miércoles 25 de mayo de 2022 - Edición Nº2253
Impulsobaires » Economía » 14 jun 2021

Hubo fuertes inversiones privadas

En La Plata hay 2.400 familias que viven de la hotelería, y el sector está pidiendo auxilio urgente

En la semana se conoció un informe sobre el sector hotelero y el gastronómico en donde dicen que perdieron 19.000 fuentes laborales a nivel país desde el inicio de la cuarentena y el rubro está en una agonía prolongada.


Por: Redacción

La Plata tuvo un incipiente reverdecer de actividad turística este verano gracias a acciones sostenidas desde el Ente de Turismo local que preside el empresario Daniel Loyola, pero sin embargo hay luces de alarmas por todos lados.

Para tener una idea de la dimensión de la actividad, en La Plata el sector hotelero da trabajo a más de 600 personas de manera directa, pero esa cifra se puede duplicar aplicando un criterio conservador, o algunos dicen triplicar, en cuanto a generación de mano de obra de forma indirecta. Y además en los últimos cinco años se construyeron cuatro hoteles de primer nivel (Grand Brizo, Land Plaza, Days Inn y Howard Johnson), aumentando la cantidad de plazas de 3000 a 3400 pero también moviendo inversiones de más de US$ 30 M.

En ese marco movilizador de la economía, el sector hotelero está presentando signos preocupantes que podrían tener consecuencias demoledoras próximamente si no hay una acción directa de los estados nacional y provincial. Hasta el momento, el sector hotelero local reconoce que solo ha recibido acciones concretas por parte de la Municipalidad mediante la eximición de tasas que ejecutó el intendente Julio Garro, pero ahora necesitan que se reconsidere la situación del Impuesto Inmobiliario, una cuestión que depende exclusivamente del estado provincial.

En el plano bonaerense, Carlos Montaldo, presidente de la filial AHT Buenos Aires (Asociación de Hoteles de Turismo de la República Argentina), graficó la situación: “nuestra actividad necesita con urgencia medidas de apoyo por parte del gobierno de la provincia de Buenos Aires para evitar mayores pérdidas de empleo sobre los casi 200.000 trabajadores registrados en la actividad turística en general y más de 50.000 en la actividad hotelera-gastronómica en particular. La eximición del impuesto inmobiliario durante la vigencia de la pandemia es una forma de aliviar la dura carga de costos fijos que soporta el sector sin ingresos. Entre el año 2018 y el 2021 se sextuplicó el valor de este impuesto que se aplica a los grandes hoteles. Si ya era difícil afrontar estos incrementos en tiempos de normalidad sanitaria, es imposible hacerlo con 15 meses acumulados de baja o nula ocupación. La hotelería se encuentra en estado terminal”.

Hasta el momento el gobierno provincial reaccionó casi con una ironía al anunciar para las empresas la eximición por unos meses del impuesto a los Ingresos Brutos, pero el tema es que en hotelería no hay actividad prácticamente, y esa carga impositiva actúa cuando se factura o sea que se transforma como costo variable: si no hay trabajo no hay ingresos brutos.

El tema es de particular importancia para nuestra ciudad porque en los últimos meses se empezó a diseñar una propuesta muy atractiva desde el Ente Turístico que cuando se pueda concretar será la llave para el desarrollo en la post pandemia, o al menos uno de los principales pilares. Y por esa razón hay que cuidar más que nunca la infraestructura que aporta el sector privado como hotelería y emprendimientos gastronómicos.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias