir a trabajar para atender a sus hijos pero las condiciones son paupérrimas.


Por: Redacción

Combinar la maternidad con el acceso al trabajo y su permanencia supone una problemática en la actualidad de nuestro país, y nuestra ciudad de La Plata no escapa a esa realidad. Actualmente, un informe de la Fundación FundPlata, revela que las madres jefas de hogar pertenecientes a los barrios de la periferia platense encargadas de llevar adelante la economía del hogar, presentan los índices más elevados de pobreza. Según datos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) 2018, las mujeres jefas de familias, de entre 14 y 49 años, representan el 85,9% de la población, mientras los jefes (varones) representan el 14,1%.

En ese marco,  desde el  ciclo Costo de vida, -Impulso Baires y Radio 96-, Fabricio Moschettoni habló con Andrea Rodríguez, una de las responsables de ese trabajo, y contó: “el tema surgió a raíz de datos del INDEC que dicen que el 31% de familias monoparentales el 84% son jefas de hogar, y a raíz de ahí empezamos a ver lo que sucedía, y es algo usual lamentablemente”.

“Del cien por ciento de las encuestadas, el 68% trabaja de manera informal, el 66% no cubre gastos, y las jefas de hogar trabajan muchas horas para tener un sueldo más o menos digno y eso hace que resten en tareas de crianzas y cuidados y sobre ella tienen una carga psicológica muy fuerte, y eso hace que la igualdad de oportunidades y derechos se vea impedido”, indicó.

Agregó: “la estructura familiar de fue modificando a raíz del tiempo. Nosotros nos focalizamos en las madres jefas de hogar”.

“En esos hogares lo que más faltan son ingresos, porque se tratan de lugares alquilares. Ellos eligieron una familia biparental pero después no resultó y la mujer tuvo que hacerse cargo de la manutención total de los hijos, y del otro progenitor ni siquiera teniendo contacto con los hijos”, dijo.

Luego sostuvo: “la madre lleva el pan a la casa, pero emocionalmente está más vulnerable y   por esa situación y no ve bien de lo que le pasa a su hijo. A eso se le suma la situación actual y además la carga educativa”.

Acerca de los chicos dijo que “en una situación de pandemia por lo general colabora una abuela o tía, pero por también están en la misma situación que la mamá, por eso hay una red muy vulnerable”.

“Necesitamos políticas públicas para abordar esta vulnerabilidad”, pidió Rodríguez.

Sobre si las madres jefas de hogar ven un horizonte para salir, dijo: “algunas sí y otras no. Dependen del carácter y fuerza de voluntad. Hay algunas que piensan que pueden salir y ponen empeño y voluntad. A mi de cifras no me gusta hablar pero sí decimos que es una cantidad de personas muy importante”.

A la hora de cuestiones simples que podrían abordarse para empezar a dar alguna respuesta, dijo: “hay algunas cosas que podrían pensarse como el transporte de estas personas, o ver la posibilidad de una red de instituciones para que los chicos sean resguardados mientras las mamás salen a trabajar tranquilas”, indicó y sostuvo: “nosotros queremos hacer visible el tema”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS