viernes 25 de septiembre de 2020 - Edición Nº1646
Impulsobaires » Sociedad » 20 ene 2020

Anticipo

Marchan con velas hasta la puerta del boliche y leen una carta para pedir justicia

Vecinos y turistas de Villa Gesell marcharon esta noche con velas encendidas hasta la puerta del boliche frente al que asesinaron a Fernando Báez Sosa y leyeron una carta de familiares, amigos y conocidos de la víctima para exigir justicia. Mientras tanto, el boliche sigue funcionando.


Por: Redacción

La movilización comenzó minutos después de las 21, en la puerta del local nocturno "Le Brique", situado en avenida 3, entre Paseo 102 y avenida Buenos Aires, en pleno centro de esa localidad balnearia.

Al frente de los manifestantes estuvo Virginia, la adolescente que la noche del crimen le practicó RCP a la víctima cuando esta yacía inconsciente en el suelo tras ser brutalmente golpeada.

La chica a través de un micrófono pidió por el cese de las violencia a la salida de los boliches y remarcó la importancia de hacer el curso de RCP.

Luego, Virginia leyó una carta firmada por "familiares, amigos y conocidos" del joven asesinado:

"Fernando es una de las personas más hermosas que conocimos y desafortunadamente, por culpa de otros que no saben sobre el significado de diversión, todo terminó en tragedia. Él siempre buscó hacer el bien al resto, nunca fue violento. No fue una pelea ni enfrentamiento: lo fueron a matar

"Fer siempre demostró cariño, compasión, humildad y todos aquellos los valores que se le pueden ocurrir a cualquiera, sin excepción alguna.

"Fue un ejemplo de superación para todos nosotros, y nos transmitió muchísimo en todo el tiempo que estuvimos junto a él.

"Va a estar siempre con nosotros en cada nueva etapa, y lo más importante es que lo vamos a tener cerca, sin nunca, nunca olvidarte.

"Hermanito, te amamos hoy y siempre. Gracias por todo a vos y a todos los que están y estuvieron acompañándonos sin excluir a nadie por su apoyo y esfuerzo que hace".

Tras la lectura de esta carta, una de las vecinas que convocó a la marcha pidió a la intendencia que decrete "un día de duelo" a raíz de lo ocurrido.

Después hubo un minuto de silencio y finalmente los manifestantes colocaron las velas encendidas sobre las escalinatas del boliche.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS