lunes 17 de diciembre de 2018 - Edición Nº998
Impulsobaires. "Donde se informan los que te informan" » Sociedad » 1 oct 2018

Perfil

Se apagó la luz de Aznavour, el cantante y actor que emocionó a cuatro generaciones

El cantante y compositor francés Charles Aznavour, fallecido hoy a los 94 años, será recordado por temas como "Venecia sin ti", entre cientos de éxitos, como actor de más de medio centenar de films, entre ellos "Disparen sobre el pianista", de Francois Truffaut.


Por:
Redacción


De origen armenio, pero nacido en París el 22 de mayo de 1924 como Shahnourh Varinag Aznavourian Baghdassarian, fue conocido en todo el mundo como el embajador de la canción francesa y considerado como el qué más trascendencia tuvo en todo el mundo, donde actuó hasta último momento.
Si bien parece ser una leyenda urbana, a él se le atribuye la frase "el show debe continuar", y así lo hizo desde el año 1933 cuando con su hermana Aída subió por primera vez a un escenario, y en particular una década después cuando se cruzó con Pierre Roche y juntos comenzaron a componer canciones como J'ai bu, que, cantada por Georges Ulmer, luego de finalizar la Segunda Guerra Mundial, se alzó con el Grand Prix.
Aznavour escribió canciones para estrellas como Edith Piaf, Juliette Greco y Edith Constantine, y ya comenzada la década del 50, en el famoso Olympia, presentó "Sur ma Vie", a la que siguieron las emocionantes "Tu t'laisses Allier" y "La mamma" entre muchas más, con las que logró una gran empatía con la gente común, sacando provecho de su voz y de su look tan singular.
Su carrera como autor los llevaría a componer alrededor de 800 canciones, grabadas en más de 1000 versiones en inglés, alemán y español, y a vender más de 100 millones de discos.
Sus giras por las grandes capitales del mundo se repitieron sin cesar, abarcando más de medio siglo, y que incluyeron en varias oportunidades a Buenos Aires, recordándose en particular las presentaciones que tuvo en los Estados Unidos donde en 1994 grabó junto a Frank Sinatra una memorable versión de "You Make Me Feel So Young", en el álbum "Duets".
En 2002 Aznavour participó de una nueva entrega de esa serie dedicada a dúos, en este caso con el cubano Compay Segundo y en 2009, al mismo tiempo que era embajador de Armenia en Suiza, lo hizo con otras grandes figuras como Liza Minnelli, Elton John, Sting, Josh Groban, Plácido Domingo y Laura Pausini, incluso compartiendo micrófono virtual, producto de un ensamble digital, con la legendaria Edith Piaf.
Sin lugar a dudas además de un cantante insuperable, Aznavour tuvo numerosas participaciones en el cine que sorprendieron tanto a sus directores como la crítica y al público, y sus primeras apariciones arrancan en 1936, casi sin excepción como cantante pero participó en filmes como "Los desaparecidos de Saint Agil (1938), "Los buscas" (1959) y al llegar 1960 se lo vio en un pequeño papel de "El testamento de Orfeo", de Jean Cocteau.
Sus canciones habían comenzado a aparecer en cortometrajes o en series de la televisión de su país desde 1947, pero incluso ya siendo conocido en el mundo de la música y habiendo aparecido en varios repartos como actor, nunca había tenido la oportunidad de lograr un papel serio protagónico en la gran pantalla hasta que ese momento culminante llegó ese mismo año de la mano del cine independiente.
Así fue elegido por el joven cineasta de la recién nacida Nouvelle Vague, Francois Truffat, para ser el protagonista de "Disparen sobre el pianista", según el relato original de David Goodis, que el desde entonces también actor compartió con Maríe Dubois.
A este clásico entre clásicos del autor de "Los 400 golpes", siguieron otras memorables participaciones en el cine cómo "Un taxi para Tobruk", "Las vírgenes", "Las 4 verdades", "Alta infidelidad", "Candy" y "Tiempo de lobos", entre muchas más.
En 2002 compuso a Edward Saroyan en "Ararat", de Atom Egoyan, y en la actualidad encabezaba el elenco de "Une revanche a prendre", de Kadler Ayd, en producción
En cuanto a su vida privada Aznavour tuvo tres matrimonios y seis hijos, tres de ellos con la última de sus esposas Ulla Thorsell.
"Apaga la luz, jazmín y clavel, mis brazos en cruz sueñan con tu piel, deten el reloj, ven cerca de mí, solos tú y yo, es mejor así", repite la letra de su canción que, seguramente seguirá atravesando los tiempos, y encendiendo la luz que le dejó al mundo del espectáculo.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS