lunes 14 de octubre de 2019 - Edición Nº1299
Impulsobaires » Deportes » 3 jun 2019

Copa de la Superliga

Alfaro, entre la derrota en una final y seis meses decisivos por delante

El entrenador de Boca Juniors, Gustavo Alfaro, tras la derrota de ayer en la final por la Copa de la Superliga, enfrenta un próximo semestre decisivo, con la Copa Libertadores como objetivo principal de un equipo que no encuentra su juego y en medio de críticas crecientes.


Por: Télam

"Más allá de la derrota, estoy muy agradecido por el esfuerzo de este plantel", dijo Alfaro tras la caída de su equipo ante Tigre por 2 a 0 en Córdoba, para mostrar confianza en su plantel aún en medio de la pesadumbre de los hinchas "xeneizes".

Alfaro se apoyará entonces en su buena relación con el vestuario boquense, toda vez que sabe que llegó al club en enero pasado sin contar con el aval del presidente Daniel Angelici, pero con el decisivo voto a favor del director deportivo Nicolás Burdisso,

Para afrontar entonces un semestre crucial, su buena relación con Carlos Tévez será la clave para estar bien posicionado entre Angelici y el plantel.

Ahora, para el DT, se viene el momento de saber elegir con quién reforzar el equipo, a sabiendas de que por lo menos tres jugadores de nivel no estarán más en el plantel.

"Sé que varios jugadores se pueden ir. El libro de pases termina el 31 de agosto en Europa, en plena Copa Libertadores. Y eso nos complica", dijo anoche Alfaro, como para abrir el paraguas de cara a un futuro no tan lejano.

Nahitan Nández, Cristian Pavón y Darío Benedetto podrían encabezar la lista de los que se vayan, además de Paolo Goltz, quien no va a ser tenido en cuenta.

Nández es pretendido por el fútbol inglés e italiano: estuvo cerca de irse a principios de año y ahora sería imposible retenerlo ante una buena oferta.

Pavón, de flojo rendimiento a lo largo del año, quiere cambiar de aire y en las últimas horas habría recibido un llamado del ex entrenador de Boca, Guillermo Barros Schelotto, para llevarlo a Los Angeles Galaxy.

Benedetto, siempre aplaudido por los hinchas boquenses, está pasando por el peor momento desde que llegó al club de la Ribera, a mediados de 2016: este año marcó solo 5 goles (3 de penal) en veinte partidos y lleva 475 minutos sin convertir.

Anoche, el ex Arsenal de Sarandí tuvo cinco situaciones claras, que los postes y el arquero Gonzalo Marinelli impidieron que fueran goles. De cara a la hinchada "xeneize", el "Pipa" levantó sus brazos y pidió disculpas cuando se fue de la cancha junto con sus compañeros.

Se sabe que la Roma y clubes de la MLS están interesados en Benedetto, pero el mayor indicador de su posible salida es que un dirigente muy importante aún no le perdona que haya pedido el cambio, en la final de la Libertadores contra River en Madrid: "En un partido así tenes que salir en muletas", le dijo ese dirigente a Télam.

En cuanto a posibles incorporaciones, aparece en el hprizonte el italiano Daniele De Rossi. Según Burdisso, el volante de 35 años que ya no jugará más en la Roma, podría llegar a Boca. Esta semana habrá una respuesta por parte del jugador, quien también tiene posibilidades de jugar en Estados Unidos.

También interesa Ever Banega, ex jugador "xeneize" que quiere volver y que actualmente no es titular en Sevilla.

Otro ex, Matías Silvestre, de 34 años, podría regresar desde el Empoli. Pero la obsesión de Alfaro sería el volante "Maxi" Meza, quien juega en los Rayados de Monterrey y a quien el técnico dirigió en Gimnasia.

Un delantero a buscar, ante una posible venta de Bendetto, es Guido Carrillo, quien está en el Deportivo Leganés de España.

Por último, una apuesta a futuro sería el juvenil Agustín Urzi, delantero de 19 años de Banfield y la selección Sub 20.

Los próximos días serán claves para diagramar el futuro entre Burdisso y Alfaro. Los espera la Copa Libertadores y las elecciones de fin de año en el club, donde el oficialísmo se jugará su futuro en el club.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS