martes 25 de enero de 2022 - Edición Nº2133
Impulsobaires » La Plata » 11 ene 2022

Punto de vista

El flagelo de los servicios de agua y energía eléctrica en La Plata, ¿hasta cuando?

Nuestra región está atravesando una realidad muy compleja en cuanto a la prestación de servicios públicos, en particular, el agua potable y la energía eléctrica: debido al gran crecimiento urbano y poblacional y a la falta de planificación e inversión en infraestructura que acompañe esta expansión, padecemos una permanente saturación de ambos sistemas que llegan a colapsar a causa de cualquier factor que aumente la demanda.


Por: Gastón Crespo *

Las altas temperaturas que caracterizan esta época del año son un ejemplo de ello. Muchos barrios de nuestra ciudad se ven obligados a convivir con la falta de agua y cortes eléctricos reiterados, que incluso llegan a durar varios días. Lamentablemente esta situación se repite año a año, por lo cual responde a un problema estructural que requiere no solo una respuesta inmediata por parte de las empresas prestadoras sino también la intervención de los organismos estatales responsables de garantizar estos servicios básicos. 

En cuanto al suministro de agua potable, realizamos distintos estudios, entre ellos a través del Portal Ciudadano que pusimos a disposición de los vecinos para que carguen sus reclamos, donde pudimos constatar que el estado de la red es crítico desde el punto de toma para su potabilización hasta la distribución. 

Además, hemos registrado que la calidad de agua que llega a muchas casas platenses no cumple con los estándares de salubridad necesarios. No son pocos los vecinos que denuncian aguas turbias, con sedimentos e incluso con larvas, exponiéndolos a riesgos para la salud que llegaron a requerir internación de niños y adultos mayores. 

El sistema eléctrico, por su parte, cuenta con una infraestructura obsoleta e insuficiente, en la cual no se realizaron inversiones acordes al crecimiento poblacional, a la extensión de nuevos barrios ni a la actualización que demanda el simple paso del tiempo. EDELAP no solo no presta un servicio acorde a la nueva demanda, sino que además no atiende debidamente los proyectos de ampliación en zonas no céntricas. 

Todo esto trae aparejadas diferentes consecuencias perjudiciales para los vecinos afectados, quienes no solo tienen que padecer la falta de electricidad, sino también de agua, refrigeración, seguridad e insumos básicos para la vida, sobre todo en los casos de personas con discapacidad y electrodependientes. Asimismo, se deben contemplar las pérdidas irrecuperables que todo ello significa para comercios y hogares.

Por estos motivos, durante mis tres períodos como concejal, me he dedicado particularmente a acompañar a los vecinos ante estos reclamos y, a partir de allí, buscar soluciones que ayuden al mejoramiento de esta problemática en nuestro distrito. 

Solicitamos reiteradamente la presencia de ABSA y EDELAP, así como de los entes reguladores de dichos servicios, para que brinden conjuntamente explicaciones con respecto a estas deficiencias y planes de obras a corto, mediano y largo plazo para dar soluciones definitivas. También pedimos que se declare la Emergencia en ambos servicios para que los organismos correspondientes cuenten con las herramientas que les permitan controlar, sancionar y, de ser necesario, intervenir las empresas ante tantos incumplimientos. 

Los servicios públicos son un recurso imprescindible para la vida. Exigimos la acción inmediata del gobierno provincial, principal responsable de su provisión, para que nunca más un platense vea vulnerado este derecho básico y universal. 

 

* Ex Concejal Partido GEN Ciudad de La Plata. Presidió la Comisión de Medio Ambiente

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias