sábado 28 de noviembre de 2020 - Edición Nº1710

Tag: Martín Guzmán

El fantasma de la devaluación con Guzmán en tiempo de descuento

La semana que pasó

El fantasma de la devaluación con Guzmán en tiempo de descuento

La pregunta que ronda por estas horas en el mercado financiero es : ¿Cuánto tiempo más será ministro Martín Guzmán? . Comentan que el Presidente lo quiere bancar hasta que se firme el nuevo acuerdo con el Fondo. Cambiar de caballo en medio del río sería demasiado riesgoso. La duda es si va a devaluar él o el ministro de Economía que lo suplante, admiten algunos legisladores oficialistas que le ponen fecha de vencimiento. Añaden que "el malestar reinante hace que a Martín no le duren ni un día las medidas". Ya está sonando el nombre de otro Martín para entrar a la cancha. En este caso se trata de Redrado. Guzmán por estas horas camina por la cornisa. Carga una mochila repleta de desafíos. Lleva ahora el peso de ser responsable central de las medidas para contener el dólar y reducir la brecha. El Gobierno apuesta a su éxito para recuperar volumen político. Pero la ecuación sería al revés: el funcionario queda como fusible y necesitaría otra carta clave: certidumbre política para avanzar.

Con la deuda atada, Alberto logró renacer y se acerca la hora de un plan económico

La mirada de Jorge Joury

Con la deuda atada, Alberto logró renacer y se acerca la hora de un plan económico

Cuando las encuestas marcaban que venía con los números en baja, Alberto Fernández subió sus acciones y logró renacer. No quería ser el presidente del default y lo logró. El sábado a la mañana le dio la orden a Martín Guzmán y su ministro de Economía ensayó una mueca de aprobación y reconectó su teleconferencia con los intermediarios entre el país y los acreedores con deuda emitida bajo legislación internacional para llegar al final de la película. A partir de ahora, la negociación por la reestructuración de más de u$s 60.000 millones de bonos bajo legislación extranjera quedará como un ícono en la línea histórica del Presidente. Será una especie de mojón que probablemente lo ponga al Gobierno, en la responsabilidad de darle carnadura política definitiva al plan de la reactivación económica. En sí mismo, esto llevará un desafío especial: poder ejecutar con precisión y eficiencia todo aquello que se decida en las mesas de diálogo.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS