domingo 15 de septiembre de 2019 - Edición Nº1270
Impulsobaires » Sociedad » 16 feb 2019

Ciudad del Vaticano

Francisco despojó del estado clerical a un ex cardenal acusado de pedofilia

El papa Francisco decidió despojar del estado clerical, la máxima sanción canónica dentro de la Iglesia, al ex arzobispo de Washington, Theodore McCarrick, que en julio pasado había renunciado a su título de cardenal rodeado por las denuncias por abuso sexual en su contra.


Por: Redacción


La sanción contra McCarrick, de 88 años, fue comunicada este sábado por el Vaticano luego de que el Tribunal eclesiástico para casos de pederastia sacerdotal, la Congregación para la Doctrina de la Fe, lo encontrara culpable de violaciones al Décalogo de Comportamiento con adultos y menores, con el agravante de abuso de poder.
La sanción es "definitiva" por decisión del papa Francisco y no podrá ser recusada, informó hoy una nota del Tribunal vaticano distribuida a medios acreditados, entre ellos Télam.
Recluido en una celda hace más de sies meses, cumpliendo con la oración y penitencia impuesta por el papa Francisco al aceptarle su renuncia como purpurado, McCarrick fue informado de la decisión este viernes 15 de febrero, informó el Vaticano.
Con el despojo del estado clerical, y la reducción consiguiente al estado laical, McCarrick no podrá administrar los sacramentos, presentarse o vestir como un sacerdote ni recibir asignación económica alguna por parte de instituciones eclesiales.
La condena canónica a McCarrick es así el resultado de un proceso por el presunto abuso sexual de un niño de 16 años que habría cometido hace más de 50 años, considerado uno de los 'delicta graviora' que tiene la Congregación bajo su órbita.
McCarrick, ex arzobispo de Washington entre 2000 y 2006, está acusado de abusar sexualmente de tres menores y de varios seminaristas y jóvenes sacerdotes.
La sentencia llega además antes del inicio de la cumbre anti-pedofilia convocada por el pontífice del 21 al 24 de febrero.
En julio de 2018, McCarrick, de 88 años, se convirtió en el primer prelado católico en casi 100 años en perder el título de cardenal, y ser obligado a abstenerse del ministerio público y a vivir en un convento de Kansas, Estados Unidos.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS