lunes 23 de septiembre de 2019 - Edición Nº1278
Impulsobaires » Politica » 27 ago 2018

Sigue la polémica

Cristina Kirchner volvió a cuestionar los allanamientos y denunció que quedaron sustancias tóxicas en su casa

A raíz de los allanamientos realizados durante el fin de semana, el abogado de la expresidenta y actual senadora Cristina de Kirchner, Carlos Beraldi, salió a cuestionar los operativos que se realizaron en el domicilio de Recoleta, y en la provincia de Santa Cruz -en Río Gallegos y El Calafate-, denunció que se secuestró material que nada tiene que ver con la causa de presuntas coimas en la obra pública y que se filtró a la prensa datos falsos sobre la existencia de bóvedas y documentos. Pero además, aseguró que durante las pesquisas que se realizaron en el departamento de las calles Uruguay y Juncal los efectivos dejaron sustancias tóxicas que afectaron al personal de limpieza, motivo por el cual la exmandataria no regresó a su residencia.


Por: Redacción


En un texto que publicó en el sitio de la propia Cristina de Kirchner, Carlos Beraldi reiteró sus críticas porque se le impidió participar de los allanamientos y denunció que se trató de violación a las disposiciones constitucionales. Además, afirmó que el allanamiento en la propiedad de El Calafate "fue extendido en el tiempo de manera ilegal y deliberada con el inequívoco propósito de seguir generando estrépito y material para las tapas de diario del fin de semana". "Se filtró a la prensa, como es costumbre, datos absolutamente falsos: en ninguno de los domicilios hay bóvedas ni documentos u objetos que puedan tener una procedencia ilícita", agregó.
Por otro lado, el letrado que defiende a Cristina de Kirchner denunció que en el departamento de la calle Uruguay, en el barrio de Recoleta, los efectivos que actuaron en el allanamiento dejaron sustancias tóxicas que afectaron la salud del personal de limpieza, lo que motivó que la expresidente no regrese al domicilio tras el operativo.
Así lo explicó: "Quien se dedica habitualmente de las tareas del hogar en ese domicilio, ingresó al mismo el día sábado 25 de agosto de 2018 por primera vez después que se practicara el allanamiento. Dado que el trabajo de limpieza requería una mayor profundidad, le solicitó a dos miembros de su familia que la ayudaran. Una vez en el interior del departamento, cuando estaban ordenando la ropa y limpiando los estantes en el vestidor del dormitorio de mi representada, sintieron mareos, fuerte picazón en la garganta y los ojos y dificultades para respirar. Como tales síntomas persistieron durante el resto del día, el domingo 26 de agosto próximo pasado concurrieron a la guardia del Hospital de Clínicas. Luego de efectuarse los controles médicos de rigor, se constató que las dolencias padecidas tienen como origen un tóxico de contacto, recomendándose evitar, por todos los medios, una nueva re exposición al mismo ambiente. Por esa razón mi representada decidió no regresar a ese departamento hasta tanto no se tenga una certera evaluación sobre el lugar y las cosas que fueron objeto de manipulación durante el allanamiento".
Beraldi concluye con que Bonadio actúa con "prejuzgamiento" sobre su defendida y calificó de "insólito" el informe que el pasado viernes publicó el magistrado en el Centro de Información Judicial (CIJ).
Voceros de Cristina de Kirchner difundieron hoy un certificado emitido en el Hospital de Clínicas que indica que uno de sus empleados se vio afectado por un "tóxico de contacto", lo que según señaló la defensa de la exmandataria ocurrió en su departamento del barrio porteño de Recoleta, tras el allanamiento dispuesto por el juez federal Claudio Bonadio.
En el certificado emitido el sábado pasado en el Hospital de Clínicas, se informa que la persona atendida concurrió a ser atendida con "síntomas de irritación en piel y mucosas". El facultativo que firmó el certificado se refirió a la probable exposición a un "tóxico de contacto". Y sugirió "evitar" esa exposición.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS