sábado 03 de diciembre de 2022 - Edición Nº2445
Impulsobaires » Mundo » 29 ene 2022

Europa

Tras siete votaciones, el Parlamento italiano se encamina a reelegir a Mattarella como presidente

El Parlamento italiano reelegirá al presidente Sergio Mattarella por otros siete años, pese a las resistencias iniciales del mandatario, luego de que los 1.009 grandes electores que deben votar un nuevo jefe de Estado para sucederlo hayan llegado hoy a siete votaciones consecutivas sin un nombre de común acuerdo para el cargo.


Por: Redacción


Pese a los pedidos de una parte de las fuerzas políticas para que se pudiera converger en una candidatura femenina de común acuerdo por primera vez en la historia del país, los principales dirigentes acordaron pedirle esta tarde a Mattarella, de 80 años, que se mantenga al frente del Palacio del Quirinale luego de que, desde el lunes, aún no se hayan puesto de acuerdo en un nombre compartido.

"Que el equipo quede así: Mario Draghi como premier y Mattarella como Presidente", reclamó hoy a la prensa el líder centroderechista Matteo Salvini, mientras dentro del Parlamento una nueva votación volvía a fracasar y dando el primer paso para destrabar la reelección.

Las palabras de Salvini, apoyadas luego desde la centroizquierda, apuntan a un acuerdo en la votación que iniciará a las 16.30 locales (12.30 de Argentina), la octava desde el lunes.

"Gracias Presidente", escribió luego el líder del Partido Democrático Enrico Letta confirmando en Twitter la disponibilidad de Mattarella a un segundo mandato.

"Esta noche se cierra", planteó este mediodía a la prensa el líder del centroizquierdista Italia Viva y expremier Matteo Renzi, quien propuso el nombre de Mattarella en 2015.

Tras Renzi, el senador del Partido Democrático Andrea Marcucci dio por confirmado el "bis" del mandatario: "Esta tarde reelegiremos un gran Presidente", escribió.

El reclamo de Salvini en favor de una continuidad, casi contemporáneo a un encuentro entre Draghi y Mattarella de esta mañana, fue el más reciente pedido de parte de una dirigencia que, de centroizquierda a centroderecha, se quedó sin nombres para proponer y ve en el Presidente la única carta que asegura la estabilidad del país y del Ejecutivo.

Apenas pasado el mediodía italiano, una reunión entre los jefes de las fuerzas que integran el Gobierno terminó por confirmar el apoyo a la reelección.

Según el sitio online del diario La Stampa, fue el propio Draghi a pedirle a Mattarella que continúe "por el bien y la estabilidad del país". También el tres veces premier Silvio Berlusconi, de Fuerza Italia, llamó al dirigente para expresarle su apoyo a la reelección, indicó un comunicado partidario.

Ayer, mientras las fuerzas seguían negociando un nombre alternativo, el actual mandatario ya había conseguido 336 votos, cerca de los 505 apoyos necesarios para ser elegido, incluso sin haber dado su disponibilidad a un segundo mandato.

Salvini y el líder del centroizquierdista Movimiento Cinco Estrellas Giuseppe Conte habían sido en las últimas horas los más enfáticos promotores de una candidatura femenina para que una mujer pudiera por primera vez llegar a la Presidencia del país, pero se enfrentaron con los rechazos del resto de las fuerzas políticas a los nombres propuestos, entre ellos los de la titular del Senado Maria Elisabetta Alberti Casellati y de la jefa de los servicios secretos, Elisabetta Belloni.

Mattarella, elegido en 2015 para un mandato de siete años que vence el 3 de febrero, fue el encargo de pedirle a Draghi que asumiera el Ejecutivo el año pasado y es visto como la única garantía de continuidad del Premier, elogiado por la conducción de un Gobierno en el que conviven casi todas las fuerzas con representación parlamentaria, a excepción de la centroderechista Hermanos de Italia.

Durante todo 2021, sin embargo, Mattarella planteó en varias ocasiones que ese sería su "último año" en el cargo y deslizó que no quería que la reelección presidencial, si bien habilitada por la Constitución, se convirtiera en una norma para el país.

La sesión conjunta que reúne a 6 senadores vitalicios de designación presidencial, 321 senadores y 630 diputados elegidos en las elecciones de 2018 y 58 delegados enviados por las 20 regiones del país se reúne en "sesión conjunta" desde el lunes y busca darle a Italia un nuevo jefe de Estado para los próximos siete años.

Según la Constitución, de todos modos, las atribuciones del Presidente son limitadas, concentradas en la firma de leyes y el ámbito protocolar, mientras que la gestión cotidiana la lleva adelante el primer ministro.

En las primeras tres votaciones, el mínimo para ser elegido Presidente era de dos tercios (673 votos), mientras que a partir de la cuarta votación y hasta que se llegue a un acuerdo el umbral es el de mayoría simple, 505 apoyos.

Las votaciones continuarán hasta que las distintas fuerzas del país alcancen un acuerdo por un nombre que logre los votos necesarios.

En 1978, por ejemplo, el socialista Sandro Pertini fue elegido tras 16 votaciones en 12 días, un horizonte que sin embargo las fuerzas políticas buscan evitar esta vez.
 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias