lunes 28 de septiembre de 2020 - Edición Nº1649
Impulsobaires » Politica » 12 nov 2018

Panorama La Plata

La categórica derrota de la Franja Morada de Derecho en manos de una agrupación K despertó fantasmas en Cambiemos

La humillante derrota de la Franja Morada de Derecho en las elecciones estudiantiles que finalizaron el viernes debe ser interpretada como un nuevo llamado de atención a Cambiemos sobre la merma que se está dando en el electorado más blando, o cercano a posiciones progresistas. Así lo analizaba este domingo el Panorama Político Platense, que se publica hace más de once años en ImpulsoBaires.com.ar con la autoría de Fabricio Moschettoni.


Por: Redacción


Un informe que estaba en poder de ImpulsoBaires.com.ar desde la semana anterior a la contienda universitaria marcaba que Franja Morada perdería en Derecho “por 5 o 7 puntos de diferencia” con respecto a la agrupación “Estudiantes de Abogacía por vos”, que son en su mayoría de corte kirchnerista y vinculados a la diputada camporista Florencia Saintout. Finalmente, el resultado fue mucho peor al advertido una semana antes, porque los radicales fueron humillados y quedaron diez puntos atrás de los kirchneristas que con astucia utilizaron un sello interesante para marcarle la cancha a los eternos ocupantes del centro de estudiantes.
La caída de la Franja fue a nivel Regional La Plata, pero sin embargo Derecho hace más ruido porque era la Facultad en la que había más expectativa, y esa agrupación es la que mayor relación tiene con la conducción partidaria.
Las luces de alerta para Cambiemos deben interpretarse urgente por parte de su mesa política. A esta altura, el intendente Julio Garro debería tomar nota con las cosas que suceden en el electorado radical, el que se está alejando cada vez más de la coalición de gobierno.
Cambiemos tiene una buena contención política para radicales en el plano local. Tres secretarías importantes como son Desarrollo Social, Salud y Producción, más la conducción política del bloque de concejales que está a cargo del presidente del Partido, Claudio Frangul, y un abanico de cargos más que interesantes.
Sin embargo, esa disposición demasiado generosa de espacios, al oficialismo no le está alcanzando para contener el valor más preciado de un político: los electores. No hay una comunicación buena entre el radicalismo de La Plata con su electorado tradicional, y eso se manifiesta cuando cada vez son más los referentes intermedios que buscan dialogar con el exdiputado Ricardo Alfonsín alentados por la construcción de un polo progresista con el GEN y el socialismo.
Si Garro minimiza la situación que ocurre con el radicalismo en La Plata, la sorpresa del año próximo será casi letal para sus intereses reeleccionistas.
Una pequeña muestra telefónica realizada hace menos de una semana por ImpulsoBaires.com.ar sobre cien casos de afiliados a la UCR de la Sección Novena, en el segmento comprendido entre las calles 1 a 7, y 54 a 72, muestran que siete de cada diez están abiertamente molestos por las gestiones de Cambiemos, y casi idéntica cantidad no sabían que su partido en el plano local participaba de la gestión de manera activa. Los tres restantes muestran un tibio acompañamiento, más vinculado por su rechazo al kirchnerismo.
Algunos déficits del rol de la UCR en el plano local con respecto a Cambiemos:
- Cuando asume Garro, el primer presidente del bloque Cambiemos fue el radical Juan José Cardozo (una de las principales espadas de Alfonsín). Sus participaciones públicas como jefe político de la bancada oficialista fueron imperceptibles, y la defensa del gobierno local también.
- Actualmente el titular de la bancada oficial es el radical Claudio Frangul, incurre en el mismo problema que su antecesor, y eso se nota en la ausencia en debates públicos.
- Hace tres semanas el oficialismo partidario fue derrotado en una contienda electoral de la Juventud Radical. A pesar de que a viva voz decían que ganaban “por paliza”, la victoria fue conseguida por grupos afines al vicegobernador Daniel Salvador, en una alianza con storanistas y el sector del ex diputado Sergio Panella (Ignacio Gando, el presidente de la JR milita en el salvadorismo pero tiene fuerte vinculación con Panella).
- El encierro partidario de la UCR también es llamativo. No se advierte generación de políticas o posiciones claras y contundentes en casi ningún tema. No hay defensa del gobierno local en ningún foro de debate.
- Cada vez que hay timbreo, es escasa la comunicación que hacen los dirigentes radicales en el plano local, la publicación de fotos timbreando, o las exclamaciones en tal sentido (a excepción del diputado Diego Rovella y el espacio en el que participa).
- Hay como una “participación vergonzante” de la UCR local en Cambiemos.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS