domingo 08 de diciembre de 2019 - Edición Nº1354
Impulsobaires » Politica » 18 ago 2018

Entrevista a Miguel Ponce, convencional UCR

Radicales preparan un amplio espacio que resiste “a la conducción integrada por funcionarios y alejada del pueblo”

En la Unión Cívica Radical se está produciendo un fuerte debate generado por corrientes históricas y sectores más nuevos como por ejemplo los referenciados con el diputado Martín Lousteau. En noviembre se prepara una “convención de la militancia” en la Federación de Box, y este jueves habrá una presentación de propuestas en un ámbito que abrirá Jorge Sappia, presidente de la Convención partidaria. En ese marco, el convencional nacional Miguel Ponce fue muy crítico con la permanencia del centenario partido en Cambiemos.


Por: Redacción


En una extensa intervención durante el programa “Decisión96.7” que se emite por Radio 96.7 de La Plata los sábados de 8 a 10 con la conducción de Fabricio Moschettoni, el convencional nacional de la UCR por el distrito Capital Federal, Miguel Ponce, dijo que “nuestro partido no está en el gobierno. Gobierna el Pro, digámoslo con todas las letras. El radicalismo desde Gualeguaychú integra, y de a ratos, una alianza parlamentaria. Pero acá claramente el propio presidente lo dijo, y ha sido una actitud que adoptó desde la conducción anterior de la UCR, el nefasto tiempo de José Corral presidiéndolo que llevó a este cuadro de situación, en donde yo a modo de adelanto hoy preguntaba si hay otro radicalismo”.


Alejamiento de la Internacional Socialista


Y en esa línea argumental, Ponce puntualizó: “cuando uno mira hoy al radicalismo ve un partido centenario controlado en los hechos por funcionarios públicos dependientes del presupuesto nacional, un sector yo diría claramente minoritario del radicalismo pero que tiene acceso a los nombramientos y que claramente ha priorizado los intereses personales de los que dirigen el partido y el futuro de ellos mismos, pero le han hecho perder a la UCR sus características básicas y la visión progresista, nosotros somos integrantes de la Internacional Socialista, es decir una visión socialdemócrata que Raúl Alfonsín logró que sea un sello distintivo del Partido”.


“Se perdió el debate y la democracia interna”


Ponce fue muy duro al agregar que “se ha perdido el debate de ideas, la democracia interna. Ya los candidatos no se eligen por votación partidaria en internas. Como decía Juan Manuel Casella esta semana `hoy el radicalismo no critica, no corrige y no propone, entonces el voto del afiliado ya no importa`. Lo que está surgiendo es claramente una reacción que está intentando a mi juicio acumular poder para interpretar lo que es hoy el sentimiento abrumadoramente mayoritario del pueblo radical que está con una disconformidad muy grande, y entonces vemos iniciativas como las que convergieron en la Fundación Rojas, donde estuvo Casella, Ricardo Alfonsín, el `Changui` Cáceres, Federico Storani, Jorge Sappia, y a esto hay que sumar al radicalismo de la Capital con Martín Lousteau, y a nosotros con el Instituto de Políticas Públicas”.
Por eso, dijo, “este jueves vamos a hacer una iniciativa de propuestas muy importantes poniendo el acento precisamente en la desigualdad y la pobreza, y planteando propuestas para la Argentina actual. Esto lo vamos a llevar adelante en la ex Caja, que es el edificio que tiene el Senado como anexo ahí en el quinto piso y obviamente lo va a abrir Jorge Sappia como presidente de la Convención, ya que nuestro Instituto de Políticas Públicas es parte de ella”.

Alcances


“Pero la pregunta es si alcanza esto?. Cada uno está coordinadamente en algunos casos y en algunos otros con el apoyo del resto de los demás, avanzando en iniciativas que esperemos que termine en una convergencia amplia de los sectores antes mencionados”, dijo.
Y a renglón seguido dijo: “tenemos a Ricardo Alfonsín con el Espacio de Pensamiento Alfonsinista, a Cáceres caminando Salta, Chaco y Corrientes, avanzando a noviembre para una convención de la militancia en la Federación de Box, y pobre Fredi (Storani) diríamos en su soledad tratando dentro del Comité Nacional ver si puede a recuperar el radicalismo en términos de su identidad, también Casella trabajando fuertemente desde la Fundación Rojas. Es decir, hay esfuerzos tendientes a converger y no callarnos”.

“A mi me condenó a muerte la Triple A y no me calló, mucho menos lo van a hacer los que conducen la UCR”


Más adelante, el convencional Ponce dijo: “cuando muchos de los muchachos que hoy dirigen el radicalismo ni siquiera estaban en la militancia, yo era condenado a muerte por la Triple A, allá en 1975, es decir sino me calló la Triple A en aquel momento mucho menos nos pueden hacer callar quienes están, a nuestro juicio, usufructuando de una posición de poder y de una utilización presupuestaria con designaciones que ayudan a volcar voluntades que en el fondo cuando uno habla claramente reconocen que este no es el radicalismo que todos queríamos”.
Entre las diferencias, Ponce alistó: “desde aquella designación de ministros de la Corte por decreto, algunas cuestiones vinculadas con la política de la minería, el intento de modificación de las leyes previsionales, los despidos, los recortes de derechos laborales a trabajadores, nosotros que somos el 14 bis el intentar poner techo a paritarias, la forma que se manejó pese a los esfuerzos de la UCR todo el tema tarifario y energético, el multimillonario y récord endeudamiento externo, la política de comercio exterior, el desencanto de las pymes argentinas, las políticas de especulación, festival de bonos, Lebacs, etcétera”.
“Nosotros estamos identificados con el juicio a las Juntas Militares y la doctrina que determinaba que las Fuerzas Armadas no tenían que intervenir en seguridad interna”, siguió enumerando y pidió: “hay que volver a la bandera de la causa de los desposeídos”.


¿Se quiebra el Partido?


Hace unos días, elex diputado Ricardo Alfonsín en una entrevista a radio “La Patriada” citó al presidente de la Convención Nacional partidaria, Jorge Sappia, en una advertencia sobre que ese organismo no sería convocado para definir el futuro radical, y en ese marco Ponce dijo: “yo cuento la etapa anterior. Antes de Sappia la Convención estuvo presidida por Lilita Puig, y no se reunió una vez, y no se convocó a ninguna vez y el Partido siguió existiendo de la manera que lo caracterizaba. La dupla Corral – Lilita Puig, ambos de Santa Fe, le han dado a la conducción de la UCR la etapa más vergonzante de su historia”.
“Si no se reúne ahora lo que genera es que todos los movimientos que yo hacía referencia, -el avance de Ricardo, la reunión de los Setúbal, las acciones del Instituto de Políticas Públicas de la Convención-, vamos a seguir avanzando de abajo hacia arriba, con reuniones en todos lados, haciendo saber cuál es nuestro pensamiento, y tratando que no se confunda este radicalismo oficial que hizo del sí macrismo una tendencia muy preocupante y que impidamos que el accionar de una cúpula que no comprende el pensamiento mayoritario del pueblo radical nos lleve a una desaparición, o a transformarnos en una línea interna del Pro”, dijo.
“Para muchos de nosotros, los que estamos trabajando con las pymes hace cuarenta años y con la economía real, la gota que rebalsó el vaso fue haber ingresado al stand by del FMI, para mi en lo particular. Para la mayoría de la militancia las cuestiones son otras como el tema de los derechos humanos, aborto, y otras”, indicó Ponce.
“Cuando se ingresó al FMI desde el Instituto de Políticas Públicas de la Convención con la firma de Sappia alertamos esa misma noche. Nosotros nos enteramos por los medios no por el presidente de la UCR”, finalizó.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS