martes 01 de diciembre de 2020 - Edición Nº1713
Impulsobaires » Politica » 29 abr 2019

Panorama

La UTA no adhiere al paro de Moyano,pero algunas empresas sufrirán la medida de fuerza

La conducción nacional de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), que lidera el dirigente Roberto Fernández, enfrenta un dilema ante la huelga y marcha de mañana, ya que si bien no adhirió a la protesta por estar alineado en la CGT, los cuerpos de delegados de decenas de empresas se rebelaron y se sumaron al paro general.


Por: Redacción

Una agrupación interna, disidente de las resoluciones adoptadas por Fernández, ya había anticipado su adhesión a la protesta de mañana con una masiva participación de cuadros y dirigentes en la rueda de prensa ofrecida por el Frente Sindical para el Modelo Nacional (Fresimona) el viernes último en la sede de la Asociación Bancaria (AB). 
Allí, delegados de empresas, trabajadores y militantes irrumpieron en varias ocasiones en vítores hacia la conducción sindical rebelde y crítica a la CGT -Palazzo- Pignanelli y Moyano- y no ahorraron cánticos de repudio a la determinación cegetista de mantenerse al margen. 
Varios gremios del transporte no se sumaron a la protesta de mañana de los sindicatos moyanistas y de otros espacios, como los colectiveros y ferroviarios -a excepción de la seccional Oeste de la Unión Ferroviaria (UF), al mando de Rubén Sobrero, con influencia sobre el tren Sarmiento-, pero en el caso de la UTA emergió una corriente interna que repudió la determinación oficial y se sumó al paro del Frente Sindical para el Modelo Nacional, la Corriente Federal de Trabajadores y ambas CTA.
Esos choferes de colectivos disidentes y opuestos a las decisiones oficiales, agrupados en el "Movimiento Juan Manuel Palacios", ex jefe de la UTA muerto el 20 de mayo de 2011 en un accidente automovilístico, decidieron parar y son un problema para Fernández.
Los trabajadores de colectivos que confirmaron su respaldo y participación en la huelga y movilización en rechazo de la política económica y otras demandas cumplen tareas en las empresas DOTA (líneas 28, 44 y 101); Transportes Río Grande (5, 8 y 23); Transportes Lope de Vega (56, 76, 91 y 135), Transportes Larrazábal (20, 117, 161, 188 y 421) y la firma Los Constituyentes (78, 87, 111 y 127) y Transportes General Roca (líneas 21 y 108).
A ellos se sumarán los colectiveros de las empresas Rocaraza (líneas 31 y 146); Transporte Automotor Riachuelo (100, 115, 134 y 446); Microómnubis Avenida (405 y 520 de Lanús); Bernardo Ader (130); 12 de Octubre (7); Nudo (6, 50, 107 y 150); Colectiveros Unidos (99 y 106); Etapsa (24); Monsa (60); Comunal de Mercedes (57, 256, 410 y 429); General Tomás Guido (9, 25, 84, 271, 299, 373, 384 y 570) y Mariano Moreno S.A. (líneas 371 y 480).
También irán a la huelga los choferes de las compañías Almirante Brown (línea 514); San Vicente (51, 74, 79, 177, 263, 370, 385, 388, 403, 435 y 503); Expreso Quilmes (98); Línea 7 (307 y 506 de La Plata); Fuerte Barragán (275) y Expreso Lomas (líneas 112, 165 y 243).
En definitiva, mañana paralizarán las tareas los choferes de colectivos de más de 70 líneas pertenecientes a 22 empresas de transporte. 
Aunque al día siguiente, 1 de mayo, los choferes no prestarán servicios por decisión de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) de Juan Carlos Schmid y Omar Maturano. La UTA milita en esa organización.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS