miércoles 24 de febrero de 2021 - Edición Nº1798
Impulsobaires » La Plata » 16 ago 2020

La semana que pasó

Panorama Político Platense: Equilibrista

Cuando van alrededor de 150 días de cuarentena son muy pocos los que creen en ella. En la Ciudad una gran parte de sus actividades están retornando, pero aún falta mucho por hacer. Tiempos difíciles, aunque la llama del optimismo no se apagará.


Por: Fabricio Moschettoni, editor de ImpulsoBaires / Twitter @FMoschettoni

“El Estado se hace fabricante, constructor, empresario, banquero, comerciante, editor, y se distrae así de su mandato esencial y único, que es proteger a los individuos de que se compone contra toda agresión interna y externa. En todas las funciones que no son de la esencia del gobierno obra como ignorante y como un concurrente dañino de los particulares, empeorando el servicio del país, lejos de servirlo mejor” (Juan Bautista Alberdi, “La omnipotencia del Estado de la negación de la libertad individual”).


El intendente Julio Garro debe hacer equilibrio todo el tiempo. Por un lado, está la demanda de cada vez más sectores de la población para volver a lo más parecido a la normalidad, y por el otro la idea inentendible del gobierno de la Provincia que quiere cerrar cada vez más, como si se tratar de manejar robots en lugar de guiar a personas que vivimos en sociedad. En calle 6 parecieran estar convencidos de no aflojar hasta la existencia de una vacuna, y eso es peligroso porque llevará a la ciudadanía inexorablemente no solo a una crisis económica, sino que también a la desintegración social.

Así como el domingo pasado titulaba la columna como “Capitalidad”, por el alto significado que tiene para las finanzas municipales establecer un canal de diálogo serio con la Provincia para que esta se ponga al día con la deuda que mantiene por $ 1.200 millones en concepto de esta Tasa, hoy opto por llamar “Equilibrista” a este nuevo capítulo, porque subrayo la virtud del alcalde en esa dirección.

Este viernes si se quiere fue un día más que importante en la cuarentena platense porque Garro mantuvo una reunión con desarrolladores locales para ver cómo se puede empezar a reactivar la obra particular de un modo seguro. Allí hubo un compromiso del empresariado de acercar nuevos protocolos y con ellos revisados el Jefe Comunal los trasladará a la mesa del gobernador Axel Kicillof para buscar un ok.

La construcción privada en la Ciudad es un motor movilizador más que importante porque da empleo a 7.500 operarios de manera directa, a 17.000 personas de forma indirecta, pero además todo ese volumen de riqueza que se produce luego se vuelca al comercio local y así la rueda de la economía al menos empieza a moverse con cierta continuidad.

En esta columna lo reiteré en varias oportunidades, cuando la obra pública y privada toma ritmo en la Ciudad en solo un trimestre se refleja en los números del mercado laboral con impacto de dos o tres puntos en positivo. Para La Plata, que tiene una matriz pobre de su economía porque está basada en el sector público casi con exclusividad, contar con la construcción como eje accesorio es clave.

Según un relevamiento que maneja la Municipalidad, en el distrito hay 250 edificios parados desde hace 150 días, y un total de obras privadas pausadas de alrededor de 600 emprendimientos.

Por esa razón, en la semana Garro instruyó a una de las mejores funcionarias que tiene cerca como es la secretaria de Planeamiento María Botta para que acelere el proceso de optimización de autorizaciones, por lo que se concentró en tener todo ajustado así cuando esté el visto bueno definitivo la obra privada se reinicie haciendo la tarea más fácil desde lo burocrático: “hemos digitalizado todo”, dicen con optimismo desde la sede comunal.

Por eso, en la semana el intendente tuvo un seguimiento minuto a minuto de todo el proceso de preparación para conseguir persuadir a la Provincia de que es necesario que la construcción vuelva a poner ladrillos en la parte privada, y en ese marco sabe que el éxito dependerá de seguir mostrando  un trabajo aceitado de todo el Estado municipal mediante las tareas de desinfección, funcionamiento de las delegaciones municipales dando respuestas a los vecinos para que estos no se trasladen demasiado de sus barrios, control estricto del transporte público en donde ahí articula con la CNRT que conduce el ex edil José Arteaga y se han visto grandes operativos en la Terminal de Ómnibus, trabajo coordinado con comerciantes en centros comerciales, y cuestiones similares.

Articulación con Provincia

Durante la semana el intendente tuvo varias reuniones con funcionarios provinciales como por ejemplo con el ministro de Hacienda, Pablo López, por la deuda que puntualizaba al principio; también con el ministro de Desarrollo Social, Andrés Larroque para definir la situación del predio de Planeadores en donde habrá urbanización para viviendas y proyectos de ecoagricultura; y dialogó con el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, por algunas obras públicas que están paradas.

Comité de Crisis, de la confrontación al acuerdo

En el Palacio de Calle 12 hicieron un balance positivo de la semana porque hasta el Comité Central de Crisis que prometía ser el escenario de una confrontación atómica entre oficialistas y opositores este viernes se caracterizó por un debate fuerte en donde se ajustaron tuercas y se coincidió en un programa con importantes puntos para trabajar en los barrios, incluso convocando a las empresas de servicios. En ese marco se vio la mano del secretario de Coordinación, Oscar Negrelli, que fue aceitando los mecanismos para que la reunión del Pasaje Dardo Rocha fuera tan intensa como productiva.

Psicólogos en la mira

 A fines de julio, el intendente promovió la autorización para que los psicólgoos como otros profesionales empiecen a prestar servicios en sus consultorios, pero por un llamativo olvido la Provincia no los incorporó, y entonces los profesionales se enojaron con el Colegio de Psicólogos diciendo que por su inclinación kirchnerista no hicieron ningún reclamo. El lío terminó con un pedido del Concejo Deliberante, mediante la concejal de JxC Romina Cayón, para que la Municipalidad gestione nuevamente ante Provincia y así esos consultorios vuelvan a abrirse. La petición de Cayón fue respaldada luego por un pedido de diputados nacionales a instancias de un proyecto que movilizó la legisladora Mercedes Joury.

Comercio formal e informal

Por otra parte, el comercio local sigue realizando encuentros con funcionarios municipales y articulando acciones desde la FELP (Federación Empresaria de La Plata) y CALPO (Cámara La Plata Oeste) con la secretaria de Convivencia y Control Ciudadano, Virginia Pérez Cattaneo, en especial por el control de la venta ambulante, uno de los temas más difíciles para resolver que en épocas de cuarentena se hace mucho más complejo.

Es sabido la posición que tengo con respecto de la venta informal, pero posiblemente sea el momento de empezar a trabajar sobre un nuevo paradigma que a su vez es tan viejo como el propio surgimiento de la actividad comercial organizada, allá por la Edad Media cuando en un espacio público un ciudadano ofrecía sus frutas y otro sus vasijas de barro.

Esa forma tan elemental del comercio con el paso del tiempo se fue sofisticando a partir de que surgían conflictos porque el poseedor de la fruta la empezó a entregar picada o la vasija estaba rota, y allí se dieron algunas formas para dirimir esas tenciones y nació una precaria autoridad consular para hacer también de “equilibrista”. Y más adelante surgieron las asociaciones, las corporaciones, las vinculaciones por rubros de comerciantes para hacerse valer, y mucho más adelante pasó algo en el mundo que denominamos Revolución Industrial, y allí todos se pusieron los pantalones largos y perfeccionaron normas que se trasformaban en ordenanzas, y después en Códigos, y luego había métodos sofisticados de resolución de problemas como los que tenemos hoy en día.

La venta ambulante es ese problema básico de tantos años, pero todavía está con nosotros conviviendo, y tenemos el agravante de que ahora a diferencia de ese entonces contamos con códigos, leyes, ordenanzas, más autoridad y más controles, pero sin embargo cada vez toma mayor volumen y falta de resolución.

El tema posiblemente merece buscar otro camino para solucionarlo porque el sistema fracasó notablemente en todo lo demostrado, es decir que los resultados fueron paupérrimos. Cuando se hacen operativos municipales aplicando las ordenanzas, falta la pata de la AFIP, de ARBA, de Migraciones, o cuando un organismo fiscal interviene a veces están ausentes los otros, por lo tanto y de esa forma es imposible llegar a un puerto.

Entonces tal vez sea el momento de aceptar que la venta ambulante seguirá por el resto de nuestros días, y cuando un problema está presente hay que regularlo, reglamentarlo mediante la negociación. Así, tal vez es preciso que la Ciudad, como tantas otras ciudades del mundo, empiece a tener ferias en predios habilitados en el mismo Casco Urbano o tal vez grandes mercados en donde el requisito central sea que los vendedores estén debidamente registrados, la mercadería tenga respaldo legal para ser ofrecida, y funcionen siendo parte de una nueva normalidad.

Hay que aceptar que de nada sirven los operativos, y que no se puede vivir de operativos permanentemente porque el Estado tiene otras cosas que hacer, además de estar corriendo ambulantes de un lado para otro, y el comercio formal tendrá que entender que la solución del problema tiene que ser con reconvertir al informal en formal, y los informarles tendrán que saber que tienen que encuadrarse para seguir trabajando, y después será el consumidor el que decida en dónde comprar.

El desorden actual de ir por la base del problema a los únicos que benefician es a quienes se dedican a la explotación, a los dueños de un negocio que mueve millones, que es utilizado por el terrorismo internacional para fondearse, por los carteles de la droga, y por quienes se dedican a la trata de persona. Por esa razón y argumentación tal vez sea necesario sincerarnos, aceptar el conflicto y empezar a trabajar para una reconversión.
Y además hay que tener en cuenta una cuestión central en todo esto, y es que después de la pandemia y la cuarentena la economía se va a reconstruir con gran influencia de la informalidad, por lo que hay que estar atentos a ese eje que aparecerá con muchísima fuerza en el día a día.

El comercio en nuestra ciudad se durmió demasiado para reconvertirse tecnológicamente y en la cuarentena sufrió muchísimo esa falta de actualización sumado al criterio conservador que vino manteniendo, y ahora me da la sensación de que tiene que mirar la situación de la venta ambulante desde otra óptica, sino perderá otra pulseada.
Gastronómicos, un gran tema en carpeta

En la Municipalidad está la idea de seguir puliendo propuestas para que otros rubros vuelvan a trabajar lo antes posible, y allí está la gastronomía que hasta el momento viene moviéndose un poco a partir de los pedidos por delivery o el ´take away´ en donde la gente va a retirar el pedido que hace. Sin embargo en el sector dicen que están trabajando a un 10% de lo necesario y que ya muchos han quebrado mientras que otros ven nubarrones por todos lados debido a las deudas que se acumularon, la situación de pagos a empleados, y el inminente problema con los servicios que hasta el momento no tienen una respuesta definitiva.

El viernes San Isidro empezó a habilitar la actividad gastronómica de una manera muy particular, o sea en vía pública y con bancos individuales. En La Plata se están estudiando formas y posiblemente septiembre sea el mes en el que haya algún avance más significativo.

En tema de gastronomía hay una noticia positiva y es que el diputado de Juntos por el Cambio Daniel Lipovetzky presentó un proyecto de ley para que las aplicaciones que se encargan de gestionar pedidos tengan un tope del 20% en la comisión que cobran, ya que actualmente en algunos casos aplican hasta 42%. La iniciativa del legislador tiene como base a pedidos que el sector gastronómico local vino manifestando y que en varias ocasiones se reflejaron en esta columna.

Más para septiembre 

También para el mes de la primavera quedarán habilitados emprendimientos como auto cine, auto teatro o auto recitales, que son formatos en los que la Secretaría de Cultura y Educación venía trabajando incluso desde antes de declarada la pandemia y que se realizarán en el predio de la República de los Niños. Ya está todo armado y prometen que será “el mejor sistema en oferta de todos los conocidos hasta el momento”.

Puente cultural entre las dos capitales

Esta semana hubo una muy buena noticia ya que empezó a funcionar el acuerdo celebrado entre la Municipalidad de La Plata y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para hacer intercambios culturales potenciando a las dos capitales. Así es que ya en la vidriera porteña se pueden ver acciones de la cultura platense, y en nuestra ciudad ocurrirá lo mismo con eventos de CABA.

El acuerdo lo fueron manejando el ministro de Cultura de CABA, Enrique Avogadro, y el secretario de Cultura y Educación local, Martiniano Ferrer Picado.

“El gran desafío que nos plantea la pandemia es cómo hacer que todas las personas sean protagonistas de la cultura, por eso celebramos este diálogo con La Plata y deseamos que sea el comienzo de un vínculo cercano que genere futuros intercambios, para que todos puedan disfrutarlo”, dijo Avogadro, mientas que Ferrer indicó: “está previsto generar presentaciones de bandas platenses en CABA y de grupos de Capital en La Plata, al igual que producir muestras de arte en centros culturales locales que luego se repliquen en espacios porteños”.  

En ese marco podrían adaptarse algunas propuestas de interés empresarial vinculando incluso a las dos orillas del Río de la Plata de manera más integral, algo de lo que el domingo pasado adelanté. O sea, hay un eje virtual por el momento en donde se puede imaginar una especie de miniturismo cultural de fin de semana con intercambios de uruguayos a Buenos Aires – La Plata, y de ciudadanos de AMBA a Montevideo. Las compañías de transporte fluvial ya están trabajando hace rato con esa modalidad, aunque siempre el eje fue Buenos Aires – Colonia – Montevideo – Punta del Este. A ese pack hay que agregar como destino a la ciudad de La Plata.

El nuevo paradigma de la cultura local tendrá como protagonistas a cada vez más sectores privados que van a interactuar con el Estado como se puede apreciar, y así aggiornar la gestión tradicional, la idea es que las acciones culturales sean cada vez más masivas, y puedan ser también un atractivo turístico que aproveche el Ente de Turismo platense en concepto de planificación de sus políticas.

La Ciudad tiene todo para hacer una revolución del miniturismo desde su patrimonio cultural modernizado.

En definitiva, toda organización púbica o privada tiene que disponer de un sello cultural que la distinga, y si se entiende a la Ciudad de ese modo es preciso fortalecer su marca para desde ahí agregar algo de generación de riqueza a la matriz económica, que como siempre subrayo hasta el momento es fuertemente estatal.

Tolosa Paz avanza

En tanto, el gobierno nacional oficializó el nombramiento de Victoria Tolosa Paz como presidenta del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales (CNPS), aunque de todos modos ya venía trabajando en esa función desde los comienzos de la gestión del presidente Alberto Fernández.

Por otra parte, durante la semana la funcionaria visitó el renovado polo productivo ferroviario que funciona en 3 y 526 y desde allí destacó el "compromiso y la responsabilidad de una comunidad que se une para generar alternativas concretas de trabajo y producción".

El polo productivo de Tolosa forma parte del proyecto de puesta en valor de los talles ferroviarios, y funciona en el predio diseñado por el ingeniero Otto Krause, fundador de la primera escuela de enseñanza técnica de la Argentina.   

Hasta el próximo domingo

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias