miércoles 01 de abril de 2020 - Edición Nº1469
Impulsobaires » Economía » 22 feb 2019

Gira por Asia

Gabriel Martino, CEO del HSBC: “Lo peor que nos puede pasar es bajar la tasa y generar más inflación”

El CEO del HSBC, Gabriel Martino, valoró el viaje por India, Singapur y Vientam por parte del presidente de la Nación, Mauricio Macri, y dijo que “Argentina necesita mucho más que esto. Que los empresarios salgan a vender en todos sus rubros”. Dijo además que bajar la inflación será un proceso de tiempo, y sostuvo que hay que empezar a pensar en pesos, aunque consideró que no será un proceso rápido.


Por: Redacción

Martino integró la comitiva nacional a países asiáticos, y en ese marco en el programa “Novaresio910”, por Radio La Red, dijo que “Argentina necesita salir a vender, sobre todo en mercados como el asiático”.
“Un ejemplo es India, que es un país muy similar geográficamente a la Argentina, y que tiene 1450 millones de habitantes con 150 millones de clase media. Con India nos podemos complementar muy bien con acuerdos. Vietnam lo mismo, es una economía pujante que viene de hace años de tener 250 dólares per cápita de promedio y hoy está diez veces más eso”, dijo.
“Me parece que tenemos que tener como política de Estado salir al mundo, vender, escuchar a empresarios, observar la visión geopolítica que tienen sobre todo en India. Hay que salir con la valijita a integrarse y vender al mundo”, sostuvo.

Corrida cambiaria

En ese marco, dijo: “lo que puedo decir es que las herramientas que tiene el Banco Central son mayores que las que tuvo el año pasado. Existen dólares que tiene el tesoro producto del acuerdo con el FMI que puede vender para satisfacer necesidades de pesos, la agricultura o la cosecha va a dar una gran cantidad de dólares, y había mucha gente en la delegación relacionada con el sector que estaba optimista. Lo que los argentinos han dolarizado el año pasado es bastante grande respecto al stock de pesos que había en el sistema. Este año habrá superávit comercial y el año pasado hubo déficit”.
“El Central tiene más herramientas, muchas más que el año pasado y las puede hacer jugar y está trabajando bien la política monetaria extra problemas colaterales como puedan ser tasas demasiado positivas, pero hay más herramientas y puede jugar mejor”, sostuvo.

 

Inflación alta


El banquero dijo en ese sentido que “la inflación va a costar un tiempo bastante grande bajarla porque hay un problema estructural. Primero porque teníamos cuatro o cinco puntos de déficit con tema tarifas y hay que traspasarlo del sector público al privado salvo lo que sea tarifa social; y también está la costumbre de los argentinos de pensar en dólares porque no tenemos moneda”.
“Argentina tiene que apuntar en pensar en pesos, y no se va a lograr de un día para otro”, dijo.
Al ser consultado en términos de tiempo cuánto va a durar un marco inflacionario alto, dijo: “es muy difícil determinar cuánto tiempo. Me parece que está bueno sentarnos a discutir problemas estructurales, por ejemplo el de las tarifas que no se pueden susbsidiar en clase media y media alta porque el Estado no las puede pagar, también el déficit fiscal que se financió con emisión monetaria. Todo eso genera inflación. Y también porque los argentinos, por los problemas del pasado, pensamos en dólares”.
“Hubo períodos en 2017 y 2018 que la gente se pesificó un poco, incluso en el período de Néstor Kirchner. Es cuestión de tener políticas a mediano y largo plazo coherentes”, dijo.
Acerca de la reactivación, dijo: “hay dos cosas para tener en cuenta. Las tasas tienen que ser positivas sino jamás la gente va a pensar en ahorrar algo en pesos; segundo, el sistema financiero está dividido en dos, con el 70 por ciento en pesos y el 30 por ciento en dólares, o dos tercios en pesos y uno en dólares. Los dos tercios en pesos por su puesto que las tasas son prohibitivas y ninguno va a tomar tasas para consumo o inversión al 60 o 70 por ciento. Cuando vamos a las tasas en dólares, que es materia prima para focalizar exportación, diría que las tasas son bastantes competitivas, que por supuesto no son como en primer mundo pero no son desesperadamente altas. Eso me parece que puede ayudar un poquitito a una parte de la economía, y la otra hay que esperar que se estabilice la inflación para que la tasa baje, porque lo peor que nos puede pasar es que bajemos las tasas y generemos más inflación”.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS