miércoles 01 de abril de 2020 - Edición Nº1469
Impulsobaires » Politica » 6 oct 2019

Elecciones

De Vido cuestionó las condiciones de detención y pidió por Esteche para ocupar un rol en el próximo gobierno

El exministro de Planificación celebró la liberación del dirigente Fernando Esteche y la excarcelación de los empresarios Cristóbal López, Fabián de Sousa y Gerardo Ferreyra, pero advirtió que "desde el 11 de agosto mi situación procesal ha empeorado".


Por: Redacción

Además, marcó sus diferencias con Alberto Fernández, pidió "hacer una revisión institucional vía la Constitución" y  aclaró que "la iniciativa puede tenerla Alberto, pero la que me conduce políticamente es Cristina".

"Lo que dijo Pichetto me parece una barbaridad, pero hubo dirigentes que ahora están con nosotros, como Bossio, que cometieron errores o traiciones peores", sostuvo en declaraciones al programa #Tranqui120 que se emite en Radio Estación Sur FM91.7.

Luego de que la justicia ordenara liberaciones en la causa Cuadernos y en la del Memorándum con Irán, De Vido dijo que "no necesariamente" se producirá su salida del penal de Marcos Paz y aseveró que "ni mi situación procesal ni carcelaria han mejorado después del 11 de agosto, sino que han empeorado".

A su vez, se refirió a la excarcelación de Fernando Esteche y consideró que "fue realmente una gran alegría por un lado, pero una tristeza, por el otro, porque es muy difícil explicar cuando se va un compañero de cautiverio lo que uno siente".

"Fernando Esteche es un intelectual, es un chico muy formado y capacitado, y sería un desperdicio que no participe o no tenga una participación activa en un futuro Gobierno popular, por lo menos como aporte de ideas. Es un cuadro singularmente importante como para que la Argentina no lo cuente", afirmó sobre el exlíder de Quebracho, con quien tuvo "una relación muy productiva".

Asimismo, calificó la causa Memorándum como "una payasada que nunca debió haber llegado a juicio".

"Creo que Fernando ha sido estigmatizado como tantos otros compañeros, entre los que me incluyo, por el poder del establishment y por otros centros de poder que no pasan por la Argentina", agregó, al tiempo que sostuvo que "está claro que el Gobierno de (Mauricio) Macri era representante de los intereses del neoliberalismo internacional, cuya sede está en Wall Street. Macri simplemente era un operador de esos intereses en beneficio propio".

En este sentido, marcó una diferencia con Alberto Fernández y apuntó contra el CEO del Grupo Clarín: "Yo no creo, a diferencia de nuestro candidato a Presidente, que sean 'ladrones de guante blanco', son ladrones de guantes muy sucios o de manos llenas de la mugre producto del hambre al que ha sido sometido nuestro pueblo. Obviamente, articulado en Argentina por una especie de virrey, que vendría a ser (Héctor) Magnetto, y con el cual tendremos que encarar a futuro una clara política en el sentido de lo que significan los monopolios en una economía emergente como la Argentina, donde tratan de concentrar mucho más la riqueza unos pocos, que trae la pobreza de muchos como consecuencia", comentó.

De Vido consideró que la elección del 27 de octubre "es una oportunidad histórica que tiene el pueblo argentino para derrotar al macrismo, que es el personero del neoliberalismo. De todas maneras, no considero que la victoria electoral signifique la consolidación de un proyecto nacional y popular si no damos las peleas. Me parece interesante la idea de un orden nuevo y la unión de todos los trabajadores argentinos a través de las organizaciones gremiales, pero hay que trabajarlo mucho, porque lo que estamos logrando son fotos y tenemos que armar una película, donde el protagonista sea el Pueblo argentino y no aquellos que lo han desposeído y despojado, y que han saqueado al país".

Consultado sobre el apoyo de parte del kirchnerismo, De Vido indicó que "acá ha venido mucha gente a visitarme, pero me parece que no ha habido el compromiso, no sólo con Julio de Vido, sino con Cristina Kirchner que es la que conduce nuestro espacio. La circunstancia electoral es circunstancial: la conductora del peronismo y la que tiene la mayor cantidad de votos es Cristina. La persecución y la denostación que ha sufrido han hecho que ella tenga que asumir un rol, no secundario, pero dar un paso al costado, lo que yo he valorado mucho porque me parece que ha sido muy inteligente. Aquellos que piensen que Cristina Kirchner va a permanecer silente si el rumbo de la economía y de la política no es el adecuado, se equivocan".

En referencia a la decisión de la senadora de Unidad Ciudadana de ser candidata a vicepresidenta, De Vido dijo que "la comprendí en términos tácticos y la valoré".

"Siempre dije que la que me garantiza el voto en términos ideológicos es Cristina. La iniciativa puede tenerla Alberto, pero la que me conduce políticamente es Cristina, como sucesora de Néstor en el liderazgo estratégico del movimiento nacional", aclaró.

Para De Vido,  "Alberto es un hombre que en su momento tuvo un rol muy importante en 2001, 2002, cuando colaboró en el armado que nos permitió llegar a ese 21% que significó el advenimiento de Néstor al Gobierno. Luego en el Gobierno, la historia es distinta. Las gestiones marcan etapas históricas diferentes: creo que después del 10 de diciembre de 2007 y fundamentalmente hasta el voto no positivo, hubo conductas que fueron ambivalentes, que fueron cuestionadas y cuestionables, y yo no creo en los errores que marca Alberto que Cristina tuvo en su Gobierno".

"Tampoco creo que hayamos acertado en todo, pero nosotros nunca compartimos, por lo menos hasta esta etapa, las situaciones de disidencias que planteaban en su momento (Sergio) Massa, y luego (Florencio) Randazzo, que ocasionaron una derrota fenomenal al movimiento nacional y popular. Tampoco estuvimos en Davos ni tampoco votamos la ley de pago a los Fondos Buitre ni votamos los presupuestos. Pero bueno, son diferencias, discusiones y debates que se dan en el seno del movimiento nacional y eso es muy sano", cuestionó.

Sobre las declaraciones de Miguel Pichetto, De Vido opinó que son "una barbaridad", pero se mostró comprensivo: "Desde el punto de vista ideológico, estoy en las antípodas de Miguel. De todas maneras, me parece que hubo dirigentes que ahora están con nosotros que cometieron errores o traiciones peores en el pasado. Me parece que Miguel a partir del macrismo está en una situación difícil de retornar en el campo de la política, pero los exabruptos de los últimos días me parecen más producto de la desesperación que de las convicciones", relativizó.

"Algunas actitudes de (Diego) Bossio, por poner un mal ejemplo, han sido mucho más graves. En el voto no positivo de (Julio) Cobos, no hay que olvidarse que el que defendió la 125 fue Miguel Pichetto. Hay que ver las historias. Estamos en las antípodas ideológicas, pero también es un compañero que en algunos casos ha sido sensible: Pichetto es el único senador que me visitó, por lo cual sería muy ingrato de mi parte anatematizarlo cuando hubo otros que cometieron errores peores o iguales que significaron derrotas tristísimas para el pueblo argentino, como fue la elección de 2015 o 2017", acotó.

Por otra parte, el suspendido diputado del Frente para la Victoria envió un mensaje al peronismo: "El otro día, cuando Clarín no puso en tapa lo de la pobreza, (Roberto) Navarro decía que la historia la están escribiendo los que perdieron: con todo el cariño que le tengo, creo que Roberto se equivoca. Magnetto no perdió las elecciones. De última, las perdieron Macri y Pichetto. No hay que pensar ni que el neoliberalismo está derrotado, ni que los monopolios están derrotados: están vivitos y coleando, están haciendo movilizaciones de 25, 30 mil personas, que son pocas, pero no es el helicóptero esto, muchachos. Y aún, el mismo helicóptero tampoco fue la derrota del neoliberalismo. Me parece que tenemos que unirnos, estamos dando pasos en el sentido correcto, pero el tema es cómo consolidamos estos pasos", enfatizó.

Sobre la situación en que transcurre su detención, De Vido dijo que "los problemas de infraestructura están bastantes contenidos", pero "como se declaró la emergencia penal en la provincia de Buenos Aires, los penales se han llenado de presos de la provincia y entonces en un módulo como en el que estoy yo donde había 600 presos, ahora hay 2000. Hay una superpoblación y eso hace que los servicios colapsen".

 

"Somos presos políticos"

"Nosotros somos presos políticos y el hecho de estar en un penal de máxima seguridad genera un adicional a la estigmatización mediática y una permanente vejación de nuestras visitas, en el sentido de la rigurosidad absurda: yo hace más de un año y medio que no como una banana, para darte una idea de lo ridícula que es la limitación de ingreso de alimentos por parte de nuestros familiares", repudió.

Sobre los desafíos del próximo Gobierno, De Vido dijo que "hay que proceder de acuerdo a las leyes y hacer una revisión institucional vía la Constitución": "Creo que es un debate que hay que darlo. La solución a los problemas económicos que tiene este país, que son gravísimos, están en la Constitución del '45: la nacionalización del comercio exterior, que no es ninguna reforma agraria sino simplemente que los excedentes exportables de la Argentina, la renta, sea compartida por todos, inclusive por los que lo siembran, pero no puede quedar ¾ partes de la población afuera. Creo que hay que avanzar en la monopolización de los servicios públicos y hay que romper esa hegemonía nefasta que tiene el puerto de Buenos Aires en detrimento de un valor popular, institucional e histórico como es el federalismo argentino", sugirió.

 


 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS