viernes 18 de octubre de 2019 - Edición Nº1303
Impulsobaires » La Plata » 5 ago 2019

Entrevista

Una escuela de San Carlos en la que cursan 1300 nenes y sus maestros se pusieron de acuerdo para que no sufran los paros

Se trata de la Escuela Primaria 41, que está ubicada en 520 y 139. Allí cursan 1314 nenes en dos turnos, y su directora, Ana Anaya, dice que “se creó el hábito de la continuidad”. En una larga entrevista, la docente contó cómo comen, de qué manera los contienen y la vocación de integrar también a las mamás.


Por: Redacción


Es una escuela de La Plata de las que tienen mayor matrícula, y está ubicada en un lugar de sectores trabajadores, con barrios humildes y de esfuerzos.

Ana Anaya es directora de la Escuela 41 desde hace alrededor de 20 años, aunque ya tiene 37 años de docente y dice que va a extrañar mucho cuando se tenga que jubilar.

“No vivo en este barrio, soy de la zona del Hospital de Niños, pero quiero muchísimo a este lugar”, dijo al ser entrevistada por Fabricio Moschettoni y Marisa Figini en el programa “Decisión 96”, que se emite los sábados de 9 a 11 por Radio 96.7 de La Plata.

 

A disposición, aún los días de paro

 

El año pasado fueron afectados 26 días de clases por medidas gremiales, pero sin embargo en la Escuela 41 los entonces 1200 nenes pudieron concurrir sin ningún inconveniente porque la idea de las maestras es protestar de otro modo, pero no haciendo paro.

Ahora, con una matrícula de 1314 alumnos, la idea sigue siendo la misma.

“En general las maestras tratan de no adherirse a los paros. La función que cumplen es que el nene no interrumpa la continuidad educativa, porque en los días de paro lo que perdemos es eso: la continuidad”, contó Ana, y agregó: “las maestras en general se pusieron de acuerdo entre ellas para que las protestas se hagan de otra manera que no sea el paro”.

Al ser consultada sobre si los chicos respondían a esa voluntad de no parar por parte de los maestros, dijo: “sí. Es increíble, pero es así. Vos con estas cosas le generas el hábito de ir todos los días a la escuela y es importantísimo; sino siempre hay una excusa a que porque hay paro no voy, pero cuando ellos se acostumbran a que no hay paro y la escuela permanece abierta, la asistencia es continua”.

 

“Hasta se acostumbraron a comer verduras en sus almuerzos”

 

Al ser consultada sobre el funcionamiento del Sistema Alimentario Escolar (SAE), un programa dispuesto por la Provincia pero ejecutado por el Municipio desde el año pasado, dijo: “los nenes del turno mañana tienen desayuno y almuerzo, los de la tarde tienen almuerzo y meriendan antes de retirarse”. 

“El funcionamiento es muy bueno. A nosotros nos envían el menú, el proveedor lleva la mercadería de acuerdo a la cantidad de alumnos que tenemos, y se elabora en la escuela. Es un menú muy bien equilibrado”, dijo.

Y contó que “los nenes por ejemplo se acostumbraron a comer verduras, y nos costó mucho que lo hicieran. Ellos no tenían el hábito de comer verdura ni comida sana. A ellos les gusta la milanesa, pero no tenían costumbre de comer pastas como ravioles, aunque ahora todo es perfecto”.

“Los cocineros que tenemos son muy buenos, entonces le fueron buscando la manera de combinar la verdura de acuerdo a los gustos de los nenes, que son muchísimos los que comen”, dijo.

Y agregó: “también les hemos equilibrado la merienda, porque por ejemplo tienen frutas, al igual que el desayuno. Nosotros además le variamos las combinaciones para que no se aburran, por ejemplo un día leche con chocolatada, otro día leche con mate cocido, y así”.

 

En vacaciones la escuela estuvo abierta, pero solo una veintena de niños acudieron al almuerzo

 

Sobre la planificación, dijo: “nosotros tenemos un menú, pero si un día lo tenemos que cambiar lo hacemos sin problemas. Todo esto está armado por nutricionistas de SAE, que nos indican el menú y los proveedores nos traen los insumos que corresponden al mismo”.

“Creo que nosotros somos una de las escuelas más grandes de La Plata”, dijo y agregó que en las dos semanas de receso escolar “mantuvimos el comedor abierto con toda la gente trabajando”.

Y luego aporto un dato llamativo: “habiendo tantos chicos en la escuela, en el comedor de invierno había 25 nenes promedio por día. Eran 25, 30 aproximadamente”.

 

Integrar a la familia

 

Ana dijo que en el colegio trabajan para integrar a la familia, y sostuvo que por ejemplo “las mamás acompañan a los nenes, nosotros les damos un espacio en el comedor tanto en verano o en invierno así no gastan en colectivos para llevarlos y traerlos. Esto surge de nosotros, y creamos lugares para que las mamás se queden, tomen mate y charlen entre ellas”.

“Hace veinte años que soy directora de la escuela. Ahora tengo nenes de los primeros alumnos, me gusta el trabajo con la comunidad y es lo que más hago. No me quiero jubilar”, sostuvo emocionada.

“Amo al barrio, aunque no vivo por acá porque soy de la zona del Hospital de Niños”, remarcó.

Al ser consultada sobre si la escuela interactúa con organizaciones barriales, dijo: “nosotros trabajamos mucho con la Quinta Roth, que es un lugar en donde los chicos tienen apoyo escolar, juegos, talleres y mucho más. Hay varias ONG que también asisten a los niños junto con los equipos nuestros. La verdad que trabajamos un montón con ellos”, dijo.

 

“El Intendente pasa seguido y nos pregunta si las cosas están bien”

 

Ana y varias de sus colegas concurrieron a la presentación de la Mesa Educativa Regional que se realizó el miércoles 31 de julio en el Club Circunvalación de Villa Elvira con la participación de la gobernadora María Eugenia Vidal, y al ser consultada sobre si los directivos de establecimientos tienen oportunidad de debatir política educativa con el gobierno, dijo: “nosotros queremos trabajar en cuestiones para ayudar a que todo mejore. Hay mucha interacción con el intendente Julio Garro también porque él se acerca a ver si las cosas están bien. Pasa por la escuela, charla, pregunta, mira si las cosas están en orden”

 

Obras en un establecimiento centenario

 

En tanto, mediante el programa Fondo Educativo, que se ejecuta en jurisdicción local a cargo del subsecretario de Vinculación y Gestión del Municipio, Martiniano Ferrer Picado, se están realizando obras de ampliación y refacción de un edificio que tiene más de cien años.

“A nosotros nos están haciendo una obra con refacción de baños, una biblioteca nueva, nos están colocando vidrios nuevos en todo el edificio. Con el Consejo Escolar vemos estufas que se rompieron, y la verdad que tenemos respuestas inmediatas. Por ejemplo, si llamo para que desraticen en dos horas están acá. Con el Municipio trabajamos sin problemas”, contó la directora Anaya.

Y dijo que “este establecimiento tiene más de cien años. Primero era una casa pequeña y se fue ampliando para dar respuestas a más de seiscientos chicos por turno”.

 

Afianzar el vínculo entre maestros, nenes y madres

 

Ana conto que “en nuestra escuela hay un vínculo hermoso entre maestros y nenes. Este lunes (por hoy 5 de agosto) vamos a Tecnópolis con los chicos por ejemplo”.

“Los nenes tienen un gran vínculo con los maestros quienes además también lo tienen con las mamás. Es un placer ver cómo los nenes entran, nos dan un beso, cualquier problema que tienen es detectado por las maestras. Es un orgullo estar allí”, dijo.

Agregó que “ayer (por el viernes pasado) estábamos esperando el micro, y yo me senté en la escalinata de la escuela, cuando pasan los nenes con sus bicicletas, bajaron y nos abrazaron. Ellos cuando tienen dudas nos preguntan cosas vinculadas con sus vidas, o nos dicen lo que quieren hacer. Los chicos que están en Secundaria vienen, nos piden permiso y saludan a las que fueron sus maestras porque se sienten muy cómodos”.

Y al ser preguntada sobre si otros establecimientos de la zona hacen el mismo trabajo, dijo: “el Jardín 928 es muy contenedor, es muy lindo. También hay escuelas cercanas como la 73, la 39, que son muy grandes. Con ellos intercambiamos experiencias y hasta materiales”.

 

“Me cuesta horrores jubilarme”


Una vez más durante el transcurso de la nota Ana se lamentó porque pronto le llegará el turno de su jubilación: “me cuesta horrores. Veinte años de directora y treinta y siete de maestra”.

 

Educación para las mamás

 

Luego contó sobre un interesante programa que comienza en pocos días, y que tiene que ver con facilitarles a las madres la posibilidad para que terminen sus estudios si es que los tienen incompletos: “las mamás cuando llevan a sus hijos a la escuela van a poder hacer primaria y secundaria en el mismo horario que ellos. Es el programa ´La familia estudia´, y a partir del 8 empiezan, y ya hemos dispuesto un lugar, que es el comedor, para que puedan estudiar”.

 “Con la Municipalidad también tenemos deportes los martes y jueves”, dijo en cuanto a actividades de recreación.

“Nosotros queremos que tengan una visión de futuro porque hay universidades gratis, cursos para hacer, y la verdad que se enganchan”, concluyó.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS