lunes 14 de octubre de 2019 - Edición Nº1299
Impulsobaires » El Mundo » 1 ago 2019

Estados Unidos

Todos contra el favorito Joe Biden en el debate de precandidatos demócratas

El precandidato presidencial del Partido Demócrata de los Estados Unidos, Joe Biden, favorito para competir con el presidente Donald Trump en las elecciones de 2020, acaparó los embates de sus correligionarios durante un agresivo debate partidario, en el que debió confrontar sobre su historial de votos, salud pública, inmigración, justicia y racismo.


Por: Agencias

El debate, celebrado en Detroit y patrocinado por la cadena CNN, reunió a Joe Biden, que lidera las encuestas con 32,2% según el promedio de RealClearPolitics -el portal que monitorea todo el proceso electoral-, y otros nueve precandidatos entre ellos Michael Bennet, Kirsten Gillibrand, Julian Castro, Kamala Harri, Bill de Blasio, Elizabeth Warren y Bernie Sanders.

El ambiente áspero se percibió desde que Biden, de 76 años, y una de sus contendoras, Kamala Harris, de 54, se saludaron sobre el escenario del Fox Theatre de Detroit, Michigan, y un micrófono encendido por error permitió escuchar al ex vicepresidente mientras solicitaba a la senadora con una sonrisa: "no seas dura conmigo, niña"

Harris no acusó recibo e insistió en cuestionar a Biden en uno de sus flancos débiles al recordar su oposición en los años 1970 al "busing", un sistema de transporte que buscaba terminar con la segregación racial en la educación pública. 

"Si esos segregacionistas se hubieran salido con la suya, yo no hubiera sido miembro del Senado ni Barack Obama hubiera podido" nombrar a Biden vicepresidente, dijo la senadora por California, hija de madre india y padre jamaiquino.

Con Biden como centro de los ataques, el tema de las deportaciones se coló también, en momentos en que la política migratoria de Trump, concentra las críticas de grupos proinmigrantes.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, le preguntó si intentó frenar la ola de deportaciones (más de tres millones) durante la presidencia de Obama a lo que Biden respondió que él era "vicepresidente, no presidente" y "trataba de darle mis recomendaciones en privado".

Después recibió las críticas de Julián Castro, ex secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano, sobre inmigración, poco antes de que el Gobernador de Washington, Jay Inslee, lo hiciera con el tema del cambio climático y la senadora por el estado de Nueva York, Kirsten Gillibrand cuestionara comentarios hechos por Biden sobre el rol de las mujeres en el lugar de trabajo.

El ex vicepresidente no tuvo reposo en ninguno de los puntos de análisis del debate.

En tanto, quienes siguen a Biden en los sondeos, los senadores Bernie Sanders (16,2%) y Elizabeth Warren (14,3%), según el portal RealClearPolitics, defendieron sus propuestas volcadas hacia la izquierda, por las cuales Trump suele calificar a los demócratas de "socialistas".

Sanders y Warren respaldan la atención médica universal, la universidad pública gratuita y un aumento de impuestos para los más ricos, y por esto fueron blanco de la artillería pesada de los demás contendientes, preocupados de que el viraje hacia la izquierda del partido potencie a los sectores conservadores y asegure la reelección de Trump.

Según la cadena CNN, estos dos aspirantes -los más progresistas en el campo demócrata 2020- alcanzaron tonos inspiradores, y se ganaron a la multitud mientras debatían quienes intentaron cuestionar su capacidad de hacerse elegir y la viabilidad de sus ideas, aunque no lograron golpear a ninguno de los candidatos ni una sola vez.

Los aspirantes moderados, en tanto, retrocedieron mientras trataban de definirse en temas como la salud y la inmigración. 

Los debates debilitaron al favorito Biden, según las encuestas, que registran que aunque mantiene el dominio, éste se redujo en los últimas semanas desde un 32% a un 22%, según un sonde de CNN, y de un 38% a un 33% según el grupo demoscópico Morning Consult.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS