domingo 20 de junio de 2021 - Edición Nº1914
Impulsobaires » Politica » 5 may 2021

Contrapoder

La foto de una unidad que cruje y sorpresa por la frase de un dictador en el acto en Ensenada

En el acto de Ensenada, el Gobierno trató de mostrar la foto de una unidad que cruje y está vacía de contenido. Además, puso en evidencia, una suerte de declaración de guerra y un choque de poderes. Es decir, el primer capítulo de un serio conflicto institucional entre el Poder Ejecutivo y el Judicial. El oficialismo interpreta que la Corte pretende vaciarlo de poder.


Por: Jorge Joury *

En esa dirección. al Presidente no le tembló el pulso, al esbozar una durísima crítica a los jueces de la Corte Suprema, luego del fallo que avaló las clases presenciales en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Junto a Cristina Kirchner, Sergio Massa y Axel Kicillof, el jefe de Estado acusó a los integrantes del máximo tribunal de haber fallado en virtud de sus intereses políticos y no en base al derecho.“Yo creo que un juez tiene derecho a postular a un presidente y a votarlo. Puede hacerlo, sin ninguna duda. Lo que no puede hacer es usar las sentencias para favorecer a los candidatos que le gustan. Eso no lo pueden hacer”, planteó el mandatario en dos oportunidades durante su discurso.

Lo que las cámaras de TV pusieron en evidencia, es que AF y Cristina Kirchner tuvieron algunos gestos de complicidad. La vicepresidente asintió y aplaudió las palabras de su compañero de fórmula, pero fiel a su estilo, no habló. Quien sí lo hizo fue el gobernador bonaerense Kicillof, quien remitió a la causa del dólar futuro -ya archivada- para cuestionar al Poder Judicial. “Lo que buscan es modificar el curso de las decisiones de un gobierno democráticamente elegido; como la sociedad no les da bola, van a buscar a los jueces para tomar las decisiones que no han podido conseguir en las urnas”, señaló.

La gran sorpresa estuvo a cargo del anfitrión del encuentro, el intendente de Ensenada Mario Secco, quien apeló a un discurso belicoso y a una frase que recuerda tiempos oscuros de la Argentina. “Si quieren venir, que vengan”, planteó el jefe comunal, algo que hizo recordar a lo que dijo el dictador Leopoldo Fortunato Galtieri, allá por abril de 1982, durante la guerra de Malvinas, desde el balcón de la Casa Rosada, ante miles de personas reunidas en la Plaza de Mayo.

Las desafortunadas palabras del jefe comunal fueron vitoreadas por todos los presentes. Incluso el ex titular de la UOCRA, el sindicalista Juan Pablo “Pata” Medina, quien debería estar detenido por “lavado de activos y asociación ilícita” y sin embargo a mediados de febrero de este año fue beneficiado por la justicia federal de La Plata. Pero Medina estaba en el lugar con un grupo de trabajadores, para mostrar que aún tiene poder de fuego y le dejó una carta al Presidente, pidiéndole que interceda para que vuelva a conducir el gremio porque se siente un "perseguido político".

Sin hacer hincapié en nombres personales, AF también hizo una referencia a la interna en el gabinete nacional, sobre todo por la situación del subsecretario de política energética, Federico Basualdo. “Miren bien, veo cámaras de fotos y televisión. ¡Saquen esta foto! Esta es la foto de la unidad de quienes queremos poner de pie a la Argentina”, señaló.

Frente al actual escenario político, la ex diputada nacional Elisa Carrió está convencida que Cristina Kirchner está dando un golpe dentro de la propia coalición gobernante, frente a un Presidente que aparece cada vez más debilitado por el propio frente interno. La líder de la Coalición Cívica analizó así la reacción de la vicepresidenta tras el fallo de la Corte Suprema, que avaló las clases presenciales y derribó el DNU del Gobierno que las restringía por 15 días.

Carrió, que integra Juntos por el Cambio, sostuvo: “Cristina Kirchner es golpista; está dando un golpe dentro de la coalición de gobierno, contra el único ministro que muestra algo de razonabilidad. Ser golpista es voltear lo que el pueblo eligió conforme lo establece la Constitución Nacional. Cristina quiere liderar el gobierno”.

En esa dirección, el fin de semana pasado circuló la versión de un fuerte cruce entre el Presidente y su principal socia. Hay quienes aseguran que la ríspida charla fue el detonante del caso Basualdo, donde Alberto insistió en sostener a Martín Guzmán. Comentan que AF se plantó advirtiendo a viva voz lo que significa para el país y la comunidad internacional un portazo del ministro en medio del proceso definitorio de la negociación de la deuda. Tal vez la foto del acto de Ensenada, donde estuvieron todos los socios de la coalición, sea un mensaje para desalentar esas versiones y cerrar filas, transmitiendo el mensaje que existe un bloque monolítico, pero que bajo el análisis político más fino, cada vez amplía sus grietas.

Y por si algo faltaba para echar nafta al fuego, la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, no esperó ni un minuto en una entrevista radial para marcar distancia con Alberto Fernández.

Visiblemente molesta con el fallo del máximo tribunal que avaló la presencialidad en las aulas, De Bonafini oyó el duro mensaje del Presidente -que habló de la “decrepitud” de las sentencias de los magistrados-, y señaló que, a diferencia del jefe de Estado, la decisión del Poder Judicial no le sorprendió.“Estaba escuchando al Presidente. ¿Se dio cuenta recién ahora de que (los jueces de la Corte Suprema) son una basura? Se ve que en la dictadura no se dio cuenta de nada”.

En una de las semanas más difíciles para el Frente de Todos, la idea fue mostrar unidad ante la adversidad. En un municipio amigo, gobernado por el ultra K Mario Secco, la excusa oficial fue el lanzamiento del Programa Reconstruir, destinado a finalizar la construcción de 55 mil viviendas, con una inversión de 110 mil millones de pesos, además de los 200 años que cumplió Ensenada.

Además, el encuentro apuntó a cerrar las heridas que abrió este fin de semana la interna en el Ministerio de Economía por las tarifas, luego del pedido de renuncia de Martín Guzmán al subsecretario de Energía Eléctrica, Federico Basualdo. Respaldado por el Instituto Patria de Cristina Kirchner, la salida de Basualdo fue desmentida y por ahora permanece en el cargo.

Otro dato relevante, fue  el primer acto público de Alberto Fernández junto a Cristina Kirchner desde la apertura de sesiones ordinarias del 1 de marzo pasado. Conviene recordar que para encontrar una foto que reúna al presidente, a la vice, a Sergio Massa y a Axel Kicillof hay que retrotraerse al 18 de diciembre de 2020, cuando compartieron el escenario del Estadio Único de La Plata. Fue el día que la vicepresidenta sacudió a los ministros del Gabinete y al propio Alberto Fernández, al proponer que "todos aquellos que tengan miedo o que no se animan" vayan "a buscar otro laburo".

Alberto Fernández camina sobre una fina tela de cebolla, tratando de hacerlo con equilibrio para no caer al vacío, Pero cada vez queda más en claro, que la que maneja los tiempos es Cristina.

*Jorge Joury es licenciado en Ciencias de la Información, graduado en la UNLP.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias