sábado 10 de diciembre de 2022 - Edición Nº2452
Impulsobaires » La Plata » 15 nov 2022

Polémica

La nueva conducción de la UCR quedó debilitada luego de inusual jugada de ediles con repercusiones en el Presupuesto municipal

Los tres concejales de la Unión Cívica Radical de La Plata, Diego Rovella, Manuela Forneris y Verónica Rivas, no dieron quórum en la sesión de ayer en el Concejo Deliberante, por lo que para sesionar Juntos dependió del Frente de Todos quien introdujo modificaciones en el Presupuesto Municipal para 2023. El oficialismo municipal terminó el día sorteando bien un planteo inusual creado por sus socios. La nueva conducción radical quedó sumamente debilitada.


Por: Redacción

La amenaza la concretaron la semana pasada con una foto los concejales Diego Rovella, Manuela Forneris y Verónica Rivas, acompañados del diputado Claudio Frangul y el ahora electo presidente del radicalismo, Pablo Nicoletti. La foto era una señal, y así lo reflejó Impulso Baires en su momento.

Sin embargo, ayer los radicales luego de una fuerte discusión en el bloque de Juntos se retiraron sin dar quórum para una sesión clave, por lo que el Concejo Deliberante, presidido por Darío Ganduglia, necesitó del aval del Frente de Todos para sesionar.

La oposición local a cambio logró incorporar modificaciones de interés en el proyecto para el Presupuesto del año próximo como por ejemplo crear un fondo en Educación con 50 millones de pesos para llevar internet a escuelas, plazas libres e interconexión en localidades, otros 100 millones para infraestructura escolar y además una Comisión de Seguimiento, y también 100 millones para infraestructura barrial.

También el tratamiento de la creación de un Consejo de Salud Sexual Reproductiva y no reproductiva, y una nueva fórmula para el tributo de plusvalía, y un pase a planta de empleados comunales.

La sesión era convocada para una reprogramación de la deuda de la comuna con Provincia por el fondo Covid.

Así es que la mayoría del bloque de Juntos, que responde al intendente Julio Garro, logró terminar el día airoso luego del desplante de los radicales, quienes interpusieron las cuestiones de Estado local a las broncas por la interna partidaria y una acusación al Pro de involucrase en sus asuntos.

Antes se había producido una fuerte discusión entre el edil Javier Mor Roig, que militaba en la Coalición Cívica pero se involucró en la interna de la UCR participando activamente en apoyo de la nómina de Pablo Nicoletti, y el garrista Juan Martínez Garmendia, a quien acusaron tomar posición, supuestamente, por la nómina de “Adelante”. Lo raro es que ante consultas sobre si Mor Roig regresaría a la UCR, una fuente partidaria dijo: "solo apoyó a la lista de Nicoletti pero no hay posibilidades de que puede regresar".

Nicoletti con el abrazo del concejal Javier Mor Roig, que no pertenece a la UCR pero acompañó su nómina

La nueva conducción, liderada por Pablo Nicoletti, había comenzado mal el mismo domingo en donde sus seguidores propinaron críticas fuertes al garrismo, tanto como al titular de la UCR, Maximiliano Abad, y al presidencial Facundo Manes.

Nicoletti quedó atado a la “bajada de línea” del ex jefe de la Junta Coordinadora Nacional, Federico Storani, y así es que dejó en situación de crisis al centenario partido, más cuando desde la nómina de “Adelante”, que lidera el ex diputado Sergio Panella le pidieron que “reflexione” y se opusieron al faltazo de los tres ediles, además de desvincular al Pro de un supuesto apoyo a su formación.

Ayer por la tarde había malestar con la conducción radical por la inusual jugada que los deja mal parado, sobre todo por dejar atado los asuntos públicos a sus problemas internos, de los que quieren hacer responsables a sus socios inmediatos y también a sectores del peronismo.

La nueva conducción radical parece interpretar que vale más la interna partidaria por los asuntos públicos de la ciudad, y la situación concretada ayer en el deliberativo municipal dio cuenta de ello.
Con esa situación quedó muy debilitada la conducción de Nicoletti aún antes de asumir con puentes rotos con la oposición partidaria, con el propio Municipio y sobre todo con el Comité Provincia que lidera Abad.
 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias