miércoles 08 de diciembre de 2021 - Edición Nº2085
Impulsobaires » Politica » 30 nov -1

Espectáculos

Con fuertes victorias latinas en los Oscar, el impulso del #Metoo fue virando hacia un ténue pedido de integración en Hollywood

El movimiento #Metoo, que denuncia los casos de abuso en la industria, comenzó con un fuerte discurso del conductor Jimmy Kimmel en la entrega de los Oscar, pero a lo largo de la gala ese impulso fue girando a apuestas de integración en Hollywood, en una noche en la que los latinos brillaron: el mexicano Guillermo del Toro ganó dirección y mejor película con "La forma del agua", la chilena "Una mujer fantástica" fue mejor cinta extranjera, al igual que la historia mexicana "Coco" en animación.


TAGS: OSCARS, HOLLYWOOD
Por: Redacción

 

Con discursos lavados, fue la ganadora a mejor actriz, Francis McDormand ("Tres anuncios por un crimen") la que elevó el tono, pidió a las mujeres nominadas en todas las categorías que se pararan, instó al resto de los presentes a que las llamaran para ofrecerles financiamiento en los futuros proyectos y clamó por "inclusión".
Antes de ello, habían pasado Gary Oldman, mejor actor por "Las horas más oscuras", y Guillmero del Toro, quienes agradecieron a Estados Unidos por la posibilidad de trabajar, aunque no hicieron alusión alguna a la polémica del año en Hollywood.
Promediando las dos horas y media del evento, se presentó un spot con leyendas de actores, actrices y directores nominados, quienes clamaban por igualdad de género y razas en el futuro del cine estadounidense.
"En esta noche del 90 aniversario, cuando celebramos clásicos atemporales, también hay que ver a futuro para la igualdad, inclusión y diversidad. Eso es lo que nos prometió este años", dijo en la presentación del video Salma Hayek.
Antes, Rita Morelo, la estrella de 86 años de "Amor sin barreras", de Jerome Robbins y Robert Wise, fue la encargada de entregar el premio a Sebastián Lelio por la cinta chilena interpretada por la actriz transexual Daniela Vega, quien presentó a Sufjan Stevens y su canción "Mystery of Love" para la película "Llámame por tu nombre", de Luca Guadagnino.
"El Oscar no tiene pene y ese es el tipo de hombre que necesitamos aquí", dijo entre risas el presentador de la gala, quien destacó la decisión de la Academia de expulsar al exitoso productor Harvey Weinstein, acusado por más de 500 mujeres de acoso y abuso sexual.
En ese sentido, Kimmel, que repite conducción respecto al año pasado, también comentó: "Este año será recordado como el que los hombres se portaron tan mal, que las mujeres comenzaron a enamorarse de pescados", dijo Kimmel, que estuvo ausente en casi toda la noche, en referencia al filme de Del Toro.
Kimmel, además, recordó que sólo el 11% de las películas de Hollywood son dirigidas por mujeres y recordó que en "Todo el dinero del mundo", de Ridley Scott, Mark Wahlberg cobró un millón y medio de dólares por el mismo trabajo en el que Michel Willimas obtuvo 80 dólares por día.
El momento bizarro lo tuvo un ex combatiente de Vietnam que ensalzó el espíritu béllico estadounidense, justificándose detrás de la "lucha por libertad", con un video conmemorativo al cine de ese género, pero obviando a la mejor de todas ellas: "Apocalipsis Now", de Francis Ford Coppola.
En la segunda parte de la gala apareció al sección "México por Estados Unidos" con un despliegue a lo Hollywood de la canción de "Coco", con Gael García Bernal en voz, y una reivindicación a los dreamers, los inmigrantes que arribaron a suelo estadounidense siendo menores de edad y que el presidente, Donald Trump, quiere echar.
"Estamos con ustedes", dijo la actriz Lupita Nyong'o al presentar a los nominados por diseño de producción, categoría que ganó "La forma del agua".
A su vez, también hubo un guiño para las películas de superhéroes para las próximas ediciones de los premios que entrega la Academia de la Ciencia y las Artes Cinematográficas de Hollywood, con menciones a "Pantera Negra" (Marvel) y "Mujer Maravilla" (DC).
"Dunkerque", que competía como mejor película y director (Christopher Nolan), se fue imponiendo en las categorías técnicas como montaje, edición de sonido y mezcla de sonido.
Con un escenario que simulaba ser un palacio moderno de estilo barroco, la 90 entrega de los Oscar no contó con número de música de apertura, algo atípico para estas galas, que cuenta, por primera vez, con un nominado, Jordan Plee, por dirección, guión y película.
"¿Ahora los Oscar son muy negros? Hay mucha gente blanca por salir al escenario y no sólo estrella de cine, sino gente con audífonos y con carpetas. A mí no me gustan porque pienso "que están escribiendo de mí", dijo Tiffany Haddish al presentar mejor cortometraje y cortometraje documental.
En un esfuerzo por hablar de las mujeres, la voz en off de los relatos de los premios destacó que tres de los cinco cortos documentales fueron dirigidos por mujeres, aunque el ganador fue Frank Stiefel por "Heaven is a Traffic Jam on the 405".
También estuvo el clásico "In Memoriam", el video, musicalizado por Eddie Veder, que homenajea a los fallecidos de Hollywood durante el último año, entre los que se encotraba el música argentino Luis Bacalov, ganador del Oscar por la música de "El cartero", de Michael Radford y Massimo Troisi.
La gala, que llamativamente no contó con el clásico discurso oficial de la Academia, demuestra su agotamiento no sólo en la repetición de conductor y presentadores, sino que, como si fuera poco, volvieron a inventar un sketch de "agradecimiento" al público.
El año pasado, un contingente de turistas al ingresó sin saberlo al Teatro Dolby en una supuesta recorrida turística, mientras que en el evento de anoche, Del Toro y compañía interrumpieron una función en el Teatro Chino que se encuentra pegado a la fiesta de los Oscar, en dos hechos que desde Buenos Aires ya se sienten inverosímiles.

 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias