viernes 06 de diciembre de 2019 - Edición Nº1352
Impulsobaires » El Mundo » 23 nov 2019

Incertidumbre

Morales denuncia el arresto "sin pruebas" del vicepresidente de su partido en Bolivia

El ex presidente de Bolivia, Evo Morales, denunció hoy el arresto "sin pruebas" del vicepresidente del Movimiento al Socialismo (MAS), Gerardo García, y nuevas "persecuciones" contra dirigentes de su partido, así como acusaciones difamatorias contra su hija efectuadas por el gobierno de la autoproclamada presidenta interina, Jeanine Áñez.


Por: Télam

"Continúa la persecución de dirigentes. Sin pruebas ni argumentos jurídicos, arrestaron a Gerardo García, vicepresidente del MAS, al Ejecutivo de la FUL (Federación Universitaria Local) de la UMSS (Universidad Mayor de San Simón), Carlos Juchani y anunciaron orden de captura contra Wilma Alanoca", advirtió Morales en su cuenta de Twitter.

García fue detenido este jueves por la policía boliviana mientras viajaba en un vehículo en el centro de La Paz pero no se sabe de qué se lo acusa y su situación legal será evaluada por la Fiscalía, según el diario El Deber.

El Ministerio Público también emitió una orden de búsqueda y captura contra la ex ministra de Cultura Wilma Alanoca y el director de la Agencia de Gobierno Electrónico y Tecnologías de la Información (AGETIC), Andrés Laguna.

"Paren las detenciones ilegales e injustas", insistió Morales desde México, país que le brindó asilo.

El ex gobernante rechazó también las acusaciones de enriquecimiento ilícito contra su hija Evaliz, a las que calificó como "una muestras más de la mentira" del "régimen de facto".

"Exijo que presenta una prueba del supuesto 'enriquecimiento ilícito' ¡Que más inventarán para intentar defenestrarnos!", expresó.

Morales se vio forzado a renunciar a la presidencia de Bolivia el pasado 10 de noviembre bajo presión militar y después de que la oposición denunciara que logró la reelección en los comicios del 20 de octubre de manera fraudulenta.

Tras presentar la renuncia se marchó al exilio en México y Áñez se proclamó a la cabeza del Poder Ejecutivo durante una sesión parlamentaria sin quórum y con la promesa de llamar a elecciones en el menor tiempo posible.

Los disturbios, enfrentamientos, actos de violencia y represión desde el estallido de la crisis dejaron en Bolivia una resultado de más de 30 muertos.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS