domingo 22 de septiembre de 2019 - Edición Nº1277
Impulsobaires » Politica » 9 sep 2019

Entrevista

“La sociedad asimiló el resultado electoral de una manera más pragmática que el Gobierno”, analiza Gustavo Córdoba

El analista y consultor político Gustavo Córdoba, se refirió al panorama electoral luego de pasadas varias semanas de las primarias, y dijo que los factores de poder ya tratan a Alberto Fernández como presidente. Sostuvo sobre la elección en Ciudad de Buenos Aires que puede ser una debilidad para el oficialismo si no se estabiliza la situación económica en los próximos días.


Por: Redacción

En diálogo con Fabricio Moschettoni, en el programa “Decisión 96, la política en vivo” que se emite los sábados por Radio 96.7 de La Plata, Córdoba dijo que “la sociedad asimiló el resultado electoral (del 11 de agosto en PASO) de una manera mucho más pragmática que el Gobierno. Podemos ver que cómo todos los factores de poder importantes de Argentina ya tratan a Alberto Fernández como si fuese presidente electo aunque no lo es. El Gobierno todavía persiste en querer ganar una elección que todavía puede ser posible en términos matemáticos, pero no en términos políticos”.

“La diferencia no solo se mantiene sino que habría más ventaja de Alberto Fernández”, destacó el consultor.

Más adelante agregó que “lo ideal sería que el Gobierno se dedique a estabilizar la situación económica y que eso le permita generar una transición con mucha gobernabilidad pensando en que hay que llegar a las elecciones al 27 de octubre, y desde allí con un presidente electo llegar a una transición ordenada”.

La elección en CABA: ¿Larreta puede ganar, o Lammens le arrebata la elección?

Al ser consultado sobre la elección en Ciudad de Buenos Aires, Lammens dijo: “en general hay que entender es que hay un profundo cambio de expectativas. Al actual gobierno les encantaba comparar el actual contexto con el 2017 o 2015, es decir que las cosas que le dieron resultado antes le iban a dar resultado ahora. Pero es lo opuesto a eso, y el cambio de contexto obliga a replantear todos los parámetros de la parte estratégica”.

“En el caso del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires hay que entender que no es lo mismo el Horacio Rodríguez Larreta con todos los años de gestión que lleva Cambiemos allí, y antes el Pro, y eso también influye. El segundo contexto que cambió es que el nivel de rechazo que tiene Macri en la Ciudad de Buenos Aires es importante”, destacó.

Agregó que “de un Macri competitivo a un Macri que no tiene chance, la pregunta es si eso impacta en las chances electorales de Rodríguez Larreta, y la respuesta es que claramente sí. Hay un votante, 5 o 10 % de la población, que se mueve con criterio más pragmático que otros, y puede pensar que Alberto Fernández es de la CABA y Lammens es Alberto Fernández, y que cuando un jefe de Gobierno es del mismo color que el presidente la Ciudad se beneficia”.

“Este tipo de razonamiento es el que me lleva a pensar a mi primero que a Horacio Rodríguez Larreta le va a resultar muy difícil repetir la elección del 11 de agosto, y si la repitiese lo que hay que pensar es que inevitablemente Lammens  se le va a poner mucho más cerca que el 11 de agosto. Y en un contexto de Alberto Fernández triunfador el 27 de octubre, la segunda vuelta porteña se va a dar en un contexto mucho más hostil para el oficialismo de la Ciudad porque no va a tener un candidato a presidente que le garantice una promesa”, evaluó.

“Lammens puede recibir votos de todos lados”, dijo.

El efecto Massa en Provincia, un factor determinante

Al ser consultado sobre si Lammens fue una clave para la buena elección porteña, dijo: “el acierto originario y estratégico fue el acuerdo con Sergio Massa, que hoy todo el mundo lo soslaya, pero el haber triunfado en la provincia de Buenos Aires le abrió la elección de una manera extraordinaria”.

“Indudablemente Lammens va en esa misma línea, pero Lammens sin el acierto de Provincia hubiese perdido chances”, dijo.

Agregó: “acá las debilidades de Larreta y Cambiemos son las que definen la elección. Por más que haya incorporado a Eco y a Martín Lousteau lo que está en juego aquí es la idea de un oficialismo que llegó al límite de sus posibilidades electorales”.

Y dijo que “si la situación económica no se estabiliza en los próximos días para Larreta también se le complica”.

Córdoba, con situación similar

“En Córdoba es probable que Macri saque lo mismo o descienda de lo que sacó en 11 de agosto, mientras que Alberto Fernández puede subir mucho, incluso a los 40 puntos”, indicó.

Lo que viene

Acerca de lo que puede venir en el futuro con un posible gobierno de Alberto Fernández, dijo: “el peronismo en general no ha producido una autrocrítica de su pasado reciente, por lo tanto yo diría que más que un voto premio a la actualidad del peronismo es un voto castigo a Macri. Por lo tanto no es un cheque en blanco que le dieron al peronismo. Yo creo que es un cambio de comando en medio de la crisis, la gente buscó otro liderazgo”.

“Esto no significa que Alberto Fernández tenga un cheque en blanco. Va a tener que coordinar con los dos sectores que generar dólares en Argentina, como son Vaca Muerta y el campo”, dijo.

Agregó que “Fernández tendrá que recostarse en la liga de gobernadores para garantizar gobernabilidad y dólares”.

“Argentina necesita dosis grandes de gobernabilidad y consenso, y así me imagino al gobierno de Alberto Fernández”, concluyó.
 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS