lunes 11 de noviembre de 2019 - Edición Nº1327
Impulsobaires » El Mundo » 5 nov 2019

Crisis

Líder opositor boliviano sale en avioneta militar en medio de una turba desbordada

El líder del opositor Comité Cívico de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, quien exige la renuncia del presidente de Bolivia, Evo Morales, abandonó hoy el aeropuerto internacional de El Alto, escoltado por la policía boliviana hasta abordar una avioneta militar, tras quedar bloqueado en esa terminal aérea por una movilización de adherentes al mandatario.


Por: Télam

Camacho y varios acompañantes fueron llevados a una zona militar del aeropuerto para regresar en avioneta a su ciudad de origen, Santa Cruz, explicó a los medios en La Paz el ministro de Gobierno (Interior) de Bolivia, Carlos Romero.

Camacho había viajado a La Paz con la intención de organizar una marcha y entregar a Morales una carta, una vez cumplido el plazo de 48 horas que los grupos cívicos dieron al presidente para presentar su renuncia por el supuesto fraude en las últimas elecciones, sobre las que ya hay abierta una auditoría.

El dirigente opositor, sin embargo, no pudo abandonar el aeropuerto por la presencia de un grupo de seguidores de Morales que, según el periódico El Deber, coreaban consignas como "los racistas no pasarán", informó la agencia de noticias DPA.

El Ministerio de Gobierno informó en un comunicado que de inmediato ordenó un despliegue policial "para garantizar y resguardar la vida e integridad física" de Camacho,

Según el Gobierno, el dirigente opositor estuvo hasta su partida en una zona segura, informó la agencia de noticias oficial ABI.

La ministra de Salud, Gabriela Montaño, por su parte, aseguró en su cuenta de Twitter que a Camacho "nadie en el aeropuerto de El Alto le tocó ni un pelo" y, en cambio, acusó al líder santacruceño de "gritar a funcionarios sin motivos".

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, solicitó a las autoridades bolivianas que se asegurara su "libertad de movimiento y circulación".

Los movimientos cívicos y ciudadanos liderados por Camacho acordaron anoche radicalizar la huelga ciudadana que se cumple desde hace 14 días en algunas ciudades bolivianas, con bloqueos en las instituciones del Estado y en las fronteras del país.

La oposición no reconoce el resultado de las elecciones del 20 de octubre que dio al presidente la victoria, y denuncia que hubo fraude a su favor por parte del órgano electoral.

Si bien inicialmente reclamaban una segunda vuelta, desde el pasado jueves determinaron exigir que se anulen los comicios y renuncie el presidente.

El órgano electoral realizó el pasado viernes la firma de los resultados que dan la victoria a Morales, un formalismo previsto en el cronograma electoral, y advirtió que no es posible anular los comicios como pide una parte de la sociedad boliviana.

El detonante de las sospechas de manipulación del voto fue el día después de la votación un repentino cambio de tendencia del cómputo provisional, que pasó de prever una segunda vuelta entre Morales y el opositor Carlos Mesa a augurar un triunfo en primera ronda del mandatario boliviano.

En medio de la tensa atmósfera política, hoy la Federación Boliviana de Fútbol anunció la suspensión -por quinta vez consecutiva-, de una jornada del torneo Clausura.

El comunicado indica que la decisión fue tomada por la inestabilidad social que se vive en el país tras las elecciones.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS