lunes 25 de mayo de 2020 - Edición Nº1523
Impulsobaires » Deportes » 25 feb 2019

La salida de Benítez

La gestión Verón en Estudiantes como manager y presidente tuvo seis entrenadores desde 2013

Leandro Benítez fue el sexto entrenador de la gestión de Sebastián Verón, primero como manager y luego como presidente de Estudiantes, cargo que desempeña desde el 9 de octubre de 2014.


Por: Télam


Mauricio Pellegrino fue el primer elegido del binomio Verón-Agustín Alayes, ciclo que se prolongó como parte de la gestión de Enrique Lombardi y los primeros meses como presidente de la "Brujita". Su período abarcó del 20 de abril de 2013 al 13 de abril de 2015.
El ciclo Pellegrino tuvo 92 partidos y una eficacia del 53,62 por ciento. Lo sucedió Gabriel Milito, tras un encuentro de Nelson Vivas como interino.
La etapa de Milito abarcó desde el 21 de abril de 2015, cuando derrotó en Ecuador a Barcelona por 2 a 0 y consiguió la clasificación a la Copa Libertadores del 2015, hasta el 5 de diciembre de 2015, cuando decidió renunciar luego de obtener la clasificación para la Copa Sudamericana del 2016. Fueron 30 partidos, con 16 triunfos y un rendimiento que alcanzó el 52,22 por ciento.
Tras la salida sorpresiva de Milito, el cargo recayó en el responsable de la reserva, Nelson Vivas. Dirigió 56 partidos, de los que ganó 29 y tuvo un rendimiento positivo del 60,11 por ciento. Su ciclo finalizó tras quedar eliminado en la Copa Argentina ante Pacífico de Mendoza, el 11 de junio de 2017.
Ahí Verón quiso imponer el nombre de Lucas Nardi, que venía haciendo experiencia en la reserva, pero a través de las redes sociales se descubrieron posturas del joven entrenador en contra de un emblema del club como Carlos Bilardo, y la idea no se pudo llevar a cabo.
Entonces la dirigencia, durante esos meses de ausencia de Agustín Alayes como secretario técnico por decisiones personales, optó por el uruguayo Gustavo Matosas, decisión que salió mal, porque solo duró 7 partidos, de los que ganó 3, igualó 1 y perdió 3. La salida del técnico le abrió las puertas a la llegada de Lucas Bernardi.
El rosarino debutó con un triunfo por 3 a 0 ante Temperley como visitante el 30 de septiembre de 2017, pero su trabajo estuvo lleno de vaivenes, nunca entró en el corazón de la gente y una sucesión de malos resultados culminaron con su renuncia el 6 de mayo de 2018, luego de caer como local ante Racing.
Leandro Benítez tuvo un interinato de tres partidos, la dirigencia buscó el regreso de Mauricio Pellegrino que no pudo concretar, pensó en el español Beñat San José a cargo de la Universidad Católica en ese momento, hasta que se decidió confirmar al "Chino", cuyo ciclo se compuso de 28 partidos entre Superliga y copas.
El rendimiento fue bajo, sólo del 38,09 por ciento -8 triunfos, 8 empates y 12 derrotas- y el propio entrenador tras perder frente a Talleres en el Unico presentó su dimisión.
Durante la gestión Verón, primero como manager y después como presidente, Estudiantes jugó entre torneos locales e internacionales 244 partidos, de los que ganó 109, igualó 66 y cayó en 69.
Alcanzó una eficacia del 53,68 por ciento, con picos altos de rendimiento hasta mediados del 2017 y una merma posterior, con mercados de pases austeros, ya que se apostó a la culminación del estadio en los últimos 20 meses.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS