sábado 25 de mayo de 2019 - Edición Nº1157
Impulsobaires » Sociedad » 20 abr 2019

Denver

Un fallo en Estados Unidos favoreció a la Iglesia Internacional de Cannabis

La Iglesia Internacional de Cannabis (ICC), que funciona desde hace dos años en Denver, Estados Unidos y busca asociar el consumo de marihuana con fines espirituales, celebró hoy un fallo judicial que declaró "no culpable" a uno de sus fundadores, según se informó hoy.


Por: Télam

El juez Johnny Barajas resolvió desestimar este viernes los cargos contra Lee Molloy y rechazó llevar su caso ante un jurado.
Pero además, el juez consideró que toda la acusación fue una "pérdida de tiempo y dinero público".
El caso comenzó en abril de 2017, al mismo tiempo en que en la ciudad de Denver, en el estado de Colorado, abría la primera Iglesia Internacional Cannabica, dedicada al consumo de marihuana pero con fines religiosos.
Dos agentes encubiertos ingresaron a la flamante iglesia y arrestaron a Molloy, Steve Berkey y Briley Hale por fumar marihuana durante la ceremonia de inauguración de la sede.
La policía los acusó de incumplir con el Acta de Aire Limpio de Colorado que multa quienes fuman tabaco dentro de establecimientos.
Luego de conocer la decisión del juez, Molloy señaló: "Me alegra haber dejado atrás todo este largo y agotador caso. Esta es una victoria para la iglesia y para todos en Colorado que respaldan el cannabis".
"Vamos a celebrar nuestra Fiesta Suprema con nuestros compañeros", prometió Molloy según declaraciones citadas por la agencia EFE.
En febrero, Steve Berke, otro de los acusados, fue declarado culpable y condenado a pagar una multa, mientras que Briley Hale se declaró culpable, pagó su multa y se fue de Colorado.
Uno de los argumentos que utilizó su defensa fue que desde enero de 2014, el consumo recreativo de marihuana es legal en el estado de Colorado. Pero además, ellos lo hacían en un lugar cerrado al que se accede solo por invitación y tienen prohibido el ingreso los menores de 21.
"Los policías se infiltraron en la capilla de una congregación pacífica para llevarnos a la corte. La verdadera batalla, entonces, es qué constituye el consumo público y privado de cannabis como sacramento", señaló Molloy, que de haber sido declarado culpable habría tenido que pagar una multa de 300 dólares.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS