jueves 18 de agosto de 2022 - Edición Nº2338
Impulsobaires » La Plata » 24 nov 2019

La semana

Panorama Político Platense: Marcha todo con el localismo como norte

La semana corta platense tuvo bastante efervescencia en el plano político. Por estos días se aguarda conocer el gabinete que acompañará al intendente Julio Garro desde el 10 de diciembre, y también el proyecto de Presupuesto 2020. En el opositor Frente de Todos la ex candidata a intendenta, Florencia Saintout, sigue un peregrinaje violento y sin hacer autocrítica mientras que buscan definir la jefatura del bloque de concejales y todos miran las elecciones partidarias del año próximo.


Por: Fabricio Moschettoni, editor de ImpulsoBaires / Twitter @FMoschettoni


El intendente Julio Garro seguramente el 19 a la noche se fue a dormir feliz porque logró imprimir una vez más el sello “bien platense” cuando los festejos por el 137 aniversario de la Ciudad fueron presenciados por doscientas mil almas en una jornada sin incidentes. En ese marco, un punto importante lo habrá sumado a su favor el programa FLAP (Festivales La Plata), que funciona hace alrededor de un año organizando eventos como auto cine y recitales en espacios públicos pero que hasta esta oportunidad no se le dio demasiado crédito, y también los aplausos tienen que ser para el SAME y todo el dispositivo de seguridad que actuaron en momentos justos y de forma ejemplar.

Ese martes hay que tenerlo muy presente porque puede significar el punto de partida para entender lo que será la segunda gestión de Julio Garro, en donde el localismo actuará como eje central de su accionar en todas las disciplinas, por lo que seguramente cuando cite uno por uno a los nuevos  funcionarios de su gabinete palabras más, palabras menos, les va a decir desde la cabecera de su mesa en el Palacio Municipal: “quiero que trabajes pensando en cada peso porque tenemos que invertir sin equivocación los recursos del presupuesto, no quiero que haya distracciones ni excesos, te necesito full time en la función, y pensá en los barrios por sobre todas las cosas”. Esa imaginaria frase de Garro es la síntesis perfecta de lo que el mandatario buscará de su equipo, según lo que evalúa esta columna.

Por estos días hubo una maraña de nombres dando vueltas para ocupar tal o cual casillero municipal, pero todos partieron de especulaciones o intentos de posicionar dirigentes, aunque la única realidad fue el pedido de renuncias de todo el gabinete que estarán en el despacho del secretario Coordinador, Oscar Negrelli, en las próximas horas y que tendrán como fecha el 9 de diciembre. Mientras tanto, Julio Garro piensa cuál es su equipo de colaboradores más acertado teniendo en cuenta que las cosas cambiaron notablemente y para eso va a contemplar los siguientes puntos: a) Gobiernos nacional y provincial son del Frente de Todos, por lo que se necesitará pensar cada movimiento en función de esa realidad; b) la base política luego de las elecciones PASO se amplió notablemente en el oficialismo e interactuaron nuevos grupos políticos y sociales que le permitieron sumar 11 puntos estratégicos al Jefe de Estado para ganar la elección: “gente nueva que puede aportar mucho a la Ciudad. Eso significa que ahora somos más por lo tanto hay que integrar a todos”, repite Garro con convicción; c) hace varios meses que el alcalde esperaba el momento exacto para oxigenar su gabinete, sin generar tensiones internas, pero buscando renovación y más capacidad de respuestas (hay allegados de máxima confianza de Garro que creen que la gestión fue lenta. En esa dirección, el intendente ha considerado que debió estar encima de cada área para que rinda lo que se esperaba y no tenga altibajos).

Entendiendo el “a, b, c” anterior se puede imaginar el formato de gabinete que presentará el intendente en unos días: sumamente diverso, rápido de respuestas, y sin internismos que le generen fuerte desgaste (hubo funcionarios de alto rango muy conocedores del pasillo central del Palacio Municipal pero algo distantes de la esencia de su función).

Reiteramos desde esta columna que seguimos con la línea de no dar nombres por la sencilla razón de que hasta el sábado por la mañana no había ninguna confirmación y todo lo que va saliendo por otros lugares son especulaciones y operaciones generadas en muchos casos por sectores interesados. En la línea de informar con hechos o datos provistos por fuentes creíbles nos seguiremos manteniendo como nos caracterizó en estos doce años de la columna.

En tanto este fin de semana el Jefe Comunal ultimaba detalles con el Secretario Coordinador para ver más que nada cómo será el próximo organigrama, en donde, y tal como lo venimos anticipando, habrá áreas que se reconvertirán a efecto de generar más capacidad operacional.

Entre incertidumbres macroeconómicas se tendrá que presentar el presupuesto local

Por otro carril se piensa en lo que será el proyecto de Presupuesto 2020, una cuestión complicada en el sentido del marco global en el que se encuentra el país en donde no se sabe a ciencia cierta los siguientes puntos esenciales para confeccionar un presupuesto: a) inflación 2020, b) políticas salariales que pueda encarar el gobierno nacional próximo como por ejemplo posible “salariazo” o similares que van a terminar haciendo tambalear cualquier economía publica o privada, c) valor del dólar, d) crecimiento o decrecimiento económico, e) postura en obras públicas de las gestiones nacional o provincial, f) percepción de recaudación tanto en ingresos propios (tasas o impuestos locales) o fondos coparticipables, g)  erogaciones especiales (créditos o políticas de estimulación).

Pero la verdad es que más allá de los números de un proyecto de presupuesto enmarcado en una economía nacional que tendrá inflación de 40 o 50 por ciento en el 2020, un crecimiento económico tal vez mínimo e insuficiente, una política monetaria caliente con emisión excesiva, y en términos reales un cuadro con más egresos que ingresos, lo importante a saber será en donde marca lo urgente la gestión de Garro.

Posiblemente en el proyecto de Presupuesto se podrán ver dos temas importantes como por ejemplo cierta preponderancia a sostener desarrollos barriales y de localidades del distrito, y la posibilidad del fomento a pequeños y medianos emprendimientos productivos como por ejemplo el inicio del plan de créditos que el propio Garro prometió en su campaña. 

Esos dos ítems se pueden llevar gran parte del Presupuesto, además de la erogación del contrato de la basura y el 28 o 30 por ciento que cuesta la planta de empleados del Municipio.

La oposición en llamas: Saintout sigue chocando y abriendo frentes

Enojada y agresiva, la diputada Florencia Saintout sigue sin digerir la paliza electoral que tuvo el Frente de Todos en La Plata el pasado 27 de octubre. Su candidatura a intendente será recordada como uno de los peores perfiles que recuerde la historia de las campañas políticas de la capital provincial.

El jueves pasado, en el programa “Ciudadanos” que se emite por Somos La Plata, Saintout retornó a la escena mediática sin hacer autocrítica, diciendo que el peronismo sacó en La Plata valores altísimos de votos, pero culpó a un supuesto giro hacia la derecha de la sociedad platense que terminó beneficiando al intendente Julio Garro.

Además, dijo haber sido víctimas de operaciones de prensa fustigando nuevamente a parte del periodismo platense, al mismo que le canceló entrevistas en plena campaña y los dejó plantados esperándola para escuchar sus propuestas y puntos de vista.

Saintout, que fue decana de la Facultad de Periodismo pero la verdad que no se la registra como trabajadora de prensa o emprendedora de proyectos periodísticos privados, sigue pensando que el periodismo platense tiene que ser un “gran 678”, o sea una maquinaria con características fascistas para ensalzar a su propuesta y escrachar sistemáticamente con mentiras a sus adversarios. Ese es el modelo comunicacional que encabezó Saintout, el que cree y pregona, y el que de manera autoritaria impuso en una unidad académica que es pública, que se paga con los esfuerzos incluso de los sectores más necesitados de la sociedad.

Hace unos días protagonizó una muestra de su autoritarismo cuando por la red social Twitter agredió a la locutora Rosario Castagnet, una de las conductoras de la fiesta del aniversario de La Plata. El tema es muy grave porque hay que recordar que Saintout es una funcionaria pública con poder por el cargo que ocupa, y que además es parte de la alianza que gobernará el país y la Provincia, por lo que esa situación termina siendo un avasallamiento contra el más débil, en este caso una profesional de la comunicación. Hay que recordar siempre que el método de escrache por parte de un funcionario o poder público es asimilable con prácticas del nazismo en donde buscaban destruir a quienes identificaban como sus enemigos. 

Saintout no entendió que durante la última campaña no fue víctima de operaciones de prensa sino de verdades documentadas que mostraban su pasado. Sus actos con los dictadores venezolanos Hugo Chávez y Nicolás Maduro no fueron imágenes trucadas, existieron; los reiterados apoyos al ex jefe de Quebracho, Fernando Esteche fueron protagonizados por ella en primera persona y hasta publicados en medios oficiales de la Facultad de Periodismo; el exhibicionismo con Hebe de Bonafini fue de su atributo, y los reiterados homenajes a supuestos presos políticos como el ex vicepresidente Amado Boudeau llevan su propio rostro, entre otras tantísimas cuestiones incluso más graves que las enumeradas.

El modelo Saintout, que intentó hacer de la Facultad de Periodismo una Facultad de Populismo, no fue bien recibido en una sociedad progresista, moderada, y resistente a los extremismos que ella y su grupo político protagonizaron.

En tanto, por estos días el peronismo de La Plata debate la jefatura de bloque entre Ariel Archanco y Norberto Gómez, el primero apoyado por Saintout y el segundo tendría más cercanía al PJ tradicional. Independientemente de los avales de uno y otro, ambos aparecen como dos personas de diálogo que serán interesantes para el próximo tiempo político en la Ciudad.

Pero los verdaderos cálculos se están haciendo entre los diferentes grupos del peronismo para ver cómo será la interna partidaria del año próximo, y algunos aventuran con que el bruerismo y el camporismo podrían volver a sumar fuerzas, como lo hicieron el año pasado al presentar la fórmula Luis Lugones (bruerismo) presidente, y Ariel Archanco (La Cámpora) vice. Ahora, algunos aseguran que la edición renovada sería integrada por el diputado Guillermo Escudero (bruerismo) y Leandro “Chaucha” Quiroga (saintoutismo).

De todos modos, hay otros que piensan que el PJ debe renovarse y generar una propuesta a la altura del lugar en donde compiten, y por eso cada vez son más los que piensan en la concejal Victoria Tolosa Paz: “tenemos que ir por el electorado que nos falta para ganar, y para eso hay que entender a los vecinos. Si seguimos con propuestas refractarias vamos a seguir acumulando derrotas”.

Seguramente en el verano habrá conversaciones de todo tipo, y no se descarta una intervención política sobre el justicialismo local en donde operadores del presidente Alberto Fernández se involucren para conseguir una lista de unidad pero a la medida del “albertismo”: sin hermanos Bruera ni Saintout.

Datos nacionales con implicancia local: Radicales ya adoptan a Macri – Vidal y Larreta como sus líderes, y bajan el precio a los propios

Una encuesta de las consultoras Reyes – Filadoro y Numeral 8 a la que accedió ImpulsoBaires.com.ar muestran que a nivel nacional el 84 por ciento de los votantes de Juntos por el Cambio indica que la UCR deberá seguir siendo parte de la coalición, pero también dice que el 50 por ciento lo identifica al presidente Mauricio Macri como líder, en tanto que el 22 por ciento se inclina por María Eugenia Vidal, el 13 por Horacio Rodríguez Larreta, mientras que muy lejos en preferencias ingresan los radicales Alfredo Cornejo, con 7 por ciento, y Gerardo Morales, con 2 por ciento.

Esa situación está mostrando un dato preocupante para la dirigencia del centenario partido y es que del caudal de votantes radicales la gran mayoría busca referenciarse con Macri, Vidal y algo con Larreta, pero muy pocos con ellos mismos. 

En La Plata esa situación se viene dando hace un tiempo, y tiene que ver con la buena sintonía de Garro con diferentes grupos de radicales más allá de la formalidad del centenario partido.

En el caso local, el alcalde es identificado claramente por la mayoría de los radicales como un líder propio, y esa situación hasta lo hace prescindir de intermediarios u operadores que muchas veces venden paquetes que no tienen.

Hasta el próximo domingo
 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias