martes 14 de julio de 2020 - Edición Nº1573
Impulsobaires » Politica » 13 may 2019

Entrevista a Lucas Romero

Macri y Cristina se esfuerzan para que no surja un candidato del medio que complique el panorama

El consultor Lucas Romero, de “Synopsis Consultores”, evaluó el escenario electoral con el relevamiento del mes de mayo, en donde muestran un escenario de polarización entre el presidente Mauricio Macri y la ex presidenta Cristina Kirchner, y el posible juego para “un candidato del medio”. ¿Cambia el escenario un posible Plan V?. ¿Llega Alternativa Federal a convertirse en una tercera opción de poder real?.


Por: Redacción

 

Lucas Romero, en diálogo con Fabricio Moschettoni en “Decisión 96”, el ciclo que se emite los sábados de 9 a 11 por Radio 96.7 de La Plata, fue consultado sobre si tanto el presidente Mauricio Macri como la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner tratan de buscar el medio del electorado para hacer una diferencia, dijo que: “estamos en una etapa muy particular del proceso, a un poco más de un mes de la oficialización de las candidaturas, yo diría que hoy los actores políticos intentan más incidir en la forma o configuración final que va a tener el escenario más que en la elaboración de propuestas orientadas a seducir al electorado. Me parece que la clave hoy está en ver cómo va a terminar de quedar configurado el escenario de competencia, porque en definitiva quienes protagonicen el proceso electoral definen el formato de competencia”.

“Yo siempre recomiendo un abordaje posicional para entender el escenario, porque hacer mención a los dos principales actores, tanto Mauricio Macri como Cristina Fernández de Kirchner son los candidatos con mayor intención de votos, ambos están posicionados en los extremos opuestos del espectro, y si bien son claramente la antítesis en la oferta electoral los dos tienen el mismo objetivo político hoy, que es que no aparezca nada competitivo en el centro, y esa comunidad de intereses los hace, sin la necesidad de articular acciones, trabajar los dos para el mismo objetivo”, agregó.

Luego dijo: y efectivamente uno puede mirar a ambos lados de la grieta para que se entienda, y los dos están trabajando para ello porque en definitiva así como Mauricio Macri ve en esa confrontación con Cristina el mejor escenario para una segunda vuelta, el escenario más favorable para el Gobierno, lo mismo sucede con Cristina Fernández de Kirchner: el mejor rival para ella es Mauricio Macri, entonces hoy diría que los dos trabajan para que ese escenario de polarización se consagre en las primarias, se consolide en la general y camine hacia una segunda vuelta a disputar la elección presidencial en una rémora de lo que fue en algún punto la elección del 2015, en este caso no con Daniel Scioli sino con Cristina Fernández de Kirchner”.


Los números de mayo con escenario polarizado entre Macri y Cristina


Sobre los últimos sondeos de Synopsis, dijo: “cuando uno mira la elección de cara a una primaria, y ahí ponemos la duda sobre quién va a ser el candidato de esa tercera opción que está intentando consolidarse, construirse y en algún punto intentar terciar en ese escenario polarizado, ahí aparece Mauricio Macri con 30.8 de intención de votos, nosotros planteamos una interna entre los candidatos de Alternativa Federal con 13.1 Lavagna, 5.7 Massa y 2 Urtubey, todos ellos suman 20.8 por ciento, y aparece Cristina Fernández de Kirchner con 35.3, algo que ya venimos viendo de manera consolidada en los últimos meses, y es que Cristina le saca una luz de ventaja ya fuera del margen de error de las muestras al propio Mauricio Macri”.

Es decir, tenemos un escenario polarizado entre Mauricio y Cristina, con Cristina con una pequeña ventaja sobre Macri y un escenario del espacio alternativo que entre todos pueden llegar a arañar un 20 por ciento de los votos”, agregó.

“El problema es que cuando uno pasa ya a un escenario de primera vuelta, es decir en la elección general si fuera Roberto Lavagna el que saldría de candidato de ese espacio no logra retener ese 20 por ciento, baja a 17.1, y en algún punto tanto Macri como Cristina Kirchner recogen algo de ese voto disperso de Alternativa Federal, llevando a Macri a 31.6 y a Cristina a 37.2, es decir una diferencia de un poquito más de 5 puntos que se consolida en ese paso de primaria a elección general, y una tercera opción que todavía está lejos de ser una opción de escenario polarizado”, indicó.


¿Las primarias son una primera vuelta real?

 

Cuando se le consultó sobre si siguen siendo las primarias una especie de primera vuelta real, dijo: “yo diría que lo que generan en un escenario de tanta incertidumbre, es que le va a proveer a los electores de toda la información necesaria para que puedan definir la orientación de su voto, y esto no es un dato menor porque estamos viendo que la predisposición al voto estratégico, el famoso voto útil es alta. Cuando uno mira el escenario por el reverso y se pregunta a la gente ´quién no quiere que gane´ hay altos niveles de deseo de no triunfo tanto para Mauricio Macri como para Cristina Kirchner, y entre ambos bandos de la grieta, cuando uno pregunta por ejemplo cuál es el mejor vehículo para que Cristina no gane, ahí hay todavía una percepción de que efectivamente Macri es un principal vehículo y el 64 por ciento cree que está en condiciones de ganarle; y cuando uno pregunta a esos votantes que si tuvieran que cambiar el voto a Lavagna para que Cristina no gane, el 56 por ciento dice que lo cambiaría; y algo parecido pasa del otro lado, un 77 por ciento cree que Cristina está en mejores condiciones de ganarle a Macri, ahora si uno les pregunta si cambiarían el voto a favor de Lavagna si Cristina no garantiza que Macri no gane, el 55 por ciento dice que sí”.

“En definitiva, hay un 50 por ciento del electorado que está en condiciones de cambiar su voto para favorecer la derrota que en algún punto desea y eso pone a la primaria en rol protagónico del proceso, porque las primarias van a informar a los electores quiénes están en mejores condiciones de lograr ese escenario buscado si se quiere por el lado negativo”, razonó.

“Esto es lo que en algún punto decimos, que las primarias pudieran disparar escenarios muy disímiles en función de qué información provee al electorado, y lo enfocaría más en el segmento de electoral antikirchnerista, porque uno debería descartar que con estos niveles de intención de voto Cristina muy probablemente esté en una segunda vuelta, pero la duda es saber quién representará a una porción muy importante del electorado que todavía tiene sentimientos refractarios hacia la figura de Cristina Kirchner y no desea que el kirchnerismo vuelva al poder”, dijo luego.

Evaluó luego que “si Macri logra en la primaria tener una distancia bastante marcada con esa tercera opción posiblemente sea el candidato que elija el electorado antikirchnerista para intentar frenar el regreso de Cristina. Si Macri no logra sostener buenos niveles de intención de voto en las primarias y esa tercera opción se acerca, y ambos espacios tienen un dos adelante posiblemente entremos en una fase en donde después de la primaria lo que se discuta es quien frena a Cristina y ahí el gobierno tiene una amenaza porque cuando uno mira escenario de balotaje cualquier candidato del medio está en terreno ganador no solo frente a Macri sino también frente a Cristina”.

 

El del medio ganaría, pero le cuesta llegar a segunda vuelta

 

El candidato del medio podría ganar la elección, aunque el problema está en que no entra a un balotaje, y sobre esto dijo Romero: “eso es lo que se llama en la jerga un ganador de Condorcet. Nosotros decimos que en algún punto Lavagna o Massa son ganadores de Condorcet. Condorcet es un filósofo y matemático de finales del siglo XVIII que estudió los sistemas electorales y él decía ´bueno quizá a veces cambiando las reglas se puedan producir resultados distintos en el proceso de selección de candidatos´. Entonces si uno tuviera un sistema electoral que contemplara no solo las preferencias sino los rechazos, y pongamos un ejemplo, supongamos que le dijéramos a la gente que orden de 1 a 3 la preferencia de estos candidatos: Macri, Lavagna, Cristina, y si el sistema electoral fuera de esas características posiblemente Lavagna fuera el candidato preferido porque es el que tiene menor nivel de rechazo a pesar de no tener mayores niveles de preferencia. Eso es lo que se llama un candidato de Condorcet. Esa es la paradoja del escenario, y ahí vuelvo al comienzo de la charla y veo que ambos candidatos, Macri y Cristina, buscan que ese escenario no se constituya”.

 

 

Escepticismo con el Plan V

 

Sobre un Plan V, Romero evaluó: “sigue siendo Vidal, y en este estudio de mayo lo ratificamos, una mejor candidata para el oficialismo, y diré que si bien es mejor candidata tanta para la primera vuelta que para la segunda, en una primera es aún mejor que para la segunda porque retiene mejor el voto de los desencantados y casi que empareja los niveles de voto de Cristina, y en una segunda vuelta se achica un poco esa mejora, pero sigue siendo la candidata que en un balotaje le saca casi cuatro puntos a Cristina, cuando Macri está 0.4 abajo. El problema es qué tan buena candidata es Vidal como para producir un cambio de magnitud en la oferta electoral del oficialismo. No parecieran ser números muy determinantes que llevaran al Gobierno a decir que Vidal garantiza el triunfo. Además, deberían ir a buscar un candidato a Provincia”.
 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS