miércoles 23 de octubre de 2019 - Edición Nº1308
Impulsobaires » Economía » 18 abr 2018

Semana económica

¡Nos mandamos una macana con las metas por inflación, loco!

El Gobierno atraviesa la mayor crisis institucional, paradójicamente generada en las entrañas del propio gobierno -con su propia medicina- cuando planificaron las “metas por inflación”. A continuación, los ejes más salientes de la columna de este miércoles del contador Martiniano Ferrer, en el programa Costo de Vida, que se emite de lunes a viernes de 8 a 10 por Radio 96.7 de La Plata.


Por: Cdor. Martiniano Ferrer Picado


La inflación es un impuesto encubierto, denominado en privado por los economistas "el impuesto de los pobres".
La inflación en lo que va del año, alcanzó el 6,7%, muy cerca de la mitad del 15% que proyectó el gobierno para el 2018, y se aproximan aumentos en agua del 26% para el mes de Mayo, trenes del 8% y en transporte del 11% para Junio, luz para Agosto y gas para Octubre.
En el mes de Enero 1,8%, en Febrero 2,6% y en Marzo de un 2,3%, y con las expectativas vigentes de 2,2% para abril, se plantea un escenario, que hasta diciembre la inflación mensual se debe encontrar en el rango del 0,6% al 0,9%.
Cuanto más empuja la inflación los precios hacia arriba, tanto más refuerza el Estado la presión de su aparato represivo. Pero cuanto más ficticio se hace el sistema de los precios controlados, tanto mayor es el caos económico y el descontento general y tanto más se debilita la autoridad de Gobierno o su pretensión de seguir ostentando un carácter.
Desde el riñon del ejecutivo nacional, se espera que la inflación comience a ceder en "forma significativa" a partir de mayo próximo, dijo el jefe de Gabinete, Marcos Peña, quien garantizó que seguirán trabajando para cumplir la meta del 15 por ciento anual.


Casa Rosada versus Banco Central

 

Obsesionados por mostrarse como un grupo unido, las diferencias entre funcionarios se dejan para los encuentros reservados. Los únicos que hablan sobre la economía actual son el Jefe de Gabinete Marcos Peña y el Presidente del Banco Central, Federico Stuzzeneger. Un silencio absoluto, como si fuera un simple empleado, nada menos que el titular de la cartera de economía, Nicolás Dujovne.
"Nosotros seguimos trabajando para cumplir la meta del 15 por ciento", afirmó el funcionario en declaraciones a la prensa, en la Casa Rosada, tras participar de la reunión de Gabinete encabezada por el presidente Mauricio Macri. Dijo que en el Gobierno están "convencidos de que lo más complejo de la inflación está terminando ahora, sabíamos que los primeros cuatro meses eran más complejos por los reacomodamientos tarifarios que faltaban".
Por la otra vereda, el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, aseguró que “bajar la inflación es lo más importante que se puede hacer para estimular la economía, impulsar el crédito y bajar la pobreza”.
En una conferencia de prensa que ofreció en la sede del Central y al analizar el resultado de 2017, Sturzenegger sostuvo que el país atravesó un período de “crecimiento económico con una fuerte desinflación”.
Así lo indicó al presentar el Informe de Política Monetaria del primer trimestre de este año. “Nuestro escenario es una inflación del 15%”, dijo Sturzenegger, y añadió una advertencia a modo de mensaje para la Casa Rosada, que “si ese escenario no se diera tenemos que hacer lo que tenemos que hacer, que en este caso puntual es subir la tasa de interés”.
“Hemos tenido un número de inflación de marzo que no era el que estábamos esperando, sin duda alguna”.
Prosiguió con esta definición categórica: “la inflación del trimestre no fue la que queríamos. Entendemos que hubo shocks bastante importantes, como por ejemplo que el Gobierno haya concentrado los aumentos de precios regulados en estos cuatro meses”.
Luego dio un mensaje esperanzador cuando aseveró que la concentración de aumentos “allana el camino y nos hace ser optimistas de acá en adelante”. Aunque previsor, advirtió que “la inflación tiene que bajar mucho desde mayo” y si esto no ocurre el Banco Central irremediablemente deberá intervenir.
En un escenario cambiante, todo apunta a que las fuerzas juegan ahora a favor de del BCRA.
Así, esos mismos que a fines del año pasado tuvieron que aceptar a regañadientes una suavización de la política monetaria, ahora vuelven a tener su gran momento.

 

Los 3 test próximos


La opinión pública, que es la mejor encuesta en tiempo real que se puede dar en una sociedad, dennota desgaste político por la alta inflación, y desde un punto central están evaluando al gobierno en relación a desafíos de muy corto plazo para este 2018 de transición, con distintos test implícitos de lo que dicen los bolsillos en relación a los la política económica:
- Test de la inflación
En mayo, debería descender a un número parecido al 1,5% para alinearse con las perspectivas del mercado, y para ello se debe poner un freno a los aumentos en los servicios planificado para los próximos meses.
- Test de crecimiento
La crecimiento de la economía se pacto en un 3%, pero se está complicando con la “cocina” de la economía doméstica y el fuerte déficit comercial. De éste modo la comparación con 2017 vendría peor a lo esperado. Con todo, las expectativas deberían marcar un alza del PBI de al menos 2% anual.
- Test del dólar
El Banco Central tiene suficientes reservas para mantener estable el dólar en el corto y mediano plaza, pero no se puede recurrir permanentemente a la intervención sistemática. Se necesitan dólares fresco de la liquidación de importaciones y un ingreso de inversiones, estabilizando y potenciando al campo y a la industria.
El desafío para la entidad pasa por que el mercado siga creyendo en la política económica, para que no se acelere la dolarización.
Podemos preveer muchos escenarios, pero siempre nos gusta creer que alguien, llámese Dios, adivino, tarot o brujo, sabe lo que va a pasar mañana. Los gurús viven de esto.
Todo, pero todo depende de las decisiones que tome el gobierno y de su eficiencia. Creo que la economía de alguna forma está controlada y "mejor que en los últimos años", con una baja año tras año de la inflación, y con un crecimiento pequeño, pero crecimiento al fin de la economía. Pero dependemos en gran forma de las variables del mercado internacional y estamos muy lejos de tener una economía aplomada.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS