lunes 05 de diciembre de 2022 - Edición Nº2447
Impulsobaires » Politica » 10 dic 2018

Cambia el tablero

Se prepara un desdoblamiento de la elección bonaerense, y se votaría en junio

(Por Fabricio Moschettoni, editor de ImpulsoBaies.com.ar/ Twitter @FMoschettoni) Cambiemos está articulando todo lo que más puede a efectos de llegar a las elecciones del año que viene con un escenario favorable, y en ese marco ya está instalada la idea de desdoblar provincia de Buenos Aires para votar en junio. Por esa razón en pocos días el debate se daría con fuerza, sobre todo en los pasillos legislativos y en las intendencias. La alianza de gobierno no tiene un consenso absoluto para tomar esa medida, y el kirchnerismo está que trina.


Por: Fabricio Moschettoni


La cuenta para el oficialismo es clara: si en Provincia se desdobla, la gobernadora María Eugenia Vidal ganaría con una ventaja contundente frente a cualquier adversario, y además Cambiemos podría no solo mantener sus intendencias sino avanzar para incorporar a la cuenta al menos una decena más. Pero no solo eso, los estrategas vidalistas creen que un triunfo categórico en junio le daría al presidente Mauricio Macri un impulso más que suficiente para lograr la reelección en primera vuelta.
Sin embargo, algunos operadores de Balcarce 50 ven nubarrones y consideran que la cuenta no es tan lineal, y que si bien Vidal conseguiría la comodidad suficiente para retener la Provincia, Macri posiblemente no reciba el caudal necesario para conseguir su objetivo.
De todos modos, en Cambiemos dicen: “el 80 por ciento de los dirigentes de nuestra fuerza quieren desdoblar”, y mencionan a los radicales, sobre todo a los intendentes que en su totalidad no quieren saber ni escuchar de una unificación.
Esa arma de desdoblar además sería letal para el kirchnerismo, ya que los intendentes peronistas que hoy están jugando con la senadora Cristina Kirchner pero no tienen demasiadas simpatías por ella lo hacen por la famosa “tracción”, situación que quedaría liberada si se desengancha.
Eses posible mapa mereció la denuncia del intendente de Merlo, Gustavo Menéndez, quien consideró “miserable” a la idea de desdoblar, y colocó en el debate los costas económicos que significaría la medida, una posición difícil de entender en el peronismo ya que en su paso por el gobierno hay realizado una incalculable cantidad de cambios electorales, incluyendo las inútiles Primerias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO).
Un intendente peronista fue pragmático y nos explicó: “yo juego con Cristina porque si no hay desdoblamiento la necesito en la boleta porque sé que gano seguro, aunque si se desdobla votamos primero en el municipio, así que después no voy a jugar porque necesito gobernar”. Ese pensamiento es el que prima en el peronismo no kirchnerista de hoy.
Además hay otro dato que tiene que ver con la idea de desdoblar las elecciones, y es que la oposición podría llegar a un candidato a gobernador “de unidad” o por lo menos con una fórmula única, ya que consideran que un kirchnerismo fuera de juego no tendría demasiado peso para imponer postulantes.
Hasta el momento la oposición no anotó a demasiados candidatos. Sí dijo que pretendía esa postulación, y está trabajando en tal sentido, el diputado Jorge D´Onofrio, una de las principales espadas del Frente Renovador de Sergio Massa, y en posiciones similares se menciona a la intendente de La Matanza, la peronista Verónica Magario. Por otra parte, pero en un esquema de elección unificada, se midió al diputado Axel Kicillof, y a intendentes como Gustavo Menéndez, de Merlo, o Fernando Gray, de Esteban Echeverría.
Con desdoblamiento hay bonaerenses que se anotarán con más fuerza en la presidencial, tal es el caso del propio Sergio Massa o del diputado Felipe Solá, quienes podrían ser beneficiarios directos de esa situación, al quedar fuera de chances la senadora Kirchner.

Vidal, sin contra

Adelantar a junio las elecciones bonaerenses favorecen notablemente a Vidal, que hoy no tiene un opositor de peso, y en cualquier medición supera con absoluta contundencia a cualquier oponente.
La gobernadora de Buenos Aires sigue siendo la dirigente de mejor imagen pública del país, y eso en una elección en donde la tenga como principal figura le aseguraría un triunfo sin discusiones.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias