domingo 15 de septiembre de 2019 - Edición Nº1270
Impulsobaires » La Plata » 21 ago 2019

Elecciones

Garro se apura a municipalizar la elección en medio de esperanzas y fantasmas

Apretado por los resultados del 11 de agosto, el intendente Julio Garro trabaja en la gestión, pero también diseña una arquitectura política en donde de cara al 27 de octubre se debatan temas de la Ciudad, entendiendo que ese es su fuerte. Positivo: el radar sobre independientes y su carisma. Negativo: mal rendimiento de los delegados comunales y el efecto “heladera”.


Por: Fabricio Moschettoni, editor de ImpulsoBaires / Twitter @FMoschettoni

Julio Garro tiene trabajando a la mesa política que integran Oscar Negrelli, Luis Barbier, Claudio Frangul, Marcelo Leguizamón, Raúl Cadaa, Fernando Ponce, entre otros, y a ellos les pidió varias tareas para ampliar el 35 % obtenido en las PASO, que si bien fue el precandidato más votado quedó diez puntos por debajo de la sumatoria del Frente Todos.

Una ventaja para el oficialismo es la indefinición de la interna del “Frente Todos”, que aunque políticamente la situación parece resuelta a favor de Florencia Saintout, aún hay un margen técnico legal que permite a Victoria Tolosa Paz seguir reclamando. Esa situación de desgaste para la oposición es terreno ganado por el oficialismo.

Pero el garrismo sabe que hay varios puntos flojos que atender. Uno de ellos tiene que ver con la mala perfomance de los delegados comunales (en algunos casos profundamente negativa) salvo excepciones, que terminaron haciendo agua en la elección de distintas localidades. Y otro será la difícil tarea de municipalizar una elección cuando la agenda está en la heladera, los créditos UVA, las compra en cuotas, y el deterioro de la economía para los sectores medios, todas cuestiones que son inmanejables desde el plano local.

Garro, a su vez, tiene a favor una carta que aún no explotó del todo y es su carisma en el contacto directo con el vecino, siendo esa la mejor forma de comunicación que podría encontrar (cada vez que el alcalde se encapsuló su imagen bajó, y cuando caminó solo en el mano a mano la revirtió). Pero además hay una batería de cuestiones que si terminan llegando acertadamente al vecino serían un valor agregado a su 35%, como por ejemplo las luminarias LED, la obra pública, las obras hidráulicas, la forma que tuvo de reducir de casi 400 a cerca de 200 funcionarios municipales (que es un gasto público inútil generado por el gobierno anterior), y sobre todo el clima de paz que se vive en la Ciudad desde hace tres años luego del encarcelamiento de sindicalistas extorsionadores y policías que junto a determinados jueces conformaban un temible poder mafioso que como el alcalde bien lo definió oportunamente, hicieron de La Plata “una Chicago pero del año 1920”.

Además, el Jefe Comunal termina siendo uno de los referentes más confiables para diferentes sectores que forman la opinión pública local, y también con espacios políticos que no consiguieron llegar al 1.5 % en agosto, o sea que están huérfanos de representación.

En teoría, si el oficialismo articula esas variables de manera inteligente podría estar en línea como para poder triunfar en la Ciudad, cuestión que no es nada simple.

Pero sin embargo un tema que la oposición va a utilizar con énfasis es la buena imagen del candidato a gobernador, Axel Kicillof, y también la del presidencial Alberto Fernández, con lo que naturalmente tratarán de nacionalizar la elección.

Además, Saintout fue variando positivamente su perfil hasta llegar al centro del electorado, cuestión que seguramente ayudó la presencia en su lista del Frente Renovador y en particular la buena imagen y previsibilidad que aporta el ex concejal José Arteaga

De todos modos, para la ex decana de Periodismo la tarea más difícil será retener un voto periférico al neokirchnerismo que se nucleaba en Victoria Tolosa Paz, y que en varias ocasiones es disputado con Cambiemos. Un desafío similar ocurre con el caudal electoral de Luis Arias, que estuvo compuesto por voto ideológico adherente de una izquierda latinoamericana fuerte (de imposible salto a un candidato de Cambiemos), pero también por electores del centro-progresismo que curiosamente combinaban la boleta del ex juez con la tira de la gobernadora María Eugenia Vidal.

El oficialismo, con todo ese diagnóstico en la mesa, va a rediseñar su campaña y en pocos días se podrán observar más plenarios, sectores independientes que empiezan a sumarse, y a un intendente con altísimo perfil para jugar el partido más difícil de su vida política.

Los que nunca votarían por Garro: Patria Grande (sector duro que acompañó a Luis Arias), las opciones de izquierda, sectores piqueteros de la Ciudad.

Los que podrían hacerlo: Espacio que opta por Juan José Gómez Centurión y  Cyntha Hotton, electores del vecinalista Gerardo Jazmín y el radical Sergio Panella, algunos electores de Consenso Federal (Roberto Lavagna), votos blancos para la contienda local pero que optaron por José Luis Espert, algunos peronistas no kirchneristas que no se sienten representados por Saintout, el Partido GEN que se identifica con Margarita Stolbizer, espacios del centro y norte del distrito que veían en Tolosa Paz como una figura de renovación política alejada de La Cámpora y otras opciones del kirchnerismo duro.
 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS