miércoles 20 de noviembre de 2019 - Edición Nº1336
Impulsobaires » La Plata » 3 nov 2019

La semana

Panorama Político Platense: Ganó el más pragmático, y la Ciudad no será Caracas ni Chicago del 29

La victoria del intendente Julio Garro el domingo pasado no fue sorpresiva, aunque es cierto que la diferencia fue algo mayor a las proyecciones por motivos que se van a analizar en esta nota. El alcalde tendrá un doble rol en los próximos años, como ejercer la jefatura local y ayudar a construir una alternativa provincial. El peronismo está en llamas, y los pases de facturas no tardaron en llegar. Contamos lo que va a venir en ambos espacios.


Por: Fabricio Moschettoni, editor de ImpulsoBaires / Twitter @FMoschettoni

Para los seguidores de esta columna el triunfo de Julio Garro el 27 de octubre no les habrá parecido sorpresivo en ningún momento, y vale repasar algunas cuestiones importantes que hacen a esa apreciación.

En reiteradísimas oportunidades en lo que va del año sostuvimos que el nuevo intendente sería el dirigente más pragmático en la carrera, y que Garro tenía esa condición, aunque debía apelar a su carisma personal como arma importante, una virtud que los políticos que la poseen la incorporan en la mismísima cuna, puesto que no se hace en ninguna academia, ni en sesiones de coaching, ni menos mediante influencias ´duranbarbistas´. A la misma vez, advertíamos que no había opositor que despierte ese interés particular.

Hasta las PASO, la campaña local estaba regida exclusivamente con el manual de estilo de Juntos por el Cambio, cuya falla central es que nunca se adapta al territorio, y entonces ahí empieza el primer inconveniente.

El 11 de agosto por la noche, los números locales para la boleta amarilla eran levemente inferior a las encuestas que en ImpulsoBaires.com.ar veníamos manejando, y allí se veía que Garro lograba 37 puntos, aunque en los papeles previos teníamos 41 por ciento, pero observábamos un raro desfasaje en lo conseguido por los cinco precandidatos del Frente de Todos, en donde la cuenta mostraba 47 por ciento cuanto en nuestras encuestas privadas teníamos 35 o 36, por lo tanto tuvimos que estudiar la falla.

Pasaron los días y empezamos a notar en el estudio  que hicimos circuito por circuito que el problema mayor lo mostraba un poderoso aparato montado en el Frente de Todos en donde a nuestro criterio se habían movilizado entre 7 y 10 puntos, algo así como 40 mil votos más o menos que fueron trasladados en autos y otros vehículos, y lógicamente quien resultara ganador de la contienda no iba a tener capacidad de replicarlo salvo que la noche misma de las PASO ese espacio hubiese comenzado a saldar la interna.

Hasta allí ya podíamos adelantar lo que fuimos haciendo en esta columna, o sea que existiría un final reñido ente Garro y Florencia Saintout en el segmento de los 40 puntos, pero lógicamente esperábamos que entre los dos existieran alrededor de tres o cuatro puntos de diferencia, porque en esos tiempos analizábamos que el presidente Mauricio Macri podría llegar a retroceder levemente, mientras que el presidente electo Alberto Fernández podría profundizar la diferencia, y que todo lo que el acalde recuperara en el plano local y su adversaria perdiera en el camino podría no ser suficiente para la victoria del oficialista. En rigor esa era la única duda hasta treinta días antes de las elecciones generales.

La sorpresa no ocurrió el 27 de octubre, sino que se fue dando a medida que avanzaban las marchas del “Sí se Puede” y sobre todo la monumental concentración del millón de personas en el Obelisco porteño el sábado 19, y que terminó marcando un fin de semana espectacular para el presidente Mauricio Macri porque al día siguiente tuvo el debate de candidatos en donde ratificó su crecimiento al superar en el mismo al presidente electo.

Por lo tanto, sobre ese fin de semana clave y días posteriores, estudios privados nos iban marcando un cambio de tendencia, y Macri empezó a escalar posiciones. Un informe reservado al que accedimos la semana previa a las elecciones correspondiente a una ciudad del centro de la provincia de Buenos Aires nos marcaba un crecimiento de Macri de 12 puntos entre las elecciones PASO y el fin de semana del Obelisco, por lo que las luces de alarma se encendieron y comenzamos a notar que no se trataba de un fenómeno localizado, sino que esa recuperación se estaba dando en todos lados con diferentes guarismos. En paralelo, informes reservados de CABA marcaban la misma tendencia, y trabajos que tenía el propio equipo de campaña local de Juntos por el Cambio por un lado, y este medio por el otro daban cuenta de una “tenencia favorable a Julio Garro”, así en esas cautelosas palabras se titulaban los ´papers´ no difundidos masivamente.

Finalmente, el domingo pasado al abrir las urnas en la Ciudad, se podía observar que Mauricio Macri pasó de 36 por ciento en las PASO a 43 en las generales (+ 7 por ciento).
Este marco introductorio nos permite entender cómo el papel de Mauricio Macri fue determinante para la recuperación de varias intendencias y la conquista de una importantísima cantidad de bancas en Concejos Deliberantes, Legislaturas y el propio Congreso que hacen que Juntos por el Cambio tenga un potencial enorme de futuro.

Macri se acordó tarde de cambiar, y si hubiese escuchado al radical Ernesto Sanz y a varios de sus correligionarios hace tres años seguramente hoy la historia sería diferente. Una cuestión importantísima nos dijo este sábado en nuestro ciclo “Transición 96”, por Radio 96.7, el diputado nacional Daniel Lipovetzky, un hombre platense que desde el 10 de diciembre será diputado provincial electo por la Séptima Sección Electoral (centro de la Provincia): “en Juntos por el Cambio no nos hicieron caso cuando con Emilio Monzó planteábamos que había que ampliar la base e incorporar más peronismo y hacer más política, cosa que hace por lo menos dos años no se implementa. Cuando llegó Miguel Pichetto fue importante, pero ya era tarde porque no le dimos tiempo para que acerque a más sectores de un peronismo que en ese momento estaba en avanzado estado de unificación”.

En las dos instantáneas que se relatan en el párrafo anterior se describe una misma realidad: los radicales hace tres años reclamando más política, y el ala peronista del Pro con el eje Monzó – Lipovetzky, diciendo exactamente lo mismo. 

“Es la política, estúpido”, podríamos remarcar utilizando aquella frase de James Carville, el asesor demócrata que le pegó un papelito en la puerta de la oficina del entonces candidato Bill Clinton, aunque originalmente rezaba: “the economy, stupid” (¡Es la economía, estúpido!). En los noventa, con la economía Clinton le ganó a George Bush (padre), y en estos tiempos con política Macri hubiese seguido siendo presidente.

 

La cuestión local

Los días siguientes al 11 de agosto, Julio Garro repasó la elección que hizo en las PASO, y seguramente nunca se podía imaginar que Macri iba a recorrer todo el país “haciendo política verdadera” y recuperando terreno, por lo que tenía que salir de manera urgente con un esquema local y aprovechar toda la potencialidad del último año y medio de su gestión.

El alcalde tenía puntos importantes para mostrar, pero hábilmente optó por colocar en escenario y como tema excluyente la inversión en obras hidráulicas, una cuestión muy sensible, y hacerlo fue de una astucia pocas veces vista. Recuerden que Garro repetía: “las obras que no se ven no dan votos pero salvan vidas, y nosotros elegimos salvar vidas”, y en ese juego de palabras se nota que verdaderamente esas obras dan votos porque la gente las defiende y las prefiere, pero la tarea comunicacional fue resaltar que ellas se hicieron, son concretas y que las hizo esta gestión, o sea el alcalde. ¡Las obras están!.

En ese marco de campaña inteligente focalizada con el principal tema que aflige a los platenses cada vez que llueve desde el 2 de abril del 2013, Juntos por el Cambio empezó la recuperación local. Incluso, el diluvio que afectó entre el 12 y el 14 de octubre, en donde en paralelo la Ciudad recibía a más de 200 mil personas para participar del “34 Encuentro Nacional de Mujeres”, sirvió para demostrar que ahora el distrito está preparado para eventos de magnitud y asistirlos con efectividad.

Mientras el oficialismo hizo la campaña más perfecta en la historia de las elecciones locales, la oposición encabezada por la camporista Florencia Saintout era un océano de dudas y contradicciones que se pueden resumir en el concepto de aislamiento ideológico de la ex Decana de Periodismo acostumbrada a representar alternativas radicalizadas que pueden tener éxito en algún ámbito universitario, pero son refractarias para el conjunto de la sociedad.

 

Virtudes de la campaña de Garro

1 – Municipalizar a tiempo, y mostrar aciertos de gestión colocando en primer lugar la increíble inversión hidráulica.

2 – Mostrar el éxito del Fondo Educativo que invirtió como promedio durante la gestión del actual intendente $ 302.000 por día en construir establecimientos educativos y refaccionarlos, cuando durante la administración de Pablo Buera esos fondos se utilizaban para solventar festivales, banquetes y aventuras frívolas.

3 – Mostrar el éxito del SAME, que ahora tiene 16 o 17 ambulancias con varias bases operativas, y en 2015 había un solo móvil que encima estaba en Ensenada.

4 – Mostrar la histórica inversión en luces LED que se fue desplegando en tiempo récord, y contar que ese programa surge porque cuando se estaban colocando las mil cámaras de seguridad con tecnología súper HD no se lograba un 100 por ciento de rendimiento por la mala iluminación de la Ciudad debido al estilo amarillento de las luminarias.

5 – Asumir como error el funcionamiento de las delegaciones municipales, y ofrecer un replanteo del sistema, además de subrayar que los próximos cuatro años el esfuerzo central estará en desarrollar barrios y localidades para empezar a achicar la brecha en calidad de servicios ente centro y periferia.

6 – Ampliar la base de sustentación local incorporando a cuadros provenientes del peronismo en localidades estratégicas.

7 – Darse un trabajo con los extranjeros, una cuestión que en las PASO no sucedió. Ayudó el apoyo de José Luis Chilavert mediante un mensaje a la comunidad paraguaya.

8 – Hacer girar la elección con la frase “me importa la Ciudad, y no tu Partido”, porque a medida que se instalaba iba calando en la mentalidad de los ciudadanos. Garro logró despolarizar y por lo tanto despegarse del concepto nacional macrismo – kirchnerismo.

9 – Concurrir al debate organizado por el Colegio de Abogados, y pedir definiciones a su contrincante principal que dejó la silla vacía. Instalar durante esa semana que el intendente como vecino quería saber qué iba a hacer Saintout si era electa con temas centrales como el Fondo Educativo, SAME, COEM (Comité Operativo de Emergencias Municipal) y obras hidráulicas complementarias que aún faltan.

10 – Participar de cada radio comunitaria que lo invitaba, ir a pequeñas reuniones religiosas, acudir al encuentro de grupos minúsculos de vecinos y en cada caso romper el protocolo de un Jefe Comunal, o sea que se quedaba todo el tiempo que fuese necesario.

11 – Haber realizado un encuentro con más de 25 instituciones profesionales claves de la Ciudad en donde se abordaron temas sensibles del sector y dejar plantado el compromiso de reactivar un Consejo Consultivo que deberá refrendar el Concejo Deliberante. El evento tuvo como protagonista en la organización a la senadora electa Florencia Barcia, una referente de sectores independientes quien silenciosamente hizo un trabajo importantísimo recorriendo una amplia cantidad de entidades profesionales.

12 – Cortar de plano con los egos lógicos de las campañas electorales, en donde el resto de los candidatos de la lista quieren tomar protagonismo. Esta campaña tuvo un solo nombre: Garro, y ese fue un contundente acierto.

13 – Alinear internamente una tropa difícil, con muchas internas y problemas entre sí (hay funcionarios claves que no se toleran entre ellos mismos y lo expresan públicamente). Hubo un día especial en el medio del camino, un día en el que Garro los encolumnó haciéndoles entender que ganar era posible, pero que dependía en cierta parte de ellos mismos.

 

Problemas de la campaña de Saintout

1 – La candidata no consiguió seducir al electorado de sus adversarios internos, y nunca se la asoció con el peronismo, sino más bien con la facción “La Cámpora” y su pasado reivindicando a dictadores como los venezolanos Hugo Chávez y Nicolás Maduro, premiando a Hebe de Bonafini o al caudillo populista y presidente de Bolivia Evo Morales, y exhibiéndose con el ex líder de Quebracho, Fernando Esteche. Asimismo, dejar participar en el acto de cierre de campaña en el Paseo del Bosque a parte de la familia del sindicalista de la UOCRA que está detenido, Juan Pablo “Pata” Medina.

2 – El Partido Justicialista local no tuvo fuerza para articular un proceso de unidad, y eso se debe tal vez porque el presidente Luis Lugones tenía en las PASO a su propio candidato, como fue el diputado Guillermo Escudero. A diferencia del PJ de Berisso, que sí logró la unidad y consiguió triunfar, el partido a nivel platense parecía una línea interna.

3 – Hacer caminatas y eventos solo con personas de su confianza, y cuando tuvo el acierto de planificar actividades con el Frente Renovador y más precisamente con el ex concejal José Arteaga y así penetrar en sectores medios, inexplicablemente dejó de hacerlo de la noche a la mañana.

4 – No asistir al debate de candidatos que organizó el Colegio de Abogados pensando que no sería de interés para los platenses, cuando la realidad indicó que más de cien mil ciudadanos estaban expectantes del mismo ya sea por transmisiones de portales de internet o de la TV local y nacional.

5 – No asistir a invitaciones de los medios de comunicación de la Ciudad de La Plata, y tener el peor equipo de comunicación de los últimos 36 años en donde hubo maltrato y desconsideración para un sector del periodismo que no comulgamos con idearios chavistas, populistas y fascistoides, y tenemos marcada tendencia liberal como el caso de este columnista en particular.

6 – Creer la consigna central de que “la ola los pone, la ola se los lleva” como si eso fuese una frase bíblica.

7 – Atemorizar a la ciudadanía con “fake news” como la que promocionaron desde sus propias cuentas oficiales de un video que mostraba una vieja inundación de la zona del Hospital de Niños diciendo que correspondía al 13 de octubre. La operación que surgió de una cuenta de Saintout duró apenas unos minutos porque quedó descubierta por los propios vecinos del Parque Saavedra que empezaron a comentarla con desagrado en sus grupos de Whats App, y en paralelo ese caso se reprodujo por este portal con un efecto nacional que se propagó a la inmediatez.

8 – No lograr inserción social I. Una prueba de ello fue un encuentro de profesionales organizado por sectores del Colegio de Técnicos, pero no había entidades representativas.

9 – No lograr inserción social II. Realizó un encuentro con empresarios de turismo supuestamente, y no estaba ninguno de los principales articuladores locales. Solo algunos pequeños empresarios amigos de su causa y algún medio de comunicación fascinado por sus ideas extremas.

10 – Haber estudiado muy poco la historia de la Ciudad, y encima de lo poco que leyó no entendió absolutamente nada de la misma.

11 – Maltratar a sus “compañeros” una semana antes de las elecciones cuando su campaña los expulsó de grupos de Whasts App de subcomandos, porque creía que había infiltrados que espiaban el proceso de fiscalización.

12 – Organizar una agenda ideológica, paseando por la Ciudad a personajes “setentistas” que hablaban de un pasado lejano que a los platenses les importaba mucho menos que los temas del futuro.

13 – Haber dado la espalda a un acto masivo para seducir al peronismo, como por ejemplo el 17 de Octubre - Día de la Lealtad. El PJ local lo quería hacer en Plaza Moreno, pero el camporismo exigió que sea en la sede del partido, a puertas cerradas y sin mucha trascendencia.

 

Lo que viene para Garro

Ahora, el alcalde local deberá formar hacia el 10 de diciembre un gabinete que tenga flexibilidad como para entender los tiempos por venir, en donde habrá mucho diálogo con las administraciones provincial y nacional para conseguir apoyos hacia la Ciudad.

En cuanto al gabinete, durante la semana se mencionaron nombres por todos lados y ya empezaron los primeros movimientos entre armadores garristas, aunque hay demasiadas operaciones y nada de realidad.

Seguramente, en el momento indicado, el propio intendente sorprenderá con el staff que pretende para encarar su segundo mandato. Al estilo Garro, a esta altura esos nombres y roles solo están en su cabeza.

El alcalde, en un nuevo formato, tendrá que distribuir su tiempo entre gestionar la Ciudad cumpliendo gradualmente con las promesas electorales, y a su vez asumir un rol importantísimo que tendrá desde Juntos por el Cambio en toda la provincia de Buenos Aires, ya que se convirtió en el único intendente de una capital de provincia que soportó la racha de caídas en efecto dominó que el oficialismo venía acumulando desde hace un año.

El jueves pasado Garro fue el organizador de una reunión del Foro de Intendentes de JxC, reuniendo a más de sesenta de sus pares de toda la Provincia y recibiendo a la gobernadora María Eugenia Vidal con un emotivo abrazo.

El encuentro tuvo pasajes ríspidos, pero hay que estar atentos porque de allí podrían surgir liderazgos provinciales a futuro, y el mismísimo alcalde platense puede ser uno de los nombres naturales que comiencen a instalarse.

 

Lo que viene para el Frente de Todos

Los más cercanos a Saintout empezaron a pasar facturas, mientras que otros organizaron un evento el viernes en Melchor Romero en donde un poderoso sindicalista del sector bancario habría dicho “hay Florencia para rato”, pero por lo bajo varios murmuraban que lograr eso es más difícil que revivir a Dardo Rocha.

El jueves, en el programa Ciudadanos, que se emite por Somos La Plata, el presidente del PJ Luis Lugones fue preguntado sobre los peronistas que habría jugado “para atrás”, a lo que el veterano dirigente dijo: “eso no ocurrió, yo no tengo conocimiento de ningún caso”.

En los últimos días la que tuvo nuevamente un rol protagónico fue la concejal Victoria Tolosa Paz, -a quien se menciona para una importantísima secretaría vinculada con la acción social directa de la gestión de Fernández-, y dijo que ella consideraba que había que felicitarlo a Garro “porque hizo una muy buena elección”, lo que irritó al camporismo cuya candidata nunca saludó al ganador de la contienda.

Precisamente en los tiempos que vienen para el Frente de Todos, Tolosa Paz tendrá un rol preponderante y posiblemente sea la referente que se pare con más posibilidades de ser la candidata a intendente en 2023. Ya son muchos los que razonan que si ella hubiese triunfado en las PASO últimas es posible que hoy la Ciudad de La Plata quedara en manos del peronismo. Ese eje también fue repetido por garristas a más no poder.

El senador electo Omar Plaini se diferenció de la campaña local, y dijo que la lista de senadores provinciales que él lideró mantuvo los guarismos de las PASO, y sugirió revisar el tema de la candidatura local.

Y en esa línea se observa un enojo de sectores gremiales con Saintout, sobre todo luego de que una semana antes de las elecciones llegara a La Plata el poderoso sindicalista Hugo Moyano y en un acto organizado por Plaini se molestó por el faltazo de Saintout: ¿Y donde está Florencia?, dijo de modo irónico. Versiones no confirmadas aseguran que después de ese momento hubo una reconsideración de sectores gremiales con respecto a la campaña local, y una automática mirada hacia el actual inquilino de calle 12. ¿Existieron llamadas telefónicas de alto nivel?.

Entre los ultrakirchneristas locales dicen con preocupación que el “PJ línea dura” cortó boleta y que fue tan fuerte que no solo favorecieron a Garro sino que  también a los senadores de JxC, y agregan que a eso le deben sumar el rechazo a Saintout de votantes del ex juez Luis Arias, situación que se pudo comprobar en mesas electorales del centro de la Ciudad, en donde quitaban de la sábana a Florencia, y en su lugar ponían a la izquierdista Luana Simioni

El año que viene los peronistas locales deberán elegir la nueva conducción partidaria, y varios observadores dicen que no será una interna mas porque habrá muchos interesados en ocupar el lugar de la actual jefatura peronista, a la que tildan de “funcionar solo para un sector” y de “incapaz de haber logrado la unidad”. Y ahí surge de nuevo el nombre de Tolosa Paz como la más influyente para hacer un esquema partidario “renovado y competitivo”.

Otro tema en consideración apunta a la interna del bloque del Frente de Todos para elegir conducción. Algunos aseguran que habría una promesa de campaña para que el alakista Norberto “Chucho” Gómez la ejerza, pero otros dicen que dado un resultado adverso tan contundente tienen que rediscutir el tema.

Línea de advertencia: En el camporismo del oeste del distrito empezaron a sacar cuentas para el año próximo y dicen que buscarán dar pelea con la elección de delegados comunales.


Hasta el próximo domingo.
 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS