miércoles 20 de noviembre de 2019 - Edición Nº1336
Impulsobaires » La Plata » 6 nov 2019

Panorama

Después de la derrota, el PJ platense se prepara para la gran batalla por la conducción partidaria

Luego de que el intendente Julio Garro le ganó de manera contundente a la candidata a intendente del Frente de Todos, Florencia Saintout, se generaron varias grietas dentro del Partido Justicialista platense, que van anticipando la batalla interna por la conducción partidaria. El bruerismo se resiste apuntalando al diputado Guillermo Escudero, el camporismo busca culpables, y Victoria Tolosa Paz recobra fortaleza.


Por: Redacción

Las agrupaciones que rodean a Florencia Saintout, en particular La Cámpora, juraron venganza por el contundente operativo de corte de boletas que dejó a la diputada sin ninguna chance de pelearla la intendencia a Julio Garro. En los mentideros políticos aseguran que nunca existió en el peronismo un registro tan fuerte de corte hacia un candidato local.

Los seguidores de Saintout se refugian en pequeños mitines, en donde asisten los más radicalizados y la rueda de auxilio que supieron conseguir: el Frente Renovador, y en la oportunidad se dan aliento para seguir mientras que fuera de micrófono no para de hacer listados de supuestos “traidores” a los que apuntan como los responsables de que Julio Garro haya llegado casi al 49 por ciento de las preferencias vecinales, una marca que lo hizo sumar al menos ocho puntos con respecto a la elección que lo coronó intendente por primera vez en el año 2015.

Mientras tanto, otros sectores del PJ buscan sacarse el mote de “perdedores” y quieren despegarse de Saintout, como por ejemplo el senador electo y hombre del sindicalismo, Omar Planini, que sostiene que la lista de legisladores que lideró obtuvo el mismo porcentual que en las PASO.

En varios ámbitos del Frente de Todos local buscan argumentar, como una especie de consuelo, que la remontada de siete puntos del presidente Mauricio Macri fue lo que realmente los dejó sin posibilidades reales, y en cierta forma es verdad, tanto como que también lo es que el operativo “tijera brava” funcionó a la perfección.

Otro caso se produjo en los pasillos municipales, en donde algunos dicen que se vio al círculo cercano a Lorena Riesgo, candidata a senadora en segundo lugar por el Frente de Todos, decir supuestamente que la Ciudad tiene “el 51 por ciento de gorilas”, algo así como las fallidas declaraciones del cantante Fito Paez cuando en 2011 disparó desde la bronca: “da asco la mitad de Buenos Aires”, en oportunidad que el actual presidente Mauricio Macri había obtenido en un 47 por ciento de los votos. Salvando la diferencia entre un caso y otro, porque Lorena tan solo fue un “riesgo” para los frente públicos y privados que destrozó con sus pintadas, y Fito un gran artista popular.

En el medio, la concejal Victoria Tolosa Paz había declarado a un sitio de noticias platenses que ella consideraba que había que saludarlo al intendente Julio Garro “porque hizo una gran elección”, despegándose de la posición de Saintout que nunca hizo el llamado al Jefe Comunal para felicitarlo por su gran victoria.

Y en la misma dirección hubo otras expresiones como las del diputado Guillermo Escudero, que se diferenció de Saintout al decir que él “hubiese concurrido al debate” de candidatos, que fue seguido por alrededor de 100 mil platenses y se registró el triste caso para la democracia en donde hubo una silla vacía, la que dejó la candidata camporista.

En tanto, ayer por la tarde en un acto en la ONG Las Mirabal (foto), justamente Escudero sorprendió con declaraciones muy fuertes en donde anticipó de alguna manera que el bruerismo no está dispuesto a abandonar la jefatura partidaria que hoy ocupa el histórico Luis Lugones, y dijo: “el peronismo de La Plata necesita cada vez más unidad. Necesitamos más humildad y más militancia al lado de los vecinos. Los peronistas de la ciudad tenemos pendiente recuperar el gobierno en La Plata y hoy empezaremos un camino de unidad, humildad y trabajo que nos lleve a ese objetivo”.

Y agregó: “lo que une es el trabajo, el esfuerzo y el valor de la palabra".

“El peronismo va a volver a gobernar la ciudad de La Plata por la fuerza implacable de la militancia, por la unidad del gran espacio nacional y popular que tenemos en nuestros jóvenes y trabajadores y por los cuadros técnicos que aportan su capacidad al servicio de este proyecto de ciudad integrada que vamos a construir”, concluyó Escudero mientras no ahorraba críticas a Juntos por el Cambio.

Tolosa Paz hacia afuera

Mientras toda esa refriega interna se potencia, la concejal Tolosa Paz hizo un giro y mantuvo una reunión con Marcos Actis, vicepresidente institucional de la UNLP (foto), en donde hablaron del compromiso de esa Casa de Estudios para sumarse en acciones contra el hambre en la región, y asimismo estuvo visitando trabajos sociales en grupos vulnerables de diferentes barriadas.

Liga de perdedores en el Frente de Todos

La fila de los perdedores en el Frente de Todos es bastante larga, pero la principal figura es Saintout y un espacio que se encapsuló en su jefatura de campaña, en donde también se termina sumando el líder de La Bancaria, Federico Bach, y el ex concejal José Arteaga, del Frente Renovador. Y ese costo salpica hasta el propio presidente de la UNLP, Fernando Tauber, porque se dice que su entorno reunió unos días antes de las elecciones a decanos “amigos” para decirles que “Florencia está un punto abajo, y hay que hacer esfuerzo para que gane”.

Entre los perdedores rotundos también se encuentra la Agrupación Evita, que lidera Santiago Martorelli y que tenía como postulante a concejal a Paula Lambertini y como candidata al Senado a la polémica Riesgo.

Martorelli, ex jefe de Gabinete de Pablo Bruera, es cuestionado por ex compañeros suyos de gabinete, por “crear internas todos el tiempo, y haber tenido un pésimo desempeño durante la tragedia del 2 de abril del 2013”.

Unos días antes de las PASO, Martorelli se despachó a  gusto haciendo una crítica económica al Gobierno de Cambiemos, pero el jefe de Gabinete local, Oscar Negrelli, lo terminó silenciando al replicarle: "vos no eras jefe de gabinete de la gestión Bruera y usaban el fondo educativo para recitales? Mostrar la inversión en tu gestión en el uso de ese fondo y lo comparamos con la actual". 

En rigor, varios le achacan a Martorelli la responsabilidad de la pésima utilización del Fondo Educativo hasta el año 2015, en donde hubo cero inversión en escuelas que se caían a pedazos mientras que esos recursos se utilizaban en recitales y banquetes frívolos.

En tanto, figuran en un punto neutro otros referentes como Luis Arias, de Patria Grande, que tuvo una muy buena performance en las PASO e incluso el día después de las primarias pudo lograr una foto “de la unidad” entre los cinco precandidatos a la jefatura comunal, aunque sus acciones se diluyeron rápidamente. Y en la misma condición se ubica Federico Martelli, quien se manifestó orgánico y acompañó a Saintout pero no habría tenido gran poder de decisión del rumbo de la campaña local.

Otro gran perdedor fue la conducción del PJ local, que no pudo controlar a su candidata a intendente, y que quedó envuelto en una pulseada por La Cámpora hasta para ubicar el lugar de realización del acto del Día de la Lealtad, del 17 de octubre. A pesar de que su presidente, Luis Lugones, quería hacerlo en Plaza Moreno y al aire libre, los camporistas le torcieron el brazo y lo tuvo que realizar a puertas cerradas en la sede partidaria.

Entre los ultra K dicen que los brueristas “no quisieron quedar involucrados en el escándalo de la campaña local y que por eso se esforzaban con sobreactuaciones, como algunos volantes en donde se mostraba una foto de Escudero con Saintout, e incluso una actuación de Mariano Bruera en 7 y 50 portando un cartel de la candidata local en los semáforos”. Este último caso, el del hermano de Pablo Bruera, tiene interpretaciones disímiles, y unos dicen que se trató de un buen gesto militantes, mientras que otros suponen que fue casi una burla hacia la candidata chavista.

 

La estratégica conducción partidaria

Con un bruerismo en estado de atomización interna aunque con voluntad de seguir dando pelea para retener la conducción partidaria el año que viene, en el camporismo juntan fuerzas para desafiarlo y arrebatarle el lugar.

Pero en el medio cada vez con más insistencia se menciona a Tolosa Paz, y dicen que luego de las PASO en donde perdió apenas por algo más de mil votos con Saintout, quedó bien posicionada para acceder al control partidario e incluso para dar pelea por la intendencia de manera muy fortalecida en 2023.

Por eso, la pelea por el Partido el año que viene es clave, ya que quien gane va a tener la lapicera para armar la lista de legisladores de medio término, y ahí tanto Escudero como Saintout vencen su mandato como diputados provinciales, y el que quede afuera del reparto perderá el tren hacia la búsqueda de premio mayor, en cuatro años.

Ayer, en pasillos de la Legislatura provincial se decía que podría haber modificación de la ley que coloca máximo de reelecciones a intendentes, y más de uno señalaba que en La Plata se podría dar un interesante escenario tal vez con Garro de un lado y Tolosa Paz del otro.

Final abierto.
 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS