lunes 09 de diciembre de 2019 - Edición Nº1355
Impulsobaires » La Plata » 7 oct 2019

Pasillos del poder

A lo “Pirro”, la elección del próximo Defensor Ciudadano dejará bajas, y la política le ganará al vecino

Este lunes se conoció el listado de 109 vecinos platenses que se anotaron para ser candidatos a Defensor Ciudadano de acuerdo lo que establece la ordenanza 7854. De la simple lectura de inscriptos se puede adelantar que la política prevalecerá, pero el vecino no tendrá un representante verdadero.


Por: Fabricio Moschettoni, editor de ImpulsoBaires / Twitter @FMoschettoni

AQUÍ ESTÁN, ESTOS SON...

 

La figura de la Defensoría Ciudadana de La Plata exige un replanteo urgente porque no es útil para los tiempos actuales. De todos modos, esa no es una excusa para que la ordenanza vigente se cumpla en su letra, y también en el sentido que le dieron los legisladores que la sancionaron en 1991.

Hasta el viernes pasado se anotaron en la Presidencia del Concejo Deliberante 109 vecinos para competir por el cargo. Algunos de muy reconocida trayectoria pública, otros no tanto, varios peligrosamente ligado a sectores políticos, y otros que aparecen con más independencia del poder y de las corporaciones.

La primera impresión de la lectura de los 109 nombres es que inexorablemente la elección quedará centrada en un puñado de ciudadanas y ciudadanos relacionados a la actual gestión comunal o a los opositores, y muy poca fuerza van a tener los laboriosos vecinos independientes que quieren transformarse en la voz de sus pares, de los de los iguales a ellos.

Una plantilla de más de cien interesados por ocupar con alto honor el cargo del Defensor de la Ciudad sería motivo para festejar, porque podría ser la muestra de un amor cívico digno de exaltar y un sentido de pertenencia comunitaria que nos tendría que enorgullecer como platenses.

Pero la realidad es otra totalmente distinta. Una vez más y diciéndolo de manera clara: no va a resultar electo un vecino común, sino uno que conozca mejor los pasillos municipales que su propia casa. Ahí está la diferencia.

Hasta el momento la ordenanza se está cumpliendo desde que se abrió el mecanismo de elección, o sea primero convocando a la Comisión de Enlace, luego llamando a los interesados, ahora es el tiempo de posibles objeciones y después se seleccionará una terna que va a terminar siendo la que elijan entre los 24 concejales.

En el medio las roscas son intensas, y se hacen cálculos para ver cuándo se votará, aunque todo parece indicar que será después de las elecciones del 27 de octubre con el resultado local sobre la mesa.

Llamó la atención que el oficialismo anotó a varios funcionarios municipales, aunque voceros de la Comuna dicen que “se inscribieron solos, no se mandó a nadie”. Pero todo hace presumir que es parte de una fuerte interna en el interior del garrismo en donde hay anotados allegados a tres dirigentes poderosos como son el secretario de Coordinación, Oscar Negrelli, su par de Espacios Públicos, Marcelo Leguizamón, y el de Gobierno y candidato a concejal, Nelson Marino.

La oposición más ligada al peronismo también tiene algunos allegados que se inscribieron, y en la grilla hasta hay un reconocido abogado radical que seguramente tenga la posibilidad de contar con la simpatía de ediles del centenario partido.

Algunos colegas periodistas, e inclusos también referentes opositores se atrevían a deslizar de manera irónica: “parece que Cambiemos aceptó el resultado electoral y se prepara para ser oposición, por los funcionarios inscriptos”.

Las primeras conclusiones indican que cuando se vote seguramente el oficialismo actual conseguirá una victoria “pírrica” para imponer a su candidato, porque los números en el Concejo Deliberante le son favorables al menos hasta el 10 de diciembre, pero quedarán heridos por todos lados, incluso en su misma interna que ya es declarada; y la oposición va a levantar la voz objetando formas de elección y hasta incluso nombres.

Que bueno sería, aunque sea, que en estos días conozcamos qué propone cada uno de los candidatos a Defensor Ciudadano si lo eligen, de qué manera se van a vincular con sus representados, cuál será la relación con el intendente de turno, con los concejales, con las empresas de servicio público de la Ciudad, entre otras cuestiones que deben estar a la altura del momento.

Pero mientras la política pulsea, en el amplio corredor del medio habrá decenas de vecinos que tuvieron la buena voluntad de conseguir avales e inscribirse, pero nunca van a ser considerados por una corporación que se cree cada vez con más privilegios.


 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS